En medio de pandemia, el deporte brinda momentos memorables

JOHN MARSHALL
·4  min de lectura

Sarah Fuller era guardameta del equipo de fútbol de Vanderbilt, cuando llamó a su puerta la oportunidad de hacer historia.

El equipo de fútbol americano de esa misma universidad se había quedado sin pateador por los problemas con el coronavirus. Así, el entrenador Derek Manson pidió ayuda al equipo de fútbol de mujeres. Le preguntó al entrenador Darren Ambrose si Fuller podría ser una buena opción.

Lo fue.

Fuller, jugadora de último año en la institución, se convirtió en la primera mujer en participar en un encentro de fútbol americano de la división Power 5, al realizar una patada de salida por los Commodores ante Missouri, el 28 de noviembre.

Dos semanas después, volvió a hacer historia, como la primera mujer en anotar dos puntos extra, en el duelo frente a Tennessee.

El uniforme de Fuller fue enviado al Salón de la Fama del Fútbol Americano Colegial. Su logro, que rompió la barrera de género, significó un rayo de inspiración en medio de la oscuridad de la pandemia.

“En todo este tiempo la pregunta ha sido si puedo lograrlo, si soy suficientemente buena para hacerlo”, dijo Fuller. “El tema no era si yo soy una chica. Así que es algo que aprecio de verdad. Al final, me trataron como una deportista, y eso es lo mejor que yo podía haber pedido”.

El coronavirus convirtió el año deportivo 2020 en uno de los más extraños de la historia, lleno de posposiciones, cancelaciones, infecciones y cuarentenas.

Pero los deportes pueden inspirar incluso en los momentos más aciagos. Y pese a todas las penurias, 2020 deparó algunas situaciones alentadoras.

Los Chiefs de Kansas City prodigaron una justo antes de que comenzaran las suspensiones. Ganaron su primer Super Bowl en medio siglo, apoyados en el quarterback Patrick Mahomes, quien se ha convertido en una celebridad.

Otra larga sequía terminó cuando Liverpool se coronó en la Liga Premier. No había sido campeón de Inglaterra en 30 años.

Los Dodgers de Los Ángeles mantuvieron viva esta tendencia al final de una campaña abreviada por la crisis mundial de salud. Ganaron la Serie Mundial por primera ocasión desde 1988.

“Nunca nos detuvimos”, dijo Corey Seager, el Jugador Más Valioso del Clásico de Otoño. “Estábamos listos para lograrlo en cuanto comenzamos. Luego, simplemente continuamos con nuestro trabajo”.

La NHL del hockey sobre hielo y la NBA pararon sus campañas y las reanudaron dentro de “burbujas”.

El Ligthning de Tampa Bay aprovechó al máximo su estadía en Edmonton, al ganar la segunda Copa Stanley en la historia de la franquicia (la primera fue en 2004). Se impuso en seis partidos a los Stars de Dallas.

Los Lakers de Los Ángeles comenzaron 2020 llorando a Kobe Bryant, quien falleció en enero, debido a un accidente de helicóptero, junto con su hija de 13 años y otras seis personas.

Meses después, los Lakers honraron a su exastro de la mejor manera posible: Ganando el 17mo título en la historia de la franquicia, para empatar un récord. Fue la primera coronación de Los Ángeles desde 2009, cuando Bryant ganó su quinto cetro en 2009.

En la final, los Lakers doblegaron al Heat en seis partidos.

“Todo lo que queríamos era hacer esto por él”, dijo Anthony Davis, ala-pívot de los Lakers. “Sé que él está mirando hacia abajo y está orgulloso de nosotros”.

Lewis Hamilton hizo historia en 2020, al obtener su séptimo título de la Fórmula Uno, para igualar el récord de Michael Schumacher.

Y mientras el mundo esperaba a que terminara la pesadilla de la pandemia, Colin Morikawa embocó el tipo de tiro con el que sueñan todos los golfistas.

En una batalla durante la recta final del PGA Championship, el jugador de 23 años logró un tremendo drive al hoyo 16 de Haring Park, donde se anotó un eagle. Firmó una tarjeta de 64 en la ronda definitiva, para conquistar su primer major.

“Ese tiro en el 16 pareció sacado de un videojuego”, dijo Cameron Champ, quien jugaba junto a Morikawa en aquel día de agosto.

Kim Ng aportó inspiración sin ser deportista. Se le nombró gerente general de los Marlins de Miami, con lo que es la primera mujer en ocupar ese puesto en cualquiera de las principales ligas deportivas de Estados Unidos.

Y lo conseguido por Chris Nikic merece una mención aparte

El joven de 21 años tenía dificultades para respirar, arrastraba numerosas dolencias y estuvo a punto de abandonar en varias ocasiones. Pero soportó 17 horas de desgaste en una de las competiciones más exigentes del mundo.

Se convirtió en la primera persona con síndrome de Down que ha completado el triatlón en la modalidad de Ironman.

“Eres un hombre de hierro”, tuiteó la serie de triatlón Ironman tras el logro de Nikic, quien dio a los aficionados un momento memorable en un año que nadie olvidará fácilmente.