Mejora la salud del guatemalteco baleado en el ataque a salones de masajes

Agencia EFE
·3  min de lectura

Atlanta (GA), 22 mar (EFE News).- El guatemalteco que resultó herido de gravedad en los ataques a tres salones de masajes ocurridos la semana pasada en Georgia permanece hospitalizado, pero su salud ha mejorado en las últimas horas, informaron este lunes sus familiares y el Consulado de Guatemala en Atlanta.

Elcías Hernández Ortiz, de 30 años, "se está recuperando" de las heridas provocadas por un balazo que le impactó en la frente durante uno de los tiroteos del pasado 16 de marzo, dijo a Efe su esposa, Flora González Gómez.

El guatemalteco se disponía a mandar dinero a su padres a Guatemala y pasaba frente al salón de masaje Young's Asian Massage Parlor, en el condado de Cherokee, justo cuando se produjo el primero de una serie de tres tiroteos donde murieron ocho personas, seis de ellas de origen asiático.

La cónsul general de Guatemala en Atlanta, Telma Borrayo, indicó a Efe que Hernández se encuentra estable y que será sometido a una cirugía en los próximos días para extraerle la bala que todavía se encuentra alojada en el estómago, luego de atravesarle la garganta y rozar un pulmón.

La familia de Hernández, quien tiene un taller de mecánica en Georgia, ha abierto una cuenta en la plataforma GoFundMe, para pagar por sus gastos médicos, y hasta el lunes había recaudado más de 300.000 dólares "Necesitará cirugía facial. Ayúdenme a mí y a mi familia a recaudar dinero para cubrir las facturas médicas de mi esposo. Ore por mi familia y la familia que se vio afectada por este tiroteo. Cualquier cosa ayudará mucho a nuestra familia", escribió González Gómez en un mensaje en GoFundMe.

La mujer de 27 años encontró a su esposo tendido en el piso y rodeado de ambulancias luego de recibir una llamada telefónica del propio Hernández para avisarle que le habían disparado y que "por favor" llegara.

Otro de los sobrevivientes de los ataques, Mario González le dará el último adiós a su esposa, Delaina Ashley Yaun González, de 33 años, una de las víctimas mortales del tiroteo en Cherokee y cuyo cuerpo será enterrado el miércoles en la localidad de Acworth.

La pareja, quien tiene una bebé de ocho meses y un adolescente de 13 años, disfrutaba de una tarde de relajación cuando ocurrió el primero de los tres ataques, presuntamente perpetrados por Robert Aaron Long, un joven blanco de 21 años, quien negó que los tiroteos tuviesen una motivación racista y los atribuyó a una perturbación derivada de su "adicción sexual".

Tras el tiroteo, González dijo que fue detenido por la policía mientras investigaba el incidente y que fue hasta después que se enteró de que su esposa era una de las víctimas fatales en la matanza, pues estaban recibiendo el masaje en habitaciones separadas.

"Delaina Ashley Yaun González se ha ido, pero nunca será olvidada. Perdimos a un hermoso ángel en el tiroteo del salón masajes el 16/03/2021. Realmente nos vendría bien la ayuda para cubrir los gastos de su funeral", escribieron por su parte los familiares de la joven, que también abrieron una cuenta en GoFundMe.

(c) Agencia EFE