Medio ambiente de CDMX afecta a las palmas: UNAM

·2  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, mayo 5 (EL UNIVERSAL).- Hace apenas unos días fue retirada la emblemática palma de Paseo de la Reforma debido a las malas condiciones de salud que se le detectaron, pero no es el único caso. En toda la Ciudad de México se observan palmas enfermas, esto se debe principalmente al ambiente hostil para la especie que impera en la capital, indicó Ivonne Guadalupe Olalde Omaña, del Instituto de Biología (IB) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), por medio de un comunicado.

Las palmas o palmeras se pueden adaptar a las condiciones del medio ambiente de la ciudad, pero no son su ambiente ideal, esto hace que se debiliten y se vuelvan más vulnerables a contraer hongos, bacterias y plagas, señaló la investigadora de la UNAM.

En el caso de la palma de Paseo de la Reforma es un ejemplo de ello pues fue afectada por un escarabajo conocido como "Picudo rojo" (Rhynchophorus ferrugineus), de origen tropical.

La parte más delicada de las palmeras se ubica en la punta y el centro, donde emergen sus características hojas y al dañarse esta zona muere toda la palma. La especialista mencionó que resulta difícil determinar cuándo comienza la enfermedad en estos ejemplares. "A veces nos percatamos hasta que observamos que las hojas se secan, y se empiezan a doblar; cuando esto ocurre, es indicativo que el daño está avanzado".

La Técnica Académica del IB manifestó que la reciente muerte de palmeras en diversos sitios de la Ciudad de México ha sido la suma de eventos desafortunados, porque estos organismos no son mexicanos, sino que fueron retirados del lugar donde naturalmente crecen; es decir, de zonas costeras.

La especie de Paseo de la Reforma era del género Phoenix canariensis, que viene de las Islas Canarias, España, pero estaba rodeada de pavimento y en un espacio pequeño, bajo las condiciones extremas de la ciudad, donde llueve mucho o hay sequía. Olalde Omaña indicó que se tiene registro de la mortandad de las palmeras, como ocurrió en 2013. "Inició en las zonas costeras y después en el estado de Hidalgo, y desde entonces se hablaba del Picudo rojo".

Pese a esto la especialista universitaria consideró que es "una oportunidad para sustituir las palmas (al morir) con especies nativas mexicanas que sean más adecuadas para la Ciudad".

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.