Medidas de ahorro energético y serias restricciones ponen en jaque al comercio en España

El Gobierno español ha aprobado una ley que limita la temperatura del aire acondicionado a 27 grados Celsius, y un máximo de 19 grados en el interior, durante el invierno. Bares, tiendas y oficinas tendrán que mantener sus puertas cerradas para garantizar la eficiencia energética.