En medio del escándalo y la desaprobación, González Cruz no retomará la alcaldía de Tijuana

Redacción
·3  min de lectura
En medio del escándalo y la desaprobación, González Cruz no retomará la alcaldía de Tijuana
En medio del escándalo y la desaprobación, González Cruz no retomará la alcaldía de Tijuana

El 29 de enero de este 2021, el alcalde de Tijuana, Arturo González Cruz, anunció que dejaría el cargo por segunda ocasión desde que inició su mandato. De acuerdo con un video que se publicó en redes sociales, la causa de su licencia es por motivos personas.
Ante esto, compartió que entrará en su lugar Karla Ruiz Mcfarland, quien ya había tomando su puesto la primera vez que pidió licencia, cuando buscaba la candidatura de Morena para Gobernador de Baja California, como esto no sucedió y nombraron como candidata a la alcaldesa de Mexicali, Marina del Pilar Ávila Olmeda, González Cruz regresó a la alcaldía de Tijuana.
Por otro lado, según informan fuentes locales, el saliente alcalde no tiene pensando volver a retomar su cargo o buscar la reelección y agregó que no intervendrá más en los asuntos políticos referentes al partido de Morena, todo esto en medio del último escándalo en el que estuvo involucrado y que se relaciona con el Club Campestre de Tijuana.
Recordemos que las últimas semanas se ha estado hablando de la expropiación de dicho Club por el gobierno de Baja California y hay quien adjudica estas intensiones a la mala relación entre el municipio de Tijuana con el gobierno estatal. Pues no olvidemos que González Cruz ha sido presidente del Club en varias ocasiones.
Esto último se relaciona a varias irregularidades: entre éstas destacan el descuento de miles de pesos (casi un millón) en el predial que se realizó al club privado. Esto fue denunciado desde noviembre por el comunicador Víctor Lagunas ante las oficinas de la Sindicatura Municipal, quien demandó al alcalde por los delitos de tráfico de influencias y abuso de autoridad.
Cabe resaltar que el periodista lo nombró responsable en caso de ser asesinado, como lo hizo el influencer Mario Soto quien antes de ser asesinado había hecho responsable de cualquier cosa que le sucediera al Alcalde y a Secretario de Seguridad Pública.
Otro de los escándalos en los que estuvo involucrado fue por la compra edificios a una empresa fraudulenta: de acuerdo con el diario El Mexicano, esta empresa fue agregada a “la lista negra” del SAT en 2020 por emitir facturas inconsistentes.
Según el medio antes mencionado, cuando se le preguntó al Alcalde de Tijuana sobre este hecho, terminó por culpar a una “campaña de desprestigio político en su contra”. Además no especificó de dónde vino el dinero para comprar el edificio. Éste se encuentra actualmente a nombre de los hijos de González Cruz.
Además, durante su administración, Cabildo le aprobó un préstamo de 380 millones de pesos para pagar al Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Gobierno y Municipios del Estado de Baja California (ISSSTECALI).
No obstante, la síndico María del Carmen Espinoza, quien fue uno de los únicos dos votos en contra del préstamo, afirmó que éste era injustificado debido a que ni siquiera se había dado razón del cuándo o por qué se generó este adeudo con la institución.
González Cruz dejará su mandado con el 63.6% de desaprobación, según Caudae Estrategias que encuestó el pasado 9 y 10 de enero vía telefónica a 19 mil 250 mayores de 18 años de 55 municipios, entre ellos Tijuana, Mexicali y Ensenada en Baja California.

Arturo González Cruz dejará su puesto una vez más