En medio de la suba de casos, Horacio Rodríguez Larreta brindó una conferencia con tos y afónico

·3  min de lectura
Conferencia de prensa del gobierno porteño
Captura

Esta mañana el jefe de Gobierno de la ciudad de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta, brindó una conferencia de prensa en el centro de testeos de Costa Salguero en la que se lo vio con tos y afonía. De hecho, en varios momentos, debió interrumpir el hilo de su discurso para toser o para recobrar aliento.

Esto originó que muchos se preguntaran por su salud en momentos en los que se da y se informa de un fuerte aumento de casos de coronavirus tanto en la Ciudad como en el país.

Ante las versiones, fuentes cercanas al funcionario aclararon a LA NACION que si bien Larreta está afónico, lo que tiene es un resfrío originado por los cambios de temperatura y el estar en ambientes con aire acondicionado.

Además, aseguraron que el jefe de Gobierno porteño se hisopa día por medio debido a su función pública y que el último test que se realizó fue justo antes de la conferencia de prensa: dio negativo.

Larreta estuvo hoy en Costa Salguero junto al ministro de Salud, Fernán Quirós, y al jefe de Gabinete de la Ciudad, Felipe Miguel. Allí alertó sobre el incremento en los contagios de Covid-19 y pidió que se continúen con las medidas de prevención.

Además pidió a quienes no estén vacunados o les falte completar el esquema que se inoculen y quienes que quienes tengan ya las dos dosis, que se den la de refuerzo.

“Es muy importante aplicar la tercera dosis. Pasados unos meses de la segunda, una dosis de refuerzo ayuda a sostener la inmunidad en niveles altos, por eso en la Ciudad estamos adelantando la aplicación de la tercera dosis al quinto mes desde la segunda. Ese es el plazo para sostener la inmunidad”, aseguró.

Aumento de casos

“Después de muchas semanas de estabilidad, los casos empiezan a subir a un ritmo acelerado”, sostuvo Larreta en la conferencia de prensa. Además, detalló que hace dos semanas el promedio de infecciones por día era 486 y que hoy ese número se ubica en 880.

“En los últimos días hubo picos que duplicaron ese promedio, por arriba de 1500 casos por día, con un R [que indica a cuánta gente puede contagiar una persona infectada] que es alto, de 1,2″, explicó.

Por su parte, Quirós confirmó que “los datos de la Ciudad y de la Argentina indican que el aumento está evolucionando como ola epidémica. El R está arriba de uno, es indiscutible”.

El funcionario dijo que “el inicio de la ola tiene que ver con la variante delta, pero sobre esa ola hay evidencia preliminar que la ómicron empieza a circular”. Por esto, concluyó: “Tendremos una superposición epidemiológica que irá evolucionando semana a semana”.

Quirós explicó que lo que ha ocurrido es “bastante común” ya que “cuando hay coexistencia entre variantes, en días o semanas ómicron sobrepasa los contagios y toma la predominancia”.

En cuanto al Pase Sanitario que se aplicará desde el 1 de enero en la Provincia de Buenos Aires y en el algunas provincias del país, volvió a repetir que en territorio porteño no consideran que sea de “utilidad” aplicarlo.

“Lo que busca el pase es facilitar a quienes están en el período dubitativo si vacunarse o no, porque el pase no va a hacer actuar a aquellos que decididamente no se quiere vacunar. En la Ciudad, dado el grado de vacunación, personas en esa condición son extremadamente pocas. Para otras jurisdicciones o países, podría tener utilidad; en la Ciudad no lo vemos muy necesario. Estamos fortaleciendo cuidados y control de la normativa en los grandes espectáculos masivos y en los boliches, donde hay el máximo riesgo”, cerró.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.