"Medios atacan mi gobierno, nosotros solo argumentamos, replicamos"

CIUDAD DE MÉXICO, mayo 18 (EL UNIVERSAL).- El presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que no tiene confrontación con los medios de comunicación, tanto nacionales como extranjeros, sino que acusó, "son los medios los que atacan y tienen una campaña contra mi gobierno", y lo único que hace su administración, indicó, es argumentar, replicar y aclaras las cosas.

En conferencia de prensa, el titular del Ejecutivo federal comentó: "Yo no tengo confrontación con los medios, son los medios, y no todos, los que atacan al gobierno, para decirlo así, de manera sencilla; entonces, lo que hacemos nosotros es argumentar, replicar, aclarar las cosas".

"En el caso de los medios, no de todos desde luego, su comportamiento tiene que ver con los privilegios que tenían antes, sobre todo lo que recibían en publicidad, tanto las empresas periodísticas como periodistas, no todos, pero había periodistas que ganaban más de un millón de pesos mensuales. Entonces, como eso ya no es posible, pues están enojados, pero no hay que enojarse y sí hay que confrontar ideas, no está mal, es parte de la democracia", dijo.

En su edición de este sábado, EL UNIVERSAL informó que durante la pandemia del Covid-19 el presidente de México y su homólogo de Estados Unidos, Donald Trump, han coincidido en sus críticas hacia el papel que desempeñan los medios, cuestionamientos que se han intensificado en esta pandemia por las coberturas e investigaciones periodísticas sobre el tema.

En el caso del mandatario mexicano, por lo menos en los últimos 30 días, en dos ocasiones ha fustigado las investigaciones de la prensa internacional desde la tribuna de sus conferencias en Palacio Nacional.

En este sentido, esta mañana, nuevamente el mandatario aseguró que empresarios impulsan una campaña de desprestigio a su gobierno, y "ya como no les da el desinformar en la prensa de México, ahora han acudido a los periódicos de otras partes del mundo, periódicos famosos, el Wall Street Journal, el New York Times, el Washington Post, el Financial Times, El País".

"¿Cuál es la característica de esos periódicos? Hablando con franqueza, pues que están también tomados por las grandes corporaciones internacionales, económicas y financieras. Es una decadencia también expresada en los medios de comunicación del mundo".

En Palacio Nacional apuntó que en el ejercicio periodístico "hace falta imperativo ético".

"Es muy lamentable que, en Estados Unidos, que tenían históricamente desde la fundación de esa gran nación con principios democráticos como los describe Tocqueville, dos cimientos importantísimos: Uno, era su poder judicial independiente, lo siguen manteniendo, incluso siguen hasta eligiendo a sus jueces, el pueblo elige a sus jueces y apego a la legalidad.

"Y lo otro que era importantísimo, su prensa independiente, libre, y eso se ha ido perdiendo porque se ha ido convirtiendo su prensa en defensora de intereses de grupos, y la prensa, en cualquier parte del mundo debe ser independiente, alejada del poder económico, del poder político y cercana siempre a los ciudadanos, al pueblo, a la verdad".

Señaló que, en el caso del periódico El País, de España, era el periódico, y sigue siendo, que defendía a las empresas españolas que hacían negocios en México, "por eso un día sí y el otro también nos cuestiona. Y todavía hay quienes piensan -no muchos y cada vez menos- que son objetivos, profesionales, incluso de izquierda o progresista. Nada de eso".