"La medida nos afecta muchísimo"

·1  min de lectura

Emmanuel Camacho

CIUDAD DE MÉXICO, noviembre 7 (EL UNIVERSAL).- Trabajadores de restaurantes del Centro Histórico aseguraron que se verán afectados con el recorte de horario que implementará a partir de la próxima semana el Gobierno capitalino, como medida preventiva ante el alza de hospitalizaciones por Covid-19.

Incluso cuando la actividad restaurantera se reactivó con la posibilidad de 30% de aforo, empleados comentaron que las ventas no han llegado al auge que tenían antes de la pandemia.

"Esta medida nos afecta muchísimo, mi local se llenaba en estas fechas, abrimos hace un mes, y dos semanas nos las hemos visto duras, sólo sale para mis trabajadores", dijo Axel Larios, encargado de la taquería El Sazón, en avenida 16 de septiembre.

En un recorrido por el Centro, se observó bastantes personas por las calles y avenidas como Venustiano Carranza, Pino Suárez y Madero; sin embargo, los restaurantes lucían vacíos, con pocos clientes o cerrados.

"Las ventas han bajado muchísimo, en mi negocio puedo decir que 60%, el tema es que bajarán aún más", detalló Israel García, dueño de Los Filetitos del Centro, en avenida Venustiano Carranza.