Las quejas de Meghan acaban con el trabajo del periodista británico más famoso por no creer nada de lo que dice

·3  min de lectura
IMAGEN DE ARCHIVO. Meghan, la duquesa de Sussex , y el príncipe Enrique durante una mesa redonda sobre equidad de género con The Queen's Commonwealth Trust (QCT) y One Young World en el Castillo de Windsor, Inglaterra

Meghan, la esposa del príncipe Enrique, ingresó una queja ante el regulador de medios británico sobre el presentador Piers Morgan y su comentario de que no creía una palabra de lo que ella había dicho en su histórica entrevista con Oprah Winfrey.

Morgan, un exeditor de tabloides y presentador de CNN, dejó esta semana su puesto de alto perfil en "Good Morning Britain", en ITV, después de una fuerte reacción contra sus comentarios sobre la entrevista en la que Meghan reveló que había contemplado el suicidio mientras vivía como miembro de la realeza en Gran Bretaña.

En una entrevista que sacudió a la monarquía británica, Meghan, quien se casó con el príncipe Harry en 2018, dijo que la familia real también había rechazado sus súplicas de apoyo a su salud mental.

La mañana siguiente a que la entrevista se emitiera en la televisión estadounidense, Morgan dijo en "Good Morning Britain", en medio de un torrente de otras críticas, que no creía una palabra de lo que Meghan había dicho. En un tuit, la llamó la "princesa Pinocho".

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

El programa del lunes atrajo más de 41.000 quejas al regulador de medios británico Ofcom, el segundo número más alto de su historia, que anunció una investigación. Los informes de los medios dijeron que la pareja también se había quejado a la emisora ITV.

"Podemos confirmar la recepción de una queja de estándares realizada en nombre de la duquesa de Sussex", dijo un portavoz de Ofcom el viernes, en referencia al título oficial de Meghan.

Meghan y Harry han chocado en muchas oportunidades con los medios británicos, en particular con los tabloides a los que acusan de intolerancia e invasión a la privacidad.

Como consecuencia, Morgan ha abandonado el programa, pero no pretende retirar lo dicho porque piensa que es verdad. Según la mayoría de periodistas del país está en su derecho de alegar e intentar demostrar que Meghan mintió en ciertos puntos de la entrevista sin que su puesto se vea bajo presión o tenga que dejar su trabajo por ello. Lo consideran un atentado contra la libertad de expresión.

De hecho, el propio Morgan sigue a través de las redes expresando lo que piensa sobre el tema sin tapujos y defendiendo a la familia real. Este sábado, por ejemplo, el Daily Mail publica las contradicciones de Meghan en la entrevista y el periodista se ha hecho eco de ellas con un tuit y un mensaje claro: "Esto quizás explique porque me siento incapaz de disculparme por no creer a la señorita Markle".

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

(Reporte de Kate Holton, Editado en español por Lucila Sigal)

VÍDEO | Tenso silencio en Buckingham tras las acusaciones de racismo de los duques de Sussex

Más historias que te pueden interesar: