El gesto de hastío de Melania: voltea la cara y pone sus ojos en blanco tras sonreír junto a Donald Trump

·3  min de lectura
(Photo by Elsa/Getty Images)
(Photo by Elsa/Getty Images)

Melania Trump ha sido vista con el ceño fruncido nuevamente y poniendo los ojos en blanco brevemente cuando apareció en público junto a su esposo.

La ex primera dama y el expresidente de Estados Unidos, Donald Trump, asistieron el sábado al partido de béisbol de la Serie Mundial entre los Bravos de Atlanta y los Astros de Houston, donde estuvo parada junto a su esposo y sonriendo a la multitud.

Los videos de seis segundos de la escena, que se han vuelto virales en redes sociales, muestran a Melania sonriendo ampliamente antes de darse la vuelta y poner los ojos en blanco brevemente con aparente exasperación.

También se la ve soltando lo que parece ser un suspiro, mientras Trump continúa sonriendo y saludando a los fanáticos.

Un clip del video compartido por la cuenta oficial de Twitter de Meidas Touch, un comité de acción política, ha acumulado decenas de miles de "me gusta".

El ceño fruncido de la ex primera dama también ha dado a los usuarios de redes sociales más material para critica al expresidente.

“¿Soy yo o Melania odia ver a Trump posiblemente incluso más que el resto de nosotros? Eso es algo que no puedes dejar de ver”, escribió un usuario en Twitter.

El experto en entretenimiento y cultura pop Mike Sington compartió el video y dijo: "mira el desprecio y el disgusto que Melania le da a Trump cuando se aleja de él, en su primera aparición pública juntos desde abril. De hecho, es tan delicioso, míralo una y otra vez".

En el juego, también se vio a Trump realizando el infame "Tomahawk chop", que ha sido tachado de "racista" y "deshumanizante" hacia los indígenas desde que se hizo popular hace casi 30 años.

Donald Trump y su esposa Melania realizando el infame "Tomahawk chop". (Photo by Elsa/Getty Images)
Donald Trump y su esposa Melania realizando el infame "Tomahawk chop". (Photo by Elsa/Getty Images)

Esta fue una de las primeras apariciones públicas notables de la pareja después de que Trump salió de la Casa Blanca y se mudó a su casa de Palm Beach en Florida.

El ceño fruncido de Melania ha despertado recuerdos de otras instancias de sus demostraciones públicas de aparente descontento dirigidas a su esposo. Algunos de estos habían comenzado desde el día en que Trump ingresó a la Casa Blanca en 2016.

Se ha visto a la ex primera dama alejando su mano de su esposo e incluso separándose de él durante las sesiones de fotos de prensa mientras la expareja presidencial se encontraba en visitas diplomáticas.

Varios informes dijeron que Melania ha sido "amarga y fría" con su esposo después de dejar la Casa Blanca. Ha pasado la mayor parte de su tiempo relajándose en un spa en Mar-A-Lago y lo visita dos veces al día, según los informes.

"Ella va al spa, almuerza, va al spa [nuevamente] y cena con Donald en el patio", reveló a CNN una persona familiarizada con su horario.

"Enjuague y repita. Todos los días."

TAMBIEN TE PUEDE INTERESAR

EN VIDEO: Virginia, el laboratorio de los republicanos para ganar con y sin Trump

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.