A medida que aumentan las hospitalizaciones por la COVID en el área de Orlando, los CDC recomiendan el uso de mascarillas para preservar los recursos

·4  min de lectura
Ricardo Ramirez Buxeda/Orlando Sentinel/TNS

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, siglas en inglés) han hecho sonar la alarma sobre una posible tensión en los hospitales de Florida Central debido a la COVID-19.

Los casos de la COVID-19 han aumentado en todo el estado y la región durante meses — y ahora, las tasas de hospitalización son lo suficientemente altas como para que la ola actual de la COVID-19 pueda amenazar los recursos en la mayoría de los condados de Florida Central si no se toman medidas para frenar la propagación, dijeron los CDC.

El aumento puede deberse a la disminución de la inmunidad contra la reinfección, nuevas subvariantes de omicron altamente infecciosas, medidas de mitigación relajadas y más reuniones en interiores, dijo Jason Salemi, epidemiólogo de la Universidad del Sur de Florida.

Es probable que las hospitalizaciones no regresen a los picos de omicron o delta, porque la inmunidad contra la infección grave no se desvanece tan rápido como la inmunidad contra la reinfección, dijo Salemi. Pero las hospitalizaciones seguirán aumentando si las personas no comienzan a tomar precauciones.

“Deberíamos hacer más para bloquear la propagación comunitaria del virus”, dijo Salemi. “Dónde está nuestro pico y qué tan rápido bajamos, tiene mucho que ver con nuestras acciones”.

Los CDC indicaron el jueves que los condados de Orange, Osceola, Lake, Polk y Seminole tienen “niveles comunitarios altos” de la COVID-19, la más alta de tres categorías, por primera vez desde que comenzó un sistema de clasificación relativamente nuevo el 25 de febrero. La calificación se basa principalmente en las admisiones hospitalarias por la COVID-19.

Las admisiones hospitalarias por la COVID-19 aumentaron un 7% en Lake; 7% en Orange; 9% en Osceola; 27% en Polk; y 7% en Seminole para la semana del 26 de mayo al 1 de junio en comparación con la semana anterior, según datos del Departamento de Salud y Servicios Humanos.

A pesar del aumento, las hospitalizaciones por la COVID-19 no están ni cerca de sus picos. AdventHealth Central Florida tiene alrededor de 180 pacientes con la COVID-19 hospitalizados en todas sus instalaciones, en comparación con las 1,100 hospitalizaciones en el pico de la ola de omicron de invierno, dijo el lunes el portavoz Jeff Grainger.

El vicepresidente sénior y director médico de Orlando Health, el Dr. George Ralls, señaló que el sistema de atención médica ha visto un aumento “moderado” en las admisiones positivas de la COVID-19 en las últimas semanas, pero muchas de las personas hospitalizadas estaban allí por otra razón y dieron positivo incidentalmente al ingreso.

“Como se observó durante el último aumento de casos, la COVID-19 es un problema secundario en la mayoría de los casos, y la hospitalización está relacionada con otras afecciones médicas importantes”, dijo Ralls en un comunicado enviado por correo electrónico.

Para mantener las tasas de hospitalización en este nivel manejable, los CDC aconsejan a todas las personas en los condados con altos niveles de la COVID-19 en la comunidad que usen mascarillas en espacios públicos cerrados, independientemente de si están vacunados o no.

Sin embargo, es probable que este consejo no estimule ningún mandato de máscara local.

Orange es el único condado de Metro Orlando que promulgó un mandato de máscara para los empleados del condado durante el último aumento y no tiene planes de promulgar otro en este momento, dijo la portavoz Kelly Finkelstein.

Esta es la primera vez desde principios de marzo que los CDC emiten una recomendación generalizada de mascarillas para los condados de Florida Central.

El CDC fue más estricto con sus recomendaciones de máscaras antes del aumento de omicron. Luego, la agencia aconsejó a las personas que usaran máscaras siempre que la transmisión comunitaria — una medida basada en el recuento de casos y las tasas de positividad — fuera alta. Los condados de Metro Orlando han tenido altos niveles de transmisión durante meses.

Durante el aumento de omicron, quedó claro que los casos no resultaron en hospitalizaciones con tanta frecuencia debido a la inmunidad generalizada de la vacunación y el acceso a tratamientos preventivos para personas con grave riesgo de la COVID-19.

Después del aumento de omicron, la agencia giró a “niveles comunitarios”, los criterios actuales de evaluación de riesgos de la COVID-19. Los niveles comunitarios se basan más en las hospitalizaciones por la COVID-19 que en los casos.

Orange, Osceola, Lake, Polk y Seminole son algunos de solo el 8% de los condados que tienen niveles comunitarios de la COVID-19 lo suficientemente altos como para justificar una recomendación de máscara de los CDC en este momento.

* Esta historia fue publicada en el Orlando Sentinel por la periodista Caroline Catherman. La traducción fue realizada por la periodista Ginayra Alvarado Villegas galvarado@orlandosentinel.com.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.