Medidas de prevención para el coronavirus

Gina Kolata

Las autoridades sanitarias estadounidenses advirtieron el pasado 25 de febrero que es probable que el coronavirus se disemine en comunidades de Estados Unidos, por lo que instaron a los ciudadanos a prepararse y preparar también a su familia. A continuación hablaremos de algunas medidas que podemos tomar.

Los expertos en enfermedades infecciosas enfatizaron que debemos conservar la calma y dieron algunas recomendaciones prácticas.

“El mantra es: ‘Mantén la calma y sigue adelante’”, dijo la Dra. Marguerite Neill, experta en enfermedades infecciosas de la Universidad de Brown.

Los expertos también añadieron que hay que actuar con sentido común.

“Si en el autobús ves a alguien toser, aléjate”, señaló el Dr. Stanley Perlman, experto en enfermedades infecciosas y coronavirus de la Universidad de Iowa.

Si estás enfermo, en vez de ir a trabajar, quédate en casa.

Debemos lavarnos las manos con frecuencia, indicó la Dra. Trish Perl, especialista en enfermedades infecciosas del Centro Médico de la Universidad del Suroeste de Texas. “No suena muy atractivo, pero funciona”, añadió. Con el SRAS, que también es un coronavirus, aunque mucho más mortal, lavarse las manos redujo el riesgo de transmisión entre un 30 y un 50 por ciento, explicó.

Por supuesto, debes cubrirte la boca con el codo cuando tosas y desechar los pañuelos usados después de sonarte la nariz. Debes mantener las superficies limpias en tu hogar. El alcohol es un buen desinfectante para los coronavirus, comentó Perl.

Sería prudente conservar una buena reserva de alimentos básicos y medicamentos necesarios.

“No esperen hasta el último minuto para surtir los medicamentos recetados de uso habitual”, urgió Neill. “Lo ideal es tener suficiente por lo menos para treinta días”.

En cuanto a los artículos del hogar, agregó, es necesario tener a la mano los esenciales, como detergente para la ropa, y si tienen niños pequeños, pañales, quizá suficientes para un mes.

También recomendó encontrar el sitio web de nuestro departamento de salud local, para tener acceso a una fuente confiable de noticias.

Los especialistas en enfermedades infecciosas hicieron énfasis en la conveniencia de la vacuna contra la gripe y, para las personas mayores, la vacuna contra la neumonía neumocócica, aunque indicaron que ni la influenza ni la neumonía bacteriana parecen influir en el riesgo que corre una persona de adquirir la infección del coronavirus o sufrir una enfermedad grave. No obstante, es posible que el coronavirus, debido a que afecta las células de los pulmones, contribuya a que asiente una neumonía, aseveró Perl. Evitar la gripe también ayuda a liberar recursos en los hospitales y el tiempo que los profesionales del cuidado de la salud pueden dedicar en caso de un brote de coronavirus.

Para los padres de familia, quizá sería recomendable ponerse en contacto con el sistema escolar de sus hijos y estar al tanto de sus planes en caso de que deban cerrar temprano o se opte por la instrucción en línea, de ser necesario.

Por último, quienes tienen padres u otros parientes ancianos deben planear cuál será su sistema de apoyo en caso de que enfermen.

This article originally appeared in The New York Times.

© 2020 The New York Times Company