Medio millón de mexicanos están infectados con hepatitis C y solo 5 % lo sabe

·3  min de lectura

Ciudad de México, 26 jul (EFE).- Al menos medio millón de mexicanos están infectados con hepatitis C, aunque aproximadamente solo 5 % de ellos lo saben, por lo que es urgente promover campañas de detección, ya que la infección por este virus es 100 % curable, advirtieron este lunes especialistas.

"Estimamos que actualmente unas 500.000 personas en México viven con hepatitis C, pero solo 5 % de ellos lo saben y, de ese porcentaje, solo el 1 % está siendo tratado", aseveró en conferencia de prensa virtual Miriam Castellot, directora ejecutiva de la asociación "Unidos por una vida mejor".

La hepatitis C es una enfermedad producida por un virus del mismo nombre que provoca inflamación en el hígado y genera cáncer en este órgano, cirrosis e incluso la muerte.

A propósito del Día Mundial de la Hepatitis, que se conmemora el 28 de julio, Jesús Felipe González Roldán, presidente de la Sociedad Mexicana de Salud Pública, señaló en el mundo existen 325 millones de personas viviendo con esta enfermedad; sin embargo, menos de 1 de cada 10 lo sabe.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), cada 30 segundos muere una persona por esta infección o sus complicaciones.

"Es por ello que es urgente encontrar a los pacientes", afirmó Nayelli Cointa Flores García, vicepresidenta del Comité Científico de la Fundación Mexicana para la Salud Hepática (Fundhepa).

La experta destacó que se trata de una enfermedad silenciosa pues en sus inicios no presenta síntomas y por ello muchos pacientes ignoran que están infectados.

"Cuando ya se presentan es por que ya existe una enfermedad avanzada", afirmó.

Entre los signos de la enfermedad están fiebre, fatiga, pérdida de apetito, náuseas, vómitos, dolor abdominal, orina oscura, heces color arcilla, dolor en las articulaciones e ictericia (coloración amarillenta de la piel y los ojos).

"El problema es que 85 % de quienes sufren la infección se convierten en portadores crónicos y tienen riesgo de desarrollar cirrosis o carcinoma hepatocelular (cáncer de hígado) de 15 a 25 años después de la infección", precisó Flores García.

UNA ENFERMEDAD CURABLE

La hepatitis tiene tres tipos: A, B y C. Mientras para las primeras dos existen vacunas para prevenirlas, para la tercera aún no se ha desarrollado un biológico que evite el contagio.

Sin embargo, existen medicamentos que pueden curarla y evitar que derive en enfermedades crónicas como la cirrosis o el cáncer.

Las terapias consisten en medicamentos antivirales de acción directa que se suministran por un periodo de entre 8 y 12 semanas y, de acuerdo con los expertos,"tienen efectos adversos muy bajos".

No obstante, para el doctor González Roldán, el principal reto ahora sigue siendo la detección: "estimamos que 70 % de la población ha estado en contacto con el virus, por eso todos deberíamos acudir a hacernos una prueba de diagnóstico", puntualizó,

Explicó que aunque es común que este virus se transmita por transfusiones, uso de jeringas usadas y consumir drogas inyectables, también puede provocarse el contagio al realizarse un tatuaje, perforaciones, con algún procedimiento dental o hasta con tratamientos estéticos.

Señaló que en instituciones como el Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán se realizan pruebas gratuitas, por lo cual instó a la población a realizarse una.

Asimismo, la Fundhepa cuenta con un sitio web para dar a la población información confiable de la enfermedad, así como los métodos de prevención y vincular a los pacientes con las instituciones que ofrecen el tratamiento.

"Es importante que se sepa que es una enfermedad que se puede curar y tenemos la oportunidad histórica de hacerlo", concluyó Flores García.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.