Mejores películas de terror ambientadas en el espacio

·6  min de lectura
Mejores películas de terror ambientadas en el espacio
Mejores películas de terror ambientadas en el espacio

El género del horror suele ser muy amplio y extenso, entre todas sus vertientes tenemos una que a lo largo de los años ha sido explorada por distintos cineastas, y que por su parte ha sido recibida ampliamente por el público, siendo el subgénero conocido como terror espacial. El inmenso abismo, el silencio y la soledad del espacio exterior es tan solo algo mínimo a lo que nos podríamos enfrentar si alguna vez experimentamos algunas de las historias mostradas por estos directores, muchos de ellos compartiendo lo más aterrador que un ser humano pueda imaginar, sobre algo que no es de este mundo.
¿Qué tiene una película espacial de terror para atraer tanto a la audiencia? Este tipo de cine tiene a su favor que permite a sus realizadores ser muy creativos con las propuestas. Muchos se hacen la idea de que aparecerá un extraterrestre a la caza de vidas humanas, lo cual hace que la adrenalina suba y el público pida más. ¿Quién no se estremece ante la idea de que los alienígenas más horribles y repugnantes puedan arrojar veneno sobre un viajero espacial o que se metan en el cuerpo de un astronauta? El misterio y el suspenso de la vida en otro planeta que amenaza con destruir a toda la raza humana siempre ha sido un motivo de gran exploración en el séptimo arte, tanto como la curiosidad que provoca en la vida real.
Es rara la ocasión en la que una película de horror ambientada en el espacio termina bien para sus protagonistas, pero al menos el público tiene como única opción pasarla bien (o bastante mal). A veces, estas películas son incomprendidas en el sentido de que se las considera más un thriller que una producción de horror, pero no por eso se limitan a sí mismas. En cambio, se las ingenian para incomodar a la audiencia, ya sea por la tensión o, por ejemplo, con la criatura más asquerosa que alguien pudo inventar para una historia. A veces son solo espeluznantes, y otras pueden ser bastante violentas, pero sentirás un raro alivio al no estar allí.
Aliens (1986)

La secuela de Alien - El Octavo Pasajero es el caso raro de una continuación que supera a la película original. Aliens puso la vara muy alta para el horror espacial y no ha sido superada desde entonces. Después de llegar a casa en el filme previo, Ellen Ripley elige volver al espacio cuando se descubren huevos alienígenas. Esta vez el director fue James Cameron, quien entregó un emocionante viaje de principio a fin. Es también la rara película de género amada por el público y la crítica, y Sigourney Weaver incluso obtuvo una nominación al Óscar a Mejor Actriz por su papel icónico.
Alien (1979)

​​El thriller claustrofóbico de Ridley Scott estableció el tono y el estándar para las películas de horror ambientadas en el espacio que le siguieron. En este clásico, una tripulación espacial responde a una señal de socorro y uno de ellos trae un objeto extraño a la nave. Estos elementos se han imitado a menudo desde entonces, pero Alien - El octavo pasajero fue una de las primeras películas en hacerlo y muy bien. Las criaturas son increíbles, el elenco es de primera categoría (y Sigourney Weaver está excelente en el papel de Ellen Ripley) y el equilibrio entre la tensión y los momentos asquerosos es perfecta.
Solaris (1972)

Algunos podrían debatir que esta historia de ciencia ficción cerebral originaria de Rusia, dirigida por Andrei Tarkovsky, no debería entrar en el género, pero en realidad es una de las entradas más aterradoras que se han realizado. El psicólogo Kris Kelvin es enviado a una estación espacial que orbita el planeta Solaris y mientras está allí comienza a ver cosas y encuentra un inquietante mensaje de despedida de un ocupante anterior que se suicidó. Las cosas llegan a un punto crítico cuando su difunta esposa hace acto de presencia y simplemente no se queda muerta. Hay un temor existencial en su entorno que es más poderoso que la mayoría de las entradas del terror al que el público está más acostumbrado.
Sunshine (2007)

Un grupo de astronautas conformado por Cillian Murphy, Chris Evans, Michelle Yeoh y Rose Byrne es enviado al espacio para reavivar el sol moribundo en 2057, pero son atraídos por la señal de socorro de una nave. Películas como Alien - El octavo pasajero y Solaris fueron grandes inspiraciones para el director Danny Boyle, así que aunque la película podría no ganar puntos por creatividad, la ejecución es escalofriante y el equipo es víctima de destinos horribles en un esfuerzo por completar su misión.
Lifeforce (1985)

Los vampiros también pueden ser aterradores en el espacio. Basada en la novela The Space Vampires, de 1976, este es un thriller efectivo sobre, obviamente, vampiros espaciales. Tobe Hooper dirigió este filme a partir de un guión hecho por Dan O'Bannon y Don Jakoby y, como muchas películas de este tipo, fue un fracaso de taquilla que se convirtió en un favorito de culto. El maquillaje y los efectos especiales ayudan a elevar esta película por encima de las ofertas más básicas e incluso tiene a un Patrick Stewart antes de protagonizar Star Trek.
Life (2017)

En un mundo en el que las películas regresan de alguna forma, como secuelas o remakes, ver una imitación se siente un poco novedoso. Y una imitación, que en este caso se puede sentir más como un robo, no significa que algo es necesariamente malo. La película de terror de ciencia ficción de 2017 toma la premisa de Alien - El Octavo Pasajero y se desarrolla con la historia del clásico claustrofóbico de Ridley Scott casi nota por nota. Cuando una nave exploratoria no tripulada descubre una muestra de suelo extraterrestre en una sonda marciana, se entregan muestras del organismo a la tripulación de la Estación Espacial Internacional. La forma de vida, apodada "Calvin" por los niños de la escuela en la Tierra que presencian los informes televisados, es sensible y letal.
Pitch Black (2000)

A menos que cuenten la voz de Vin Diesel en El Gigante De Hierro como su primer papel protagónico, el actor se convirtió en una estrella después de haber interpretado al legendario criminal Riddick, cuyos ojos se modifican para que pueda ver en la oscuridad, en esta película que se estrenó en el año 2000. Desafortunadamente, eso los hace sensibles a la luz, así que fueron malas noticias cuando la nave que transportaba a Riddick y otros prisioneros se estrella en un planeta con tres soles y una luz del día perpetua. Pero se acerca un eclipse, lo cual empeora todo porque aparecen unas criaturas que quieren eliminar la vida en el planeta. Tuvo un presupuesto modesto pero recaudó poco más del doble de lo que costó y se volvió de culto.
Event Horizon (1997)

Lo que pasó con Event Horizon es otro caso de película infravalorada y fracaso de taquilla que se ha convertido en un éxito de culto, ampliamente considerada como una de las mejores películas de terror espacial de la historia y a menudo referenciada en la cultura moderna. Esta combinación de horror puro y angustia existencial presenta a un equipo que descubre un portal a una dimensión infernal y comienza a enloquecer. El director Paul W.S. Anderson revela este otro mundo en fragmentos bien utilizados, pero sabemos que es suficiente para que los miembros de la tripulación elijan el suicidio antes que regresar. La película no solo infunde miedo sino que cuenta con un elenco increíble.
Nota publicada originalmente en Tomatazos.
VIDEO RELACIONADO: Alien: Isolation, próximamente en iOS y Android

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.