Meghan Markle cometió un error, eso es todo

·4  min de lectura

Elementos de los medios de comunicación británicos, en su campaña para desacreditar a Meghan, duquesa de Sussex, piensan que tienen un momento "te atrapé". No tienen nada por el estilo.

La pregunta en el último falso escándalo sobre Meghan no es si pierde credibilidad por no informar al Tribunal Superior que su exsecretario de comunicaciones, Jason Knauf, proporcionó información para la biografía no autorizada, Finding Freedom, a los autores Omid Scobie y Carolyn Durand, con su conocimiento. No, la única pregunta es si esto habría marcado una diferencia en el resultado del reclamo de privacidad que ganó contra Associated Newspapers Limited, editor del Mail on Sunday. El hecho es que no debería hacer ninguna diferencia. Este es el porqué.

Esta es una lucha para ganar en la corte de la opinión pública, así que apliquemos un análisis de sentido común a lo que realmente es un tema sencillo aquí. Associated Newspapers Ltd. reprodujo partes de una carta privada que Meghan envió a su padre, Thomas Markle, en agosto de 2018, cuyas revelaciones, los tribunales ingleses, en febrero de 2021, consideraron “manifiestamente excesivas y, por lo tanto, ilegales”, y además declaró que no habría “posibilidad de que se llegara a un juicio diferente después de un juicio”.

El exitoso reclamo de privacidad de Meghan contra Associated Newspapers Ltd. no se basó en la colaboración, si la hubo, con los autores de Finding Freedom, sino en si Associated Newspapers Ltd. había violado o no su derecho a la privacidad al publicar partes de la carta a su padre. El fallo de la Corte de que publicar su carta privada era “excesivo” e “ilegal” es la clave de su victoria. Así que esta revelación sobre Finding Freedom no es crucial, creo.

Por lo general, la información pertinente a un juicio de demanda se comparte en la etapa de divulgación de un procedimiento de litigio, dando a ambas partes la oportunidad de confirmar o negar. Este caso nunca llegó a juicio porque ganó por sus méritos. Así que toda la información, incluido el que Jason Knauf informara a los autores de Finding Freedom con el conocimiento de Meghan, eventualmente se habría revelado en el proceso de litigio. No hay evidencia de que Meghan haya intentado ocultar esto.

Pero debido a que ella y el príncipe Harry previamente negaron haber colaborado con los autores de Finding Freedom, es engañoso sugerir que no la hubiera. Meghan tenía razón al disculparse ante el tribunal. Sin embargo, dejó en claro en su declaración de testigo que, aunque estaba al tanto de una reunión que Jason Knauf había programado con los autores de Finding Freedom, desconoce el alcance de la información que su exsecretario compartió.

Para aquellos que afirman que Meghan “sabía” que su carta a su padre podría ser filtrada, esto es una tontería. En primer lugar, cualquier persona a la vista del público tendría un temor genuino de que se pudieran filtrar sus comunicaciones privadas. En segundo lugar, su miedo a una filtración y el proceder a escribir la carta no la eximen de su derecho a la privacidad. Y en tercer lugar, Associated Newspapers Ltd. no puede usar esto como defensa porque no les da derecho a violar su derecho a la privacidad. A pesar de que su padre, Thomas Markle, ya había demostrado ser poco confiable con sus interacciones con la prensa, escribirle la carta no constituye el consentimiento de Meghan para que se comparta para el consumo público.

No se puede convertir la ficción en hechos, a pesar de lo que algunos parecen estar tratando de hacer con esta disculpa. Dada la conclusión final del fallo del tribunal a favor de Meghan, seguramente Associated Newspapers Ltd. no cree que tenga la posibilidad de revocar el fallo en una apelación. Sin embargo, creo que están decididos a hacerlo porque buscan el circo del juicio por una razón: intentar dañar la reputación de Meghan Markle.

Un juicio le daría a parte de los medios de comunicación los medios para arrastrar su nombre por el lodo con la esperanza de que algo pegara, para vender más periódicos. Quieren, al parecer, sacar provecho de la persona cuya reputación pretenden destruir. ¿Sabía Associated Newspapers Ltd. que podrían ser demandados por violar el derecho a la privacidad de Meghan cuando decidieron publicar su carta? Sí. Su equipo legal seguramente les habría proporcionado un análisis de riesgo. Pero parece que Associated Newspapers Ltd. consideró que la oportunidad de destruir la reputación de Meghan valía la pena en nombre del éxito y las ganancias. Aun así, fueron demandados y perdieron la demanda.

En lugar de que Associated Newspapers Ltd. siga adelante, están aferrándose en un juicio que parece que seguramente perderán. Parte de los medios británicos están ansiosos por intentar destruir a Meghan, pero podrían destruirse a sí mismos en el proceso.

La doctora Shola Mos-Shogbamimu es una activista política y por los derechos de las mujeres. Su libro This is Why I Resist ya está a la venta.

Relacionados

Meghan Markle “escribió carta a su padre para manipular la opinión pública”, dice exasistente

Meghan Markle afirmó que Harry enfrentó “reprimendas constantes” de la familia real por su padre distante

Meghan Markle se disculpa por engañar a tribunal sobre comunicación entre asistente y autores de su biografía

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.