Melissa Etheridge: ‘Preferiría fumar marihuana con mis hijos adultos que beber alcohol’

Redacción Originales

Por: Taryn Ryder, Escritora, Yahoo Celebrity

Melissa Etheridge es famosa por ser una cantante-compositora ganadora del Premio Grammy, pero en fechas recientes, se ha hecho de un nombre como vehemente defensora del cannabis. La madre de cuatro hijos ha fumado marihuana de forma recreativa desde que tenía 21 años, pero no se enteró de sus beneficios medicinales hasta años después cuando luchaba contra el cáncer. Ha sido partidaria de la planta desde entonces.

“Parece que nuestra sociedad en cierto modo sufre una crisis de tecnología, una crisis en nuestra convicción sobre nuestra propia salud y que algo fuera de ello nos va a sanar”, le dijo Etheridge, de 55 años, a Yahoo como parte de nuestro reporte especial, “Marihuana y la Familia Estadounidense.

En el 2004, se le diagnosticó cáncer de mama y, durante el año siguiente, Etheridge se sometió a una lumpectomía además de cinco rondas de quimioterapia y radiación. Fue entonces que descubrió el cannabis como ayuda medicinal gracias a su amigo cercano, el cantante David Crosby.

“Le pregunté a muchos de mis amigos (que habían pasado por quimioterapia), ‘¿cuál es la experiencia? ¿qué haces?’. Y mi amigo David Crosby, fue el primero que dijo, ‘sabes, Melissa, tienes que consumir marihuana medicinal. Tienes (que probar) el cannabis. Así es como hay que hacerlo. De otro modo es demasiado difícil’”, recuerda Etheridge. Al principio, los doctores intentaron recetarle un esteroide, un analgésico –en total, alrededor de “cinco o seis medicamentos”– pero ella se rehusó.

“Dije, ‘no, voy a hacer esto de forma natural’”, explica riendo, “voy a hacer esto con esta planta cuyo efecto secundario es la euforia. ¡Creo que eso me parece bien si estoy recibiendo quimioterapia!”.

Foto:  Getty Images

No era el primer encuentro de Etheridge con la yerba, pues había fumado en ocasiones por diversión, pero “no con regularidad”, desde que tenía 21 años. “No tomaba alcohol y simplemente era mi forma de relajación”, comparte. Sin embargo, después de su primera ronda de quimioterapia, la opinión de la activista sobre la marihuana cambió para siempre.

“Fue una llamada de atención para mí”, declara. “Cuando la usé como medicina, me quedó muy claro que ha sido calumniada y malentendida, y realmente quise ayudar a la gente que está sufriendo. Es decir, recibir quimioterapia es sufrir… y el cannabis ayuda tantas partes de eso. Es sólo el comienzo de lo que hace medicinalmente”.

Continúa: “Yo fumaba para ser normal. Fumaba para no sentir dolor. Fumaba para relajarme porque la quimioterapia te está envenenando. No se trataba de drogarme; para nada era algo así. Simplemente se trataba de llegar a un punto donde pudiera comunicarme con mis hijos, donde pudiera levantarme, donde pudiera comer, donde no tuviera que ir al hospital. Fue una gran medicina”.

Actualmente, Etheridge está libre de cáncer, pero no libre de cannabis.

“Seamos claros, sigo fumando”, dice riendo. “El cannabis es parte de mi vida. Cuando comencé mi nueva vida con mi nueva salud, fue muy importante para mí conservar los beneficios saludables que brindaba el cannabis”.

Para la aclamada cantante, esos beneficios incluyen aliviar el estrés, sentirse equilibrada, dormir bien… y tener algunas noches románticas extraordinarias.

Foto:  Getty Images

“Ah, el cannabis es la mejor ayuda marital”, señala Etheridge. “Es buena medicina para una relación”.

Etheridge contrajo matrimonio con Linda Wallem en el 2014 después de cuatro años de relación, pero han sido amigas durante casi dos décadas.

“Hablemos de lo personal”, dice Etheridge. “hay ciertas variedades (de marihuana) –si te fumas un cigarro de indica un viernes por la noche cuando es noche romántica, reduce tus inhibiciones. Tus deseos sexuales son amplificados. Recomiendo esto para las relaciones”.

Entonces, ¿cuándo es momento de fumar marihuana en el hogar Etheridge-Wallem?

“Yo diría que normalmente cuando los niños se van a dormir”, revela Etheridge. “Así es como termina siendo. Cuando la familia está ahí, una vez que todo el mundo se va a dormir, es nuestro momento. Es la hora de mamá… Nos damos un baño todas las noches y fumamos, platicamos, nos relajamos y dormimos muy, muy bien”.

Etheridge añade, “sin embargo, cuando no tengo a mis hijos –comparto la custodia con mi ex– es diferente. Fumamos antes de cenar y, ya sabes, lo disfrutamos”.

La cantante tiene cuatro hijos de dos relaciones anteriores. Su hija Bailey Jean, de 20 años, y su hijo Beckett, de 18, que comparte con su ex pareja Julie Cypher (ambos son hijos biológicos de David Crosby). También tiene unos gemelos de 11 años, su hija Johnnie Rose y su hijo Miller Steven, con su ex Tammy Lynn Michaels (nacidos a través de un donador anónimo de esperma).

“Mi familia, mis cuatro hijos, entienden el cannabis… le llaman medicina”, dice. “No fumo delante de ellos, pero definitivamente me han tomado desprevenida en ocasiones, sabes, cuando estoy en mi porche y fumando… y preguntan, ‘¿es eso un cigarro?’. Y tengo que ser muy, muy clara con ellos para que sepan que no es un cigarro. Hay una diferencia entre los cigarros y el cannabis. Sí, esto es humo, pero el cannabis es medicina, y entienden por completo que el cannabis es medicina. No hay necesidad de ocultarlo. Está normalizado en casa.

“Mis hijos toman completamente lo que les digo como verdad… y cuando sostengo (un porro) sin vergüenza ni confusión, entonces entienden que es tan simple como si estuviera señalando un frasco de Percocet y dijera, ‘eso es un medicamento de mamá’”, explica. “Esto es medicina, y ellos ven una yerba y ven que de ahí sale mi medicina. Lo trato como cualquier otro medicamento en la casa, igual que una botella de vodka sería, ‘esto es para mamá, no prueben esto. Cuando sean adultos pueden probarlo’”.

Foto:  REX/Shutterstock

Los dos hijos mayores de Etheridge, Bailey Jean y Beckett, tienen una comprensión clara de la marihuana debido a su edad. Incluso han fumado con su mamá.

“Fue extraño”, ríe Etheridge. “Al principio fue chistoso y entonces, se dieron cuenta de que es muy natural (al) final del día. Es algo que crea unión. Preferiría fumar marihuana con mis hijos adultos que beber alcohol”.

La música cree firmemente que, si se elimina el aspecto intrigante de fumar, entonces será algo que los niños acepten.

“Hay algo chistoso que asume la gente, especialmente los adultos, debido a cómo fuimos educados con este estigma de que el cannabis es para hippies que quieren evadirse y rebelarse”, señala. “Mis padres (decían) que la yerba, que la marihuana era lo peor. Ellos bebían, pero más valía que no te atrevieras a fumar marihuana. Y no juzgo eso. Es definitivamente un camino. El cannabis, en este mundo vertiginoso, es una buena medicina. Recurrimos al alcohol, recurrimos a los opiáceos… el cannabis es lo que no va a dañar tu hígado. No va a matarte. Si tomas una sobredosis de cannabis, ¡te quedas dormido!”.

Mientras que ocho estados y Washington, D.C. han legalizado el consumo recreativo de la marihuana, más de la mitad de los estados han legalizado su uso medicinal. Sin embargo, Etheridge sabe que romper el estigma que rodea al cannabis sigue siendo una batalla cuesta arriba.

“El temor que rodea al cannabis proviene de 70, 80 años de desinformación constante”, declara.

Etheridge se involucró en una campaña a favor de la industria del cannabis hace años y presentará su propia línea de productos de Etheridge Farms a fines de este año. Aunque la suya es una familia estadounidense moderna a favor del consumo de cannabis, la ganadora del Grammy tiene la esperanza de que otros abran sus mentes a los aspectos positivos que puede tener la marihuana.

“Esperaría que, en el futuro, dentro de 10 años, haya hogares que sientan que esto es una decisión holística, o por lo menos, que no tengan temor de lo que puede hacer una planta medicinal con tu cuerpo y los beneficios que puedes tener”, reflexiona. “La salud es un derecho civil… Yo comparo la revolución del cannabis con el matrimonio entre personas del mismo sexo porque había tanto temor involucrado. El cannabis es un recurso. El cannabis es una alternativa. Está claro que ésta medicina que es el cannabis, ayuda”.