Medio Metro, del bullying y las drogas a ser el rey de los sonideros

CIUDAD DE MÉXICO, enero 25 (EL UNIVERSAL).- Gracias a su peculiar forma de bailar, José Eduardo Rodríguez de 24 años, oriundo de León, Guanajuato, ha conquistado los corazones de miles de mexicanos con sus creativos pasos como lo son: El paso de Santa Fe Klan, El pingüinito, entre otros.

Debido a su baja estatura, uno de sus amigos a quien le apodan "El pelón" decidió llamarlo "Medio Metro", sobrenombre con el que se dio a conocer, asegura que no le molesta en lo absoluto que lo llamen así.

"Un amigo que le decimos Pelón, que es de la 10 de mayo, me puso Medio Metro y así se me quedó. Actualmente ya no me llaman por mi nombre, ya todos me saludan y me llaman Medio Metro. La verdad no me molesta que me digan así, si no lo contrario, siento bonito", expresó.

Antes de ser famoso, Eduardo sufrió de bullying y rechazo por parte de varias personas, situación que lo orillo a tomar malas decisiones como caer en el mundo de las drogas, pero su panorama cambió por completo gracias al Sonido Pirata quien lo dio a conocer.

"La verdad antes yo me drogaba, era bien drogadicto, casi no estaba en mi casa, vivía en la calle. Gracias al Pirata estoy aquí, y por eso estoy muy agradecido. Él fue el que me dijo, Medio Metro avientate el paso del chavito, y el que me incitó a que me vistiera como el chavito. Una vez está transmitiendo desde su taller, porque él antes tenía un taller mecánico, me acuerdo que ese día estaba El Bocho, y le mandé un saludo y le dije al Pirata si me daba trabajo y desde ese día comenzamos a trabajar", mencionó.

Desde pequeño, José desarrolló su gusto por el baile, pues señaló que uno de sus más grandes sueños era ser un excelente bailarín.

"A mí desde chiquito me gustaba bailar, recuerdo que escuchaba las cumbias y mis pies comenzaban a moverse, mi sueño era ser bailarín. Recuerdo que iba a los bailes antes y solamente me quedaba parado por que no sabía bailar y fue cuando me propuse aprender a bailar", recalcó.

Hace unos días se dio a conocer en las cuentas oficiales del Sonido Pirata que Medio Metro decidió terminar su contrato con ellos, por lo que ya no se presentará con éstos en ningún evento que tenían programado. Debido a esto, "el chavito" expresó que su separación fue porque tiene otras metas de vida, como lo es su familia, pues desea sacar adelante a su hermano.

"Me separé porque un día llegué de viaje con Pirata con solo mil 500 pesos, y la verdad pensé que era muy poquito. Tiempo después recibí una llamada diciéndome de un evento, pero yo no sabía qué evento, hasta que me dijeron que ya estaba contratado y que le habían depositado 2 mil 500 pesos por mí a Pirata. La verdad yo quiero lograr otra meta, porque la verdad yo le estoy echando ganas por mi hermano que está malito, ya que no puede caminar, y Pirata solo me daba 500 por evento. Apenas me enteré que Pirata cobraba por mi 5 mil pesos por evento, y la verdad me saqué de onda, y hasta me han amenazado por eventos que ni estaba enterado", dijo.

Tras esta separación, Medio Metro ha recibido malos comentarios en las redes sociales, pero recalcó que él no se dará por vencido, ya que el amor de su público es quien lo motiva a seguir adelante.

"Me siento bien contento, porque por la gente estoy aquí, la verdad. Por la gente estoy aquí, y estoy agradecido con mi gente que me está apoyando. La gente me quiere por eso voy a echarle ganas, y voy a salir adelante", expuso.