Las mejores enseñanzas de Spider-Man

·7  min de lectura
Las mejores enseñanzas de Spider-Man
Las mejores enseñanzas de Spider-Man

Las películas de Spider-Man anteriores al Universo Cinematográfico de Marvel están llenas de grandes enseñanzas. Por supuesto, gracias a las vivencias del protagonista, quien vive buenos momentos y también pasa por grandes tragedias en su historia. Las dos primeras series de adaptaciones que ha tenido el arácnido en la pantalla grande han trasladado de las viñetas al cine muchos de los momentos más impactantes y recordados, que son fuente de bastantes lecciones que empiezan después de que Peter Parker es mordido por una araña radiactiva. Él obtiene superpoderes, pero nunca deja de luchar.

No te lo pierdas: Las mejores enseñanzas del Universo Cinematográfico de Marvel

Su tío Ben muere debido en parte a su falta de "responsabilidad" para detener un crimen. También, debido a esta actitud, el padre de su novia Gwen Stacy, quien es el capitán detective de la policía de la ciudad de Nueva York, murió durante una batalla entre Spider-Man y el Lagarto. Gwen, el amor de su vida y la única persona a la que realmente ama, muere pronto también, cuando el Duende Verde la arroja desde la torre de un puente. Lo que es aún más doloroso para Parker es que la autopsia de su muerte concluyó que, "el efecto de latigazo que sufrió cuando las redes de Spider-Man la detuvieron tan repentinamente fue, de hecho, lo que la mató".

A veces, los superhéroes no son oscuros ni melancólicos. A veces, son edificantes e inspiradores, y uno de los mejores ejemplos de esto es Spider-Man. El Hombre Araña ha estado en casi una decena de películas en solitario. Hay muchas lecciones de vida en las películas que los fanáticos pueden tomar en serio y aplicar a su vida diaria. Si bien no todo en la historia del personaje es tan feliz y edificante, podemos enfocarnos en el lado más ligero de Spider-Man e intentar vivir su vida basándose en las lecciones aprendidas al verlo, o aprender de las situaciones malas.

Asumir las responsabilidades de tus acciones

Los grandes líderes asumen la responsabilidad de sus acciones, especialmente los errores y fracasos. Spider-Man predica con el ejemplo y no solo reconoce sus defectos y fracasos, sino que nunca culpó a los demás. Como le recordó su tío Ben, "un gran poder conlleva una gran responsabilidad". Muchas personas no se dan cuenta de cuánto poder tienen en sus manos y las responsabilidades nos otorgan un poder significativo. ¿Comprendemos realmente el poder que tenemos en nuestras manos y, como Spider-Man, asumimos toda la responsabilidad de este poder? ¿O ignoramos el poder que tenemos?

Te recomendamos: Películas más sobrevaloradas del Universo Cinematográfico de Marvel por la crítica y el público

Lidiar con la pérdida

Una parte inevitable de la vida, ficticia o no, es la pérdida. Una cosa que Spider-Man ha tenido que aprender por las malas es que no puede salvar a todos. En la vida real, todos tendrán que lidiar con la pérdida de alguien cercano a ellos y seguir viviendo sus vidas. Una cosa es llorar, y otra es pensar en la pérdida y dejar que arroje una sombra sobre tu vida. Spider-Man ha pasado por muchos momentos tristes y, a veces, ha dejado que estos momentos lo afecten y lo hagan darse por vencido. Spider-Man sabe, sin embargo, que la mejor manera de honrar a los caídos es seguir luchando y vivir su mejor vida, que es una lección de vida perfecta.

Ante la adversidad, no dejes de seguir luchando

Nunca dejes que la adversidad y el dolor te desanimen. Spider-Man tiene una vida tórrida en la que las cosas nunca funcionan. Sin embargo, nunca permitió que eso fuera una excusa para rendirse. Nunca fue tomado como rehén por los problemas que lo rodeaban. La mayoría de las personas dejarían de ayudar a los demás, especialmente si eso significaba perder a sus seres queridos. Spider-Man perdió a su gran amor Gwen Stacy debido a su amor por ayudar a los demás. Perdió a su mejor amigo Harry Osborn y a muchos otros. La perseverancia vale la pena en muchos aspectos de la vida. Tienes que seguir y seguir y, en última instancia, las cosas saldrán a tu manera.

Siempre sé tu mismo

Cuando la gente ve un superhéroe, dentro de la ficción, cree que deben actuar de manera diferente y tratar de evitar las emociones humanas. Peter Parker luchó en muchas ocasiones por tener que comportarse como un “héroe” y no como él mismo. De hecho, esto causó problemas en diferentes situaciones, como aquella en la que llegaba tarde a su graduación en El Sorprendente Hombre Araña 2: La Amenaza de Electro (52%). Sin embargo, en las diferentes películas siempre termina manteniéndose fiel a sí mismo y a su personalidad.

La familia lo es todo

Spider-Man tiene un sistema de apoyo que lo ayuda a mantener la cordura en su lucha contra el crimen. La mayor parte de este sistema de apoyo es su familia. Él confía en ellos cuando se enfrenta a enemigos mortales y pasa por circunstancias aterradoras. El primer Spider-Man, el de Sam Raimi, hizo algunas cosas bien y otras mal, pero una cosa que acertó es cómo trata la relación de Peter con su familia. La versión de Marc Webb no fue la excepción, y cambió el juego al contar lo que había pasado con sus padres. En la vida real, algunas personas tienen una relación difícil con sus parientes. Familia no siempre significa alguien con quien compartes una relación de sangre y, a veces, pueden ser esos amigos cercanos que dejarán todo y vendrán corriendo cuando los necesitas.

A veces hay secretos que deben permanecer ocultos

Se cree que uno no debe guardar secretos de sus seres queridos y, en su mayor parte, esto es cierto. En algunos casos, sin embargo, guardar secretos para proteger a sus seres queridos es lo correcto. Spider-Man hace exactamente esto al mantener un secreto gigante de las personas que más significan para él. No lo hace porque no confíe en ellos, sino porque sabe que si su secreto cae en las manos equivocadas, podría ponerlos en peligro. Las personas no deberían traicionar la confianza de sus seres más cercanos, pero en determinadas circunstancias, puede estar bien. Puede que las circunstancias no sean tan drásticas, pero sigue siendo una lección de vida que conviene recordar.

Siempre es bueno estar dispuesto a pedir ayuda

Spider-Man ha cambiado muchas veces desde su presentación, pero una cosa que no ha cambiado es que siempre ha tenido amigos y familiares leales que están dispuestos a ayudar. El problema es que, especialmente en sus primeros días con sus poderes, Spider-Man ha sentido que tiene que hacer las cosas por su cuenta porque nadie puede entender por lo que está pasando. El mejor ejemplo de esto está en el primer Spider-Man cuando Peter rechaza la oferta del tío Ben de echarle una mano. En cada versión antes del MCU, aprende que no puede hacer todo por su cuenta y, a veces, las consecuencias son peores que si hubiera aceptado ayuda. En la vida, muchas personas sienten que tienen que manejar sus problemas solas cuando eso está lejos de la verdad. Todos deben buscar ayuda cuando las cosas se ponen difíciles.

Haz lo que crees que es correcto, pero considera que puede haber consecuencias

Uno de los rasgos del carácter de Spider-Man es que está dispuesto a lanzarse a la batalla en cualquier momento. Sin embargo, el problema es que esto a menudo lo lleva a sufrir una derrota o causar destrucción o tener bajas innecesarias. Es importante hacer lo que uno cree que es correcto, pero es aún más importante pensar las cosas detenidamente y considerar las consecuencias de las propias acciones. Spider-Man puede ser impulsivo a veces, y este es un rasgo que muchas personas comparten con el héroe. Saltar de cabeza a un problema no es ni debe ser el camino a seguir. A veces se necesita pensar rápido, pero eso no significa que uno no deba tomarse unos segundos para pensar en el resultado.

Continúa leyendo: Las mejores películas de superhéroes anteriores al MCU y el DCEU

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.