En medio de la pelea entre el kirchnerismo y el peronismo cordobés, los intendentes sacan provecho

·3  min de lectura
El presidente encabeza la entrega de un avión Pampa III a la Fuerza Aérea en Córdoba
El presidente encabeza la entrega de un avión Pampa III a la Fuerza Aérea en Córdoba

CÓRDOBA.- Hacemos por Córdoba, el peronismo liderado por el gobernador Juan Schiaretti, y el Frente de Todos (FdT) focalizan fuerte su campaña trabajando con los intendentes de esta provincia. En la pelea por la territorialidad se suceden las reuniones con los referentes de ciudades y localidades, y se reparten obras y programas . La Casa Rosada busca hacerlo directamente, generando un puente con los jefes comunales. Frente a una sociedad apática, hasta el momento, son los intendentes los que se perfilan como los ganadores de estas semanas.

El gobernador ya protagoniza el pedido del voto, mientras desde Nación envían refuerzos para sus postulantes. Este miércoles llegará el ministro de Economía, Martín Guzmán, para participar en una cena de empresarios y están previsto también el arribo de Gabriel Katopodis, de Obras Públicas, y Juan Zabaleta, de Desarrollo Social. Incluso se especula con que el presidente Alberto Fernández podría venir la próxima semana.

Un peronismo sin liderazgo

El líder del segmento de Diputados del FdT, Martín Gill -secretario de Obras Públicas de la Nación todavía en su cargo pese a ser candidato e intendente de Villa María en uso de licencia desde hace más de un año- aparece muy dinámico con actos en diferentes localidades, donde hasta que la ley lo permitió recorrió trabajos financiados por la Nación. Mantiene reuniones con intendentes y día antes de la foto del Presidente con el empresario Roberto Urquía, dueño de Aceitera General Deheza (AGD) y Carlos Caserio, tuvo una con él.

A Caserio, senador nacional y precandidato para renovar su banca, le gusta decir que los postulantes del sector son “todos peronistas” y que el kirchnerismo “no existe como tal”. También subraya que la próxima elección es “nacional”, con lo que apunta a bajarle el precio al argumento eje de la campaña de Hacemos por Córdoba, que es “cuidar los intereses” de la provincia en el Congreso.

Hace dos semanas estuvo el ministro de Hábitat, Jorge Ferraresi, quien firmó convenios para construcción de viviendas con 164 intendentes y apuntó a Schiaretti: “Está más cerca de (Horacio Rodríguez) Larreta que del PJ”.

El argumento que emplean en el FdT es que Fernández “terminó” con los desencuentros con Córdoba. De hecho, con unas 140 obras, la provincia aparece detrás de Buenos Aires en las más beneficias por proyectos de Nación .

Gill visita obras y hace anuncios como candidato y secretario de Obras Públicas.
Gill visita obras y hace anuncios como candidato y secretario de Obras Públicas.


Gill visita obras y hace anuncios como candidato y secretario de Obras Públicas.

En Hacemos por Córdoba, el ministro de Industria y precandidato a senador nacional, Eduardo Accastello -quien en 2015 fue candidato a gobernador por el kirchnerismo y es exintendente de Villa María- también se acerca a los intendentes. Tuvo una reunión de la Red de Municipios Industriales de Córdoba y, junto a Schiaretti, entregó 100 nuevas promociones industriales a empresas que se comprometieron a invertir $4800 millones en la provincia.

El gobernador, mientras pudo, realizó varias inauguraciones de obras acompañado de las candidatas que encabezan las listas de Diputados y Senadores, Natalia de la Sota y Alejandra Vigo, su mujer.

El discurso del peronismo cordobés se fundamenta en la gestión y en subrayar que, pese a la pandemia, la inversión provincial en obras y en programas para las economías regionales no se frenó. Para el schiarettismo es importante el resultado en las PASO porque le permitirá tener una idea de si el voto que lo acompaña en las elecciones provinciales en esta instancia se reparte con el FdT o no.

En un acto en Río Cuarto fue Horacio Busso, ministro de Agricultura y candidato a diputado, quien criticó las prácticas del kirchnerismo: “Lo que nos parece más preocupante son las formas que el gobierno nacional puede usar para cooptar voluntades en una coyuntura electoral” .

El cumpleaños que violó la cuarentena: los invitados debieron pagar medio millón de pesos

Fue contra la decisión de Nación -que no es nueva- de acordar directamente con los municipios y no pasar por las administraciones provinciales. “Eso me parece que no es sano, por lo menos en la cultura política que tenemos en Córdoba. Se ha sido oportunista en algunas situaciones. Se tendría que ser más transparente desde el punto de vista de las relaciones. El gobierno nacional se tendría que relacionar con las provincias, y las provincias con los municipios”, dijo.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.