En medio de los cortes de luz, el secretario de Energía confirmó subas del 20% de la luz y el gas para el 2022 en todo el país

·3  min de lectura
Las empresas de biodiésel les dieron 48 horas al secretario Darío Martínez para que actualice los precios, caso contrario irán a la Justicia
Archivo/Mauro Alfieri

Mientras 16 provincias atraviesan una ola de calor y cortes de luz en diferentes zonas del país, el secretario de Energía, Darío Martínez, confirmó que el año que viene aumentarán un 20% las tarifas de luz y gas en todo el país.

A través de su cuenta de Twitter, Martínez dijo: “Junto al Ministro de Economía, Martín Guzmán, y los equipos de la Subsecretaría de Energía Eléctrica, la Subsecretaría de Hidrocarburos, el ENRE y el ENARGAS, analizamos la corrección tarifaria para el periodo 2022″.

“La corrección tarifaria será del 20% en las facturas de energía eléctrica y gas para la generalidad de los usuarios”, confirmó Martínez y agregó: “En nuestro gobierno las correcciones tarifarias siempre serán menores que los aumentos de los salarios de las y los trabajadores, de las jubilaciones, de la AUH y las asignaciones familiares”.

Según el funcionario: “Los incrementos de ingresos de todos los argentinos y argentinas siempre superarán los aumentos de las tarifas en función de la recuperación del salario real como lo dispuso Alberto Fernández y Cristina Kirchner”.

Luego agregó: “La herramienta de segmentación de subsidios, que tiene como objetivo un uso más inteligente, eficiente y equitativo de los mismos, se aplicará también a partir del año próximo”.

El detalle de la segmentación a 500 mil usuarios

En la ciudad de Buenos Aires perderán los subsidios los que vivan en propiedades donde el metro cuadrado supere los US$3700. En tanto, en la provincia de Buenos Aires se tomará como referencia el valor de la tierra. Además, dejarán de percibir la asistencia los usuarios de barrios cerrados, la actividad financiera, el transporte ferroviario, el juego -bingos y casinos- y las oficinas públicas.

Una de las particularidades del nuevo esquema de aumentos de las tarifas que fijaron como un incremento para todo el 2022 de hasta el 20%, lo que está 13 puntos por debajo de la estimación de inflación que había realizado el ministro en el presupuesto 2022, que finalmente naufragó en el Congreso. La diferencia llega al 30% según las proyecciones que realizaron consultoras privadas. El aumento se pondrá en marcha en enero o febrero.

La decisión de aumentar las tarifas se da tras casi dos años de mantener la luz y el gas prácticamente congelados y en medio de la negociación con el Fondo Monetario Internacional (FMI), que reclama a la administración de Alberto Fernández un programa económico sostenible.

Este año hubo un aumento del 9% para la luz y del 6% para el gas, lo que representó para el Gobierno un gasto de dos puntos del PBI, unos US$9000 millones que golpearon las alicaídas cuentas públicas. Con esta corrección, según explicaron desde la Secretaria de Energía, el costo de los subsidios sería la mitad.

Con el objetivo de reducir el gasto en subsidios, la Secretaría de Energía diseñó un mecanismo que, al menos en una primera etapa, solo afectará al 10 por ciento de los usuarios de la Ciudad de Buenos Aires y los 24 municipios que la rodean. Lo que durante la pandemia se denominó como el área metropolitana, donde vive el 40% de los usuarios del país.

Se trata de un universo de 500 mil consumidores a los que se les quitarán los subsidios, que hoy representan un 60 por ciento del consumo total. Además de hacerse cargo de ese 60 por ciento que hoy es subsidiado con fondos públicos, los usuarios recibirán en 2022 un aumento del 20 por ciento. Lo que aún no se resolvió es si se implementará de forma gradual. Así, como expresó Guzmán, el Gobierno busca dejar atrás un esquema de subsidios “pro-ricos”.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.