Megaoperativo contrarreloj para encontrar el submarino ARA San Juan, a seis días de su desaparición

LA NACION
1 / 2

Megaoperativo contrarreloj para encontrar el submarino ARA San Juan, a seis días de su desaparición

El comandante de la Armada de Estados Unidos, Michel Erbelein, junto con el capitán de navío de la Armada Argentina, Gabriel Actis, quedaron a cargo del plan de rastrillaje y rescate

COMODORO RIVADAVIA.- En un operativo sin antecedentes, marines norteamericanos y personal de las Fuerzas Armadas argentinas avanzan contrarreloj en la carga del equipamiento en los dos buques remolcadores Skandi Patagonia y Sofía 100, que zarparon del puerto de esta ciudad en busca el submarino ARA San Juan. En tanto, se montó "una grúa de 350 toneladas" en el puerto local para la carga del submarino que, de manera remota, participará de los rastrillajes en la profundidad del mar, según detalló el administrador del puerto "Antonio Morán", Fabio Cambareri.

El operativo de búsqueda del ARA San Juan sacudió la rutina de Comodoro, base de operaciones del operativo montado para encontrar a los 44 tripulantes. Anoche, los potentes reflectores permitían continuar con la descarga de contenedores en el puerto, luego del traslado desde el aeropuerto en un recorrido por la ruta nacional número 3.

Relacionado: La gran preocupación de los familiares de los submarinistas es si aun tienen oxígeno

En diálogo con LA NACION, Cambareri sostuvo que ayer "fue un día intenso de mucho trabajo operativo y se contó con mucho personal de la Armada de Estados Unidos, profesionales y marines. Hoy llegará (al aeropuerto) más tripulación extranjera". Explicó que "el puerto será el centro de operaciones de los operativos de búsqueda del ARA San Juan, perdido al sur del Golfo San Jorge a una distancia cercana a las 200 millas, según se estima".

Agregó que "ayer trajeron por vía aérea carga y equipamiento especial, partes de un submarino, una campana presurizada para emergencia en profundidad y vehículos que se manejan a control remoto", detalló.

-Los remolcadores-

Ayer arribaron dos buques al puerto local el Skandi Patagonia, un remolcador suply, con un helipuerto y capacidad de transporte y maniobras importante con 93 metros de eslora, y el Sofía 100, sobre el que "debe hacerse una modificación interna para transportar equipamiento". Ambos trabajaban en plataformas petroleras en el Estrecho de Magallanes. Fueron contratados por la Armada de Estados Unidos y serán claves en el operativo de búsqueda.

Relacionado: El enorme despliegue de medios navales y aéreos que trabajan en la búsqueda

El comandante de la Armada de Estados Unidos, Michel Erbelein, junto con el capitán de navío de la Armada Argentina, Gabriel Actis, quedaron a cargo del operativo que se realiza de acuerdo al Protocolo Internacional de Escape y Rescate de Submarinos, en el cual participan 11 países.

Según explicó Erbelein en declaraciones radiales, el operativo se realiza de acuerdo al protocolo Internacional de Escape y Rescate de Submarinos (Ismerlo, de acuerdo a su sigla en inglés), y en el que participan buques, naves y personal de más de 11 países. Admitió que es la primera tarea de rescate que se realiza luego de "intensas prácticas previas que mantienen a los equipos de trabajo preparados para este trabajo".

A las 14 de ayer, tal como estaba previsto, al puerto de Comodoro llegó el poderoso remolcador Skandi Patagonia que hasta el incidente del submarino estaba realizando tareas en la zona de Ushuaia para la petrolera Total. El buque cuenta con una gran capacidad de bodega y operativa, y que incluso tiene un helipuerto, comenzó a ser cargada con los equipos especiales de la Armada de los Estados Unidos pasadas las 17.

A las 20, también llegó al puerto el Sofía, el otro remolcador que aunque mucho más chico, igual cumplirá una función importante. Este barco, también de bandera noruega como el Skandi, llevaría en su interior a un equipo de búsqueda remoto que podría incluso ser sumergido a más de 2000 metros marinos.

Cambareri dijo quese está "ante un acontecimiento extraordinario que tiene que ver con toda la operación para la búsqueda y rescate del submarino. Hace dos días se transportó carga de Estados Unidos, vinieron al aeropuerto de Comodoro submarinos que se dirigen por control remoto, cámaras para el rescate de personas, cámaras para descomprimir la presión, sondas y mucho más equipamiento".

A su vez, indicó que "de acuerdo a lo que nos dice la Armada, están preparados para intervenir en la segunda fase del plan de rescate. Todavía no pueden determinar el punto aproximado donde está el submarino. Una vez detectado, intervienen estos buques".

Sostuvo que "uno de los buques está haciendo tareas de modificación, otro en el día de hoy estará listo para salir y estamos esperando la llegada de personal especializado. Ayer había efectivos de Estados Unidos que son especialistas en distintas áreas", sostuvo.

Cambareri aclaró que "los norteamericanos tienen un presupuesto previsto para toda la operación que están desarrollando. Y el puerto está a absoluta disposición. Para el transporte del submarino se armó una grúa especial y estamos tratando de proveer todos los servicios necesarios como combustible, agua, víveres y todos los equipamientos que necesiten".

Relacionado: Gran Bretaña envía un equipo especializado para rescates bajo el mar

Los preparativos ya incluyen un protocolo en caso de que el operativo resulte exitoso. La directora del Area Programática Sur, Mariana Fernández, adelantó que en el Hospital Regional se ha dispuesto de un protocolo de emergencia que incluye, en caso de ser requerido, la suspensión de cirugías programadas y la derivación de pacientes de terapia intensiva a clínicas privadas. "Están disponibles tres ambulancias de urgencias y dos de traslado y si tenemos que recibir pacientes, estamos preparados para liberar las terapias derivando a otros establecimientos".

"El pedido puntual -destacó- que se nos formuló es el de tubos de oxígeno de traslado que eran requeridos por la flota estadounidense afectada al equipo de rescate. Hicimos un relevamiento en los hospitales y reunimos diecisiete a los que sumamos otros diez. Serían utilizados en un posible trabajo con la cápsula de acople".