En medio de la guerra, el OIEA refuerza su presencia en las plantas nucleares de Ucrania

El director del Organismo Internacional de Energía Atómica, Rafael Grossi, volvió a visitar la planta de Zaporizhia, la central nuclear ucraniana bajo control ruso, y anunció que desplegará presencia permanente en las otras tres centrales del país. Mientras tanto, el recuento de víctimas del ataque de Moscú a un edificio residencial en Dnipro subió a 44.

Ucrania entrará pronto en su segundo año de guerra contra Rusia y uno de los temores que se mantienen como una espada de Damocles sobre el país son sus cuatro plantas nucleares y la posibilidad de que el conflicto las afecte.

Zaporizhia es la única que, por ahora, se encuentra en la línea de frente: desde marzo de 2022 está bajo dominio de tropas rusas y ha sido objetivo de varios ataques cruzados.

Por ello, hace más de cuatro meses el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) mantiene una presencia continuada en la central con el objetivo de controlar el funcionamiento seguro de las instalaciones. Ahora esta presencia se extenderá al resto de centrales.

Rafael Grossi, director general de la entidad, viajó hasta Zaporizhia este martes 17 de enero para anunciar que, a partir de la próxima semana, 12 expertos en seguridad nuclear estarán en las plantas de Rivne, Ucrania del Sur y Khmelnytskyy, además de la central de Chernóbil, deshabilitada desde 1986 después del grave accidente nuclear que todavía afecta hoy la región.

"Cuando esta trágica guerra entra en su segundo año, debemos seguir haciendo todo lo posible para evitar el peligro de un grave accidente nuclear que causaría aún más sufrimiento y destrucción al pueblo de Ucrania y más allá", declaró Grossi.

Al menos 44 muertos tras ataque en Dnipro

Con EFE y Reuters


Leer más sobre FRANCE 24 Español

Leer tambien:
Aumenta a 40 cifra de muertos en Dnipro tras un ataque ruso que el Kremlin niega
En Ucrania, incertidumbre sobre Soledar mientras Kiev sufre nuevos ataques
"No hubo tregua navideña", aseguran civiles y soldados en Ucrania