En medio de los cruces entre la Casa Rosada y la gobernadora de Río Negro, llegaron 190 efectivos federales a Bariloche y El Bolsón

·3  min de lectura
Llegada de gendarmería a Bariloche
Ministerio de Seguridad

En las horas posteriores al tercer ataque incendiario en menos de un mes, y en medio de los cruces a cielo abierto entre la Casa Rosada y el gobierno provincial, decenas de efectivos de Gendarmería Nacional Argentina (GNA) llegaron en las últimas horas a las ciudades de Bariloche y El Bolsón, desde distintos puntos del país.

Según precisaron fuentes de la cartera conducida por Aníbal Fernández a LA NACION, en las últimas horas, además, se trasladaron hacia distintos puntos de la provincia gobernada por Arabela Carreras 30 efectivos de GNA de la región, 30 de la Policía Federal, y 30 de la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA). La PSA deberá actuar a disposición de la justicia federal, dijeron a este medio fuentes del Ministerio de Seguridad de la Nación.

Llegaron efectivos de las fuerzas federales a Bariloche y El Bolsón
Ministerio de Seguridad


Llegaron efectivos de las fuerzas federales a Bariloche y El Bolsón (Ministerio de Seguridad/)

El refuerzo más fuerte implicó el desplazamiento de una unidad móvil de Gendarmería desde la ciudad de General Acha (La Pampa), que se tradujo en el despliegue de 100 gendarmes en distintas zonas de Río Negro, dijeron fuentes oficiales a este medio. En la Ruta 40, por ejemplo, se instalaron grupos de gendarmes para “garantizar la seguridad ciudadana”, dijeron desde esa fuerza a este medio.

Conflicto mapuche. Sergio Berni habló de “terrorismo” y contradijo a Alberto y a Aníbal Fernández: “Es obligación del Estado enviar tropas”

El foco de conflicto más caliente es El Bolsón, donde se produjo un ataque incendiario al Club Andino Piltriquitrón (CAP) en la madrugada del miércoles. El incendio causó la destrucción total del lugar, y por estas horas la justicia federal de Bariloche busca determinar las circunstancias del ataque, que no se atribuyó ninguna organización, pero que dejó un mensaje anónimo con amenazas a la gobernadora Carreras y al intendente del Bolsón, Bruno Pogliano.

A pocos metros de donde se produjo este último ataque, hace dos semanas, fue incendiado el Centro de Informes Turísticos de El Bolsón. Y horas después de ese primer ataque se produjo otro en instalaciones de Vialidad Rionegrina, en Bariloche. En ambas ciudades, según pudo recabar este medio, los vecinos se mueven con preocupación y desconfianza. Hay quienes consideran que los hechos son producidos por grupos violentos que “se hacen pasar por mapuches”, aunque más que apuntar hacia determinado grupo, reclaman medidas de seguridad y dicen sentirse “desamparados por el Gobierno”.

Así quedó el  Club Andino Piltriquitrón de El Bolsón luego de ser incendiado hace algunos días
Fabián Marelli, Enviado especial


Así quedó el Club Andino Piltriquitrón de El Bolsón luego de ser incendiado en la madrugada del miércoles (Fabián Marelli/)(Enviado especial/)

En los barrios que rodean el Centro Cívico de Bariloche se desplegaron operativos de patrullaje, igual que en las zonas que rodean el Centro de El Bolsón. Fuentes municipales de esa ciudad, sin embargo, dijeron a este medio que no fueron notificados oficialmente por el Ministerio de Seguridad sobre los operativos. “Esperamos que los gendarmes se queden en la zona para prevenir nuevos ataques y que la justicia federal avance en la investigación de los hechos”, dijo a LA NACION un funcionario de la ciudad de El Bolsón.

“La justicia federal tiene la causa de la Oficina de turismo del Bolsón, la de Vialidad Bariloche y la del CAP. Si empieza a trabajar en una pista y hay un hilo conductor, no puede no llegar a los responsables. Pero necesitamos que avance y que haya paz social ”, dijo Pogliano a LA NACION.

En tanto, tras confirmar que se queda en su cargo y recibir recursos del Ministerio Público Fiscal de la Nación, la fiscal federal de Bariloche Sylvia Little ordenó medidas en la causa que investiga las circunstancias del ataque al Club Andino, y durante el día de ayer se realizaron peritajes y relevamientos en el predio, que estuvo custodiado por fuerzas de seguridad provinciales.

Hoy, sin embargo, en la zona del ataque hay “silencio de radio”, según describió uno de sus directivos a LA NACION. “No tenemos novedades de la fiscalía, no volvieron al lugar”, dijo. En la fiscalía, a cargo de las causas por usurpaciones de tierras y ataques y cortes de ruta, se manejan con suma reserva.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.