Meghan recibirá 1 libra por violación a su privacidad

·3  min de lectura
ARCHIVO - Meghan Markle y el príncipe Enrique posan tras visitar el observatorio del One World Trade en Nueva York, el 23 de septiembre de 2021. La duquesa de Sussex recibirá el pago simbólico de 1 libra esterlina por violaciones a su privacidad además de una cifra no revelada por violaciones a sus derechos de autor tras un acuerdo que termina su larga demanda contra el diario británico Mail on Sunday por la publicación de una carta que envió a su padre. Los detalles fueron reportados el 5 de enero de 2022, 10 días después de que Associated Newspapers Ltd., editorial de Mail on Sunday, decidiera no emprender más apelaciones y publicara un comunicado en el que reconoció que la duquesa nacida en Estados Unidos, conocida como Meghan Markle, había ganado su demanda. (Foto AP/Seth Wenig, archivo)

LONDRES (AP) — La duquesa de Sussex recibirá la suma simbólica de 1 libra esterlina después de que un tribunal declarara que el diario británico Mail on Sunday violó su privacidad.

El diario The Guardian reportó la cifra el miércoles, 10 días después de que el Mail decidiera abstenerse de futuras apelaciones y publicara un comunicado reconociendo que la duquesa nacida en Estados Unidos, conocida previamente como Meghan Markle, había ganado su demanda.

La cifra cubre sólo los reclamos de la duquesa por invasión a la privacidad. The Mail pagará otra cifra no especificada por violaciones a los derechos de autor y costos legales, reportó The Guardian, citando documentos legales.

El comunicado de The Mail on Sunday, que fue publicado el 26 de diciembre, señala que “se han acordado reparaciones financieras” pero no dio otros detalles.

El acuerdo termina con una larga demanda presentada luego de que el Mail on Sunday publicara una serie de notas en 2019 basadas en una carta personal que escribió Meghan a su padre, del cual está distanciada, después de casarse con el príncipe Enrique.

“Creo que simplemente cortaron sus pérdidas”, dijo Mark Stephens, un abogado de Londres que no estuvo involucrado en el caso, citando la suma millonaria en costos legales en los que incurrieron ambas partes. “Así que creo que probablemente era lo correcto para ambas partes poner un límite ... y cerrar este caso en particular”.

Meghan, quien previamente trabajó como actriz, demandó a la empresa Associated Newspapers, propietaria del Mail on Sunday, por el uso inadecuado de información privada y por violaciones a los derechos de autor.

Los abogados del diario disputaron los reclamos de Meghan argumentando que ella escribió la carta sabiendo que podría ser usada por medios de comunicación. La correspondencia entre Meghan, de 40 años, y su entonces secretario de comunicación, Jason Knauf, mostraba que la duquesa sospechaba que su padre podría filtrar la carta a periodistas y la escribió tomando en cuenta esto.

Una corte menor rechazó los argumentos del Mail y el diario llevó el caso a la Corte de Apelaciones.

En su apelación Associated Newspapers también argumentó que Meghan hizo que información privada fuera pública al cooperar con Omid Scobie y Carolyn Durand, autores de “Finding Freedom”, un libro empático con ella y Enrique.

Los abogados de la duquesa habían negado previamente que ella o Enrique hubiesen colaborado con los autores. Pero Knauf testificó que le dio a los autores información y habló de esto con Enrique y Meghan.

Esta información dio un giro dramático en el largo caso. En respuesta, Meghan se disculpó por malinformar a la corte sobre la dimensión de su cooperación con Durand y Scobie.

La duquesa dijo que no recordaba las charlas con Knauf cuando dio evidencias previamente en el caso y “no tenía ningún deseo o intención de confundir al acusado o a la corte”.

Meghan y Enrique han enfrentado un fuerte escrutinio en los medios desde el comienzo de su relación que vinculó al segundo hijo del príncipe Carlos de Gran Bretaña con una estrella de televisión estadounidense.

A comienzos de 2020 la pareja anunció que renunciaba a sus deberes reales y se mudaría a Norteamérica citando intrusiones graves y actitudes racistas en los medios británicos. Desde entonces se mudaron a California donde viven con sus dos hijos pequeños.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.