Mejoran las condiciones de opositores presos en Nicaragua, según familiares

Las condiciones carcelarias de más de 40 opositores nicaragüenses presos en una cárcel de Managua han mejorado y se les ha permitido por primera vez "ver y abrazar a sus hijos", informaron este miércoles sus familiares.

"Después de un año y medio, se les permitió a nuestros familiares (presos) ver y abrazar a sus hijos e hijas menores de edad que residen en Nicaragua, así como (hacer) videollamadas con familiares que están fuera del país", afirmaron en un comunicado.

Aseguran que en las últimas semanas se les "ha garantizado el derecho a patio sol y las raciones de comida han aumentado. Asimismo, en varios casos se ha permitido el ingreso de mejores colchonetas, frazadas y almohadas".

"También se permitió el ingreso de cartas y fotografías", dice la declaración emitida por los familiares de los opositores que están recluidos en la Dirección de Auxilio Judicial (DAJ) de la policía de Managua, conocida como el Nuevo Chipote.

En esta cárcel, los opositores purgan penas de hasta 13 años por menoscabo a la integridad nacional, conspiración y otros delitos atribuidos por el gobierno, por los cuales fueron procesados el año pasado.

"Confiamos que las visitas familiares regulares incluyendo a menores de edad continuarán siendo la práctica general, pues constatamos la relevancia de que los niños mantengan contacto con sus papás y mamás" presos, expresaron sus parientes.

Precisaron que pudieron ver a los detenidos en tres ocasiones en el último mes, en fechas programadas entre el 7 de diciembre y el primero de enero.

"Las tres visitas se llevaron a cabo en un ambiente de cordialidad y respeto", detallaron, agregando que "no hubo requisas agresivas" como alegaron que ocurría en ocasiones anteriores.

"Se utilizaron los medios tecnológicos apropiados para llevar a cabo las revisiones pertinentes", dijeron.

El único detenido que no pudo volver a ver a su hija a fin de año fue el periodista Miguel Mendoza.

Según su familia, la prohibición se debió a las publicaciones que hicieron sobre los encuentros en la red social, pero esa versión no fue confirmada por la policía.

Unos 235 opositores están detenidos en Nicaragua, la mayoría desde el 2021, entre ellos los más de 40 que están en Nuevo Chipote, según el organismo Mecanismo para el Reconocimiento de Personas Presas Políticos en Nicaragua.

Entre los presos en esa dependencia figuran algunos exaspirantes a la presidencia que pretendieron competir en 2021 contra la reelección del presidente Daniel Ortega, en el poder desde 2007.

Nicaragua vive una crisis política desde las protestas opositoras del 2018, que el gobierno vinculó a un fallido golpe de estado promovido por Washington.

bur/yow