Melania Trump y Michelle Obama, los looks del primer encuentro en la Casa Blanca

Ni blanco, ni azul, ni la famosa camisa rosa cuarzo firmada por Gucci que levantó varias suspicacias durante el debate presidencial entre Donald Trump y Hillary Clinton. Para el primer encuentro con Michelle Obama, Melania Trump apostó por el color negro. Tal vez, en un intento de apuntar a un perfil más serio es que la futura primera dama de los Estados Unidos eligió un diseño bien minimalista, en una tonalidad que buscó no llamar demasiado la atención.

Michelle le dio un recorrido a Melania Trump por la residencia privada, el balcón de Truman, la zona de recepciones oficiales y el Despacho Oval, donde se produjo la primera reunión de transición. Ambas tuvieron ocasión de tomar un té juntas y conversar sobre cómo criar hijos en la Casa Blanca, ya que el hijo del matrimonio Trump, Barron, tiene 10 años, la misma edad que tenía Malia, la hija mayor de los Obama, cuando se mudaron a la mansión presidencial.

Melania optó por un vestido ajustado por debajo de las rodillas y un abrigo a tono. Como complementos sumó stilettos negros y llevó el cabello suelto con leves ondas, uno de los looks de pelo más elegidos por la futura primera dama a la hora de mostrarse públicamente.

Por su parte, Michelle Obama eligió un vestido en color azúl marino creado por Narciso Rodríguez, un diseñador estadounidense de origen cubano. El diseño de estilo ladylike, que ya había utilizado la mujer de Obama en su última visita a la Argentina, tenía cuello bien cerrado y un trabajo artesanal sobre la tela intervenida por una especie de aro de fuego que iba desde el hombro hasta la parte inferior de su falda. Además, sumó los mismos stilettos metalizados que llevó aquella vez en su encuentro con Juliana Awada. No es la primera vez que Michelle repite vestuario. De hecho, es conocida como la primera dama del low cost (muchas veces elige prendas de marcas masivas con H&M o Zara) y en varias oportunidades se ha mostrado usando un diseño más de una vez.

Donald Trump aseguró que a su esposa le “gustó mucho” la primera dama. “Un fantástico día en Washington. Me he reunido con el presidente (Barack) Obama por primera vez. Una muy buena reunión, gran química. ¡A Melania le ha gustado mucho la señora Obama!”, apuntó Trump en un mensaje en Twitter.

La conexión entre Melania Trump y Michelle Obama empezó antes de que se conocieran, cuando la primera plagió parte de un discurso de la segunda durante la Convención Nacional Republicana en julio.

Aunque el plagio fue muy polémico, el propio Trump bromeó acerca de ello en una cena caritativa meses después: “Michelle Obama dio un discurso y a todo el mundo le encantó, fue fantástico. Creyeron que ella es increíble. Mi esposa Melania dio exactamente el mismo discurso y a la gente le molestó. ¡No lo entiendo!”.

“Estaré en problemas cuando llegue a casa esta noche”, dijo el presidente electo.

Melania Trump, de 46 años, será una primera dama indudablemente atípica, la segunda nacida fuera de EE.UU. y una de las pocas exmodelos, sin embargo busca desempeñar el papel de la manera más tradicional posible.

Texto elaborado con información de La Nación y la agencia EFE.