Meena Harris, la sobrina de la vicepresidenta de EEUU a quien le han prohibido usar la imagen de su tía en sus productos

Jesús Del Toro
·8  min de lectura

¿Qué tanto las actividades de familiares de altas personalidades del gobierno afectan, o pueden causar suspicacias, en torno a la gestión de políticos y funcionarios electos? ¿Es válido que un pariente use la imagen o el nombre de su influyente familiar en sus actividades profesionales?

El riesgo de tráfico de influencias, conflicto de interés y demás ciertamente existe, y ha sido frecuente que familiares de presidentes de Estados Unidos hayan usado esa cercanía para tratar de obtener beneficios personales.

Meena Harris, sobrina de la vicepresidenta de Estados Unidos, Kamala Harris. (Reuters)
Meena Harris, sobrina de la vicepresidenta de Estados Unidos, Kamala Harris. (Reuters)

El ejemplo más cercano y notorio es el de la familia de Donald Trump –sus hijos Donald, Erik e Ivanka y su yerno Jared– que han sido criticados por haber usado la imagen y el impulso de la presidencia de Estados Unidos en beneficio de sus negocios personales y familiares. Ivanka y Jared incluso con el agravante de ser ellos mismos funcionarios públicos durante la administración de Trump.

¿Podría repetirse esa clase de situaciones durante la nueva administración de Joe Biden y Kamala Harris?

El talante del presidente y la vicepresidenta son sustancialmente distintos que los de Trump, pero justo por ello, y para apartarse del estruendo que caracterizó a la pasada administración, la Casa Blanca de Biden y Harris estaría siendo muy puntillosa para evitar que se den problemas, o incluso la percepción de ellos, vinculados con influyentismo familiar. Los escándalos reales o inventados vinculados a los negocios de Hunter Biden, hijo del presidente, plagaron la pasada campaña presidencial demócrata, y la nueva administración desea prevenir nuevos problemas de esa índole.

Es aquí donde aparece la figura de Meena Harris.

Kamala Harris, vicepresidenta de Estados Unidos, ha hecho historia por ser la primera mujer, y la primera persona de ascendencia afroamericana y del sudeste asiático en llegar a esa posición. Para ella, su familia ha sido una parte clave, obviamente en su vida personal pero también en su carrera profesional. Su madre, Shyamala Gopalan Harris, nacida en la India y que realizó su carrera científica en Estados Unidos, fue una destacada investigadora biomédica que realizó aportaciones significativas a la lucha contra el cáncer. Su hermana menor, Maya, como la hoy vicepresidenta se graduó en derecho y ha sido abogada de derechos civiles y directora de la Unión Americana de Derechos Civiles en el norte de California.

Y, además de su esposo y sus hijastros, otra figura clave de su familia y su vida personal es su sobrina Meena, de 36 años, quien ha desarrollado su carrera primero como abogada y luego, sobre todo, como emprendedora en una singular reunión de moda, libros para niños y mensajes de motivación personal y empoderamiento.

Meena Harris, de 36 años, ha estado siempre muy cerca de su tía Kamala. Su madre, Maya, fue una madre soltera adolescente y Meena vivió su infancia en gran cercanía con su abuela Shyamala quien, se cuenta, aportó a su nieta los mismos valores de conciencia social que dio a sus hijas. Meena siguió los pasos de su madre y de su tía y se graduó como abogada en Harvard.

Con todo, su carrera como abogada fue corta, y otras actividades capturaron su atención. En 2016, durante la campaña de Kamala Harris al Senado por California, Meena fue asesora en política y comunicación de su tía y tomando el título de un poema de la escritora estadounidense Maya Angelou, ‘Phenomenal Woman’ (Mujer fenomenal), imprimió esas palabras en camisetas y las puso a la venta para recaudar fondos para varias organizaciones, de acuerdo a The Oprah Magazine.

Pensaba que solo vendería unos cientos, pero en un solo día vendió 2,500 de esas camisetas. Así, Meena decidió dar un giro a su carrera y en 2017 fundó Phenomenal, una compañía de moda que se ha caracterizado por vender prendas con frases inspiradoras y que exaltan la identidad de las personas que las visten. Además de la clásica ‘Phenomenal Woman’, Meena ha lanzado prendas con leyendas como ‘Phenomenally Latina’ (Fenomenalmente latina), ‘Phenomenally Indigenous’ (Fenomenalmente indígena), ‘Phenomenally Trans’ (Fenomenalmente trans) y otras relacionadas con el movimiento antirracista y contra la brutalidad policiaca Black Lives Matter, por solo citar algunas.

Sus prendas, que no solo son camisetas sino también sudaderas, gorras y calcetinas, se han vuelto muy populares y han sido vestidas por celebridades e influencers, que las lucen en posts en Instagram, TikTok y más. En su campañas promocionales en redes sociales, Meena con frecuencia incluye fotografías y menciones de su tía Kamala Harris.

Además, Meena ha escrito dos libros de historias para niños. El primero, ‘Kamala & Maya Great Idea’ (La gran idea de Kamala y Maya) fue publicado en 2020 y está basado en la vida de su tía y su madre, relatando como ellas, inspiradas por su abuela Shyamala, decidieron trabajar a favor de su comunidad.

Ese libro fue lanzado al mercado a mediados de 2020, cuando sonaba fuertemente que el entonces candidato presidencial demócrata Joe Biden podría seleccionar a Kamala Harris como su candidata a la vicepresidencia. Ella había buscado la candidatura presidencial demócrata meses atrás, pero abandonó la contienda en diciembre de 2019.

Así, el libro de Meena Harris apareció en momentos en que su tía Kamala crecía como la opción vicepresidencial demócrata, luego de que el propio Biden había dicho tiempo atrás que optaría por una mujer para esa posición.

Y el pasado 19 de enero, un día antes de que su tía asumiera la vicepresidencia de Estados Unidos, Meena lanzó su segundo libro para niños, ‘Ambitious Girl’ (Chica ambiciosa) en la que con base en su vida y la de su familia, su abuela, su madre y su tía, motiva a las niñas a no dejarse frenar y luchar por los altos objetivos que desean para sus vidas.

Meena y su tía Kamala han estado siempre muy unidas, y la hoy vicepresidenta aparecía con frecuencia en mensajes y campañas de su sobrina. A fin de cuentas, ellas comparten experiencias de vida profundas y pueden decir, cada una a su modo, que han seguido las enseñanzas solidarias de su abuela y madre Shyamala.

Con todo, durante la campaña electoral y sobre todo luego de que Biden y Harris ganaron las elecciones, las actividades promocionales de Meena comenzaron a causar preocupación. Según reportó el periódico Los Angeles Times, cuando unos días antes del inicio del gobierno de Biden tuvo lugar una aparición de Meena en el programa de televisión ‘Today’ para promocionar su libro ‘Ambitious Girl’, fueron desplegadas fotografías de la autora y de su tía, la entonces vicepresidenta electa Kamala Harris.

Eso quizás habría sido la gota que derramó el vaso, pues se afirma que durante la pasada campaña presidencial las actividades promocionales de Meena, en las que recurría al nombre o a la imagen de su tía, inquietaron al equipo de la campaña demócrata.

Algunos, dice el LA Times, incluso consideraron que si no fuera por su asociación con Kamala Harris, Meena no recibiría la atención mediática y en redes sociales que tiene.

¿Estaba sacando Meena provecho de ser sobrina de la candidata vicepresidencial y luego vicepresidenta electa?

Por ejemplo, el LA Times comenta que Meena comercializó camisetas con la leyenda “Mi tía vicepresidenta” o con la frase “Yo estoy hablando”, que se volvió famoso por ser una reacción de Kamala Harris durante su debate con el entonces vicepresidente Mike Pence.

Y, según el LA Times, Meena voló en un avión privado en compañía de un donante de Biden a la ceremonia de toma de posesión del pasado 20 de enero y publicó fotos de ello en Instagram.

Al parecer, en el equipo de Biden y Harris se considera que lo que sucedió antes de la victoria electoral es tiempo pasado, pero también le habrían indicado a Meena que no puede seguir usando el nombre y a imagen de su tía en sus campañas y productos. Le han permitido que los siga vendiendo hasta agotar existencias, pero no volver a producirlos. Tampoco puede hacerlo en futuros productos o libros.

Con todo, hay quien puede decir que la asociación de Meena con su tía es parte de su vida. ¿Por qué no podría ella aludir a ello si se trata de su propia experiencia, de su propia biografía?

La razón tendría que ver con el ejemplo y la imagen que el nuevo gobierno estadounidense quiere proyectar en cuestiones de ética. “Hemos estado atacado a los Trump por años [por sus engaños y abusos financieros]… Debemos ser mucho más limpios”, dijo al citado periódico un exasesor de Kamala Harris.

Así, la Casa Blanca de Biden y Harris quiere distanciarse al máximo de ello y no quiere dejar ni siquiera la mínima posibilidad de que se perciba que se usa la presidencia o la vicepresidencia para beneficio de familiares. Por ello, no permitirán que se vincule la imagen del presidente o la vicepresidenta en cualquier tipo de actividad comercial o empresarial que pueda dar la impresión de que tiene el apoyo de ellos. No ha trascendido lo que Kamala Harris piensa ella misma al respecto de las actividades de su sobrina, pero en todo caso la posición institucional del equipo de transición y luego la Casa Blanca sería clara.

Las actividades de Meena Harris no se comparan con las de los Trump, pero la necesidad de distanciarse del pasado y mostrar un nuevo ejemplo estaría impulsando a la actual Casa Blanca a ser muy puntillosa y ya estarían formulándose lineamientos al respecto.

La compañía de Meena continuará sus actividades y ya no incluirá el nombre o la imagen de su tía en sus productos. Con todo, algunos podrían decir medio en serio y medio en broma que Phenomenal bien podría lanzar nuevas camisetas con la leyenda “Sin conflictos de interés” o “No soy como los Trump”.