Los mejores lugares del mundo para observar las estrellas

Laura Powers


Más de 80 por ciento de la tierra pasan las noches bajo cielos contaminados de luz. Por ello, la Asociación Internacional del Cielo Oscuro quiere despejar el cielo nocturno para que las próximas generaciones recuperen la magia de las noches estrelladas. Y, para tal fin, pugna por reservas, santuarios o parques de cielo oscuro que protejan las sombras nocturnas de todo el mundo. Entre tanto, con y sin la distinción de “cielo oscuro”, el astroturismo o turismo astronómico empieza a cobrar impulso, y estos son los mejores lugares —al menos en nuestro planeta— para contemplar la espléndida exhibición de las luminosas esferas de gas que llamamos estrellas.


1. Monumento Nacional Hovenweep

Cajón Mesa, Estados Unidos

Este parque de cielo oscuro es uno de los muchos lugares de la región fronteriza entre Colorado y Utah donde puedes disfrutar de noches impresionantes. Lo más excepcional del sitio es que alberga seis aldeas precolombinas de los indios Pueblo, cuyas ruinas, que datan de 1200 a 1300 d. C., ofrecen un escenario magnífico para observar las estrellas.

John Elk Iii/Getty

2. Mata ki te Rangi

Islas Pitcairn, Territorio Británico de Ultramar

Esta aislada isla próxima a la Polinesia Francesa solo es accesible por mar. Pero, cuando llegas, las playas, las noches y la soledad convierten a “los ojos que miran hacia el cielo” en un santuario de cielo oscuro incomparable. Ya que es una adición reciente del listado, el sitio todavía no está inundado de astroturistas.

Wolfgang Kaehler/Lightrocket/Getty

3. Gabriela Mistral

Valle de Elqui, Chile

Este santuario de cielo oscuro, en el norte de Chile, trabaja en la conservación a largo plazo tanto para limitar la contaminación luminosa como para proteger sus frágiles ecosistemas. Es el sitio ideal para observar las estrellas, y su ubicación privilegiada ofrece vistas fabulosas de los eclipses lunares que adornan el cielo chileno casi todos los años. También puedes visitar los viñedos que crecen en sus inmediaciones.

Gérar Sioen/Gamma-Rapho/Getty

4. Mont-Mégantic

Quebec, Canadá

Abrígate y prepara una bebida caliente para observar las estrellas en el Observatorio Popular. Esta reserva de cielo oscuro, situada en las afueras de la ciudad de Quebec, brinda telescopios y espectáculos educativos, y su exterior se ilumina para orientar a los excursionistas nocturnos. Si estás dispuesto a enfrentar el frío, esta área es perfecta para paseos con raquetas de nieve, incluso de noche.

Astrolab, Parque Nacional Astrolab, Mont-Mégantic

5. Parque Nacional de Snowdonia

Gales, Reino Unido

Con más de 2,000 kilómetros cuadrados, Snowdonia es mucho más que cielos oscuros. Montañas, lagos, cascadas y hasta playas hacen de este sitio un paraíso para quienes buscan actividades al aire libre. Observa las estrellas a orillas de sus dos lagos —Llyn Geirionydd y Llyn y Dywarchen—, y reserva las horas diurnas para explorar los castillos, las abadías y las ruinas romanas del parque.

Andrew Cosway/Getty

6. Parque Nacional de Mercantour

Beuil, Francia

Esta reservación de cielo oscuro está emplazada en la frontera con Italia, donde los Alpes se encuentran con el Mediterráneo. Gracias a esto, la zona es muy celebrada por su biodiversidad de flora y fauna, incluidos los raros mochuelos boreales (Aegolius funereus). El parque alberga también miles de grabados famosos que datan de la Edad del Bronce.

Deagostini/Getty

7. Reserva Natural NamibRand

Windhoek, Namibia

Clasificada como “nivel oro” (la máxima denominación), esta reserva privada invita a observar el cielo nocturno en la comodidad de lujosos alojamientos, y también te permite disfrutar de la vida silvestre que puebla sus cuatro hábitats naturales.

Antonyspencer/Getty

8. Makhtesh Ramon

Desierto de Negev, Israel

¿Qué te parecería observar planetas distantes sintiendo que estás en uno de ellos? Formado por la erosión natural, este cráter está rodeado por un terreno parecido al de Marte y, además, está habitado por especies de fauna desértica muy raras. Los visitantes de este campamento pueden contemplar el cielo nocturno al aire libre o en tiendas beduinas.

Thomas Coex/AFP/Getty

9. Parque ecológico de Luciérnagas

Yeongyang, valle del río Wangpi, Corea del Sur

Surgido de un esfuerzo para proteger de la luz a las poblaciones de luciérnagas, esta reserva se ha convertido en un lugar privilegiado para observar las estrellas. A menos de cinco horas de Seúl, el área es bastante accesible, sin estar abarrotada. Su parque “Silver Tier” ofrece servicios de curaduría y telescopios.

Cortesía de Yeongyang Firefly Eco Park

10. Aoraki Mackenzie

Isla Sur, Nueva Zelanda

Esta reserva de cielo oscuro es sede del Observatorio Mount John y —excepto por el Antártico— es uno de los rincones más meridionales para observar las estrellas. Si quieres viajar por tu cuenta, enfila hacia el lago Tekapo, donde encontrarás uno de los edificios neozelandeses más fotografiados: la Iglesia del Buen Pastor.

Beerpix/Getty

Publicado en cooperación con Newsweek / Published in cooperation with Newsweek