Un medicamento logró eliminar el cáncer en todos sus pacientes

·4  min de lectura
Un medicamento logró eliminar el cáncer en todos sus pacientes. (Foto: HolaDoctor)
Un medicamento logró eliminar el cáncer en todos sus pacientes. (Foto: HolaDoctor)

La administración de un medicamento experimental llamado Dostarlimab parece haber logrado una remisión completa del cáncer rectal en todos los pacientes de un pequeño estudio.

Gran parte del ámbito científico y mediático se revolucionó tras conocer este hallazgo, sin embargo, los expertos afirmaron que la noticia debe tomarse con cautela y que es necesario repetir los resultados.

El nuevo trabajo, publicado el 5 de junio en The New England Journal of Medicine ( NEJM), estuvo liderado por un equipo del Centro Oncológico Memorial Sloan Kettering, en Nueva York.

Según los autores, tras el tratamiento con Dostarlimab durante seis meses, el cáncer desapareció en todos los pacientes y no se pudo detectar mediante exámenes físicos, endoscopías, tomografías por emisión de positrones (escaneos PET), y resonancias magnéticas.

Los 12 participantes del estudio tenían tumores con una mutación genética conocida como deficiencia de reparación de errores de emparejamiento (MMRd), que se observa en aproximadamente el 5 a 10% de los pacientes con cáncer rectal. Las personas con ese tipo de tumores tienden a responder menos a los tratamientos de quimioterapia y radiación, por lo que aumenta la necesidad de la extirpación quirúrgica.

A dos años de realizarse el estudio, los participantes parecen estar libres de cáncer, además, ninguno recibió quimiorradioterapia ni se sometió a cirugía.

"Creo que es la primera vez que esto ocurre en la historia del cáncer", dijo el doctor Luis Alberto Diaz Jr., uno de los autores de la investigación, a The New York Times. Este prometedor resultado también se vio acompañado de que los pacientes no experimentaron efectos secundarios significativos durante el tratamiento.

A pesar de que esta noticia ha sido catalogada de "inaudita" "sin precedentes" o "histórica", los especialistas resaltan que será necesario repetir estos resultados y advierten que no se debe concluir que el cáncer se ha erradicado de forma permanente.

Otros puntos para destacar son que el tamaño del estudio fue muy pequeño (solo 12 personas), y que la investigación fue patrocinada por la empresa GlaxoSmithKline, fabricante del medicamento.

El artículo publicado en NEJM está acompañado por un editorial de Hanna K. Sanoff, del Centro Oncológico Integral Lineberger de la Universidad de Carolina del Norte, donde explica que se sabe muy poco sobre la duración de tiempo necesario para averiguar si una respuesta clínica completa al Dostarlimab equivale a una cura. Sanoff no participó en el estudio.

¿Qué es Dostarlimab?

Dostarlimab es un inhibidor de puntos de control inmunitario que se utiliza en el tratamiento del cáncer de endometrio. La publicada en NEJM fue la primera investigación clínica que analizó su efectividad contra el cáncer rectal.

El fármaco funciona exponiendo a las células cancerosas, lo que permite que el sistema inmunitario las identifique y destruya. Cada dosis de Dostarlimab, que se administró cada tres semanas durante seis meses, costó 11.000 dólares.

Se estima que uno de cada cinco pacientes tiene alguna reacción adversa ante los inhibidores de puntos de control inmunitario, como debilidad muscular y dificultad para tragar y masticar. Sin embargo, los pacientes a los que se les suministró Dostarlimab no experimentaron efectos secundarios significativos.

¿Se puede prevenir el cáncer?

Nuestro cuerpo renueva constantemente sus células para reemplazar a las que envejecen o mueren. En algunos casos, este proceso se ve afectado y produce células "inmortales" que se acumulan en los tejidos dando lugar a la aparición de tumores.

Estos pueden ser benignos (no son cáncer) o malignos. En este último caso las células dañadas pueden extenderse por el cuerpo e invadir otros tejidos, fenómeno que se conoce como metástasis. Por ello, el cáncer no es una sola enfermedad, sino muchas.

Si bien no se pueden prevenir todos los cánceres, existen hábitos que pueden ayudar a reducir su riesgo:

  • Mantener una dieta sana, que incluya frutas, vegetales, legumbres y cereales.

  • Mantener un peso saludable.

  • Limitar la ingesta de productos ultraprocesados, carnes asadas y bebidas alcohólicas.

  • No fumar.

  • Hacer actividad física regularmente.

También es muy importante realizar exámenes regulares para varios tipos de cáncer, como el de piel, colon, cuello uterino o mama, ya que esto puede aumentar las probabilidades de descubrir el cáncer a tiempo, cuando los tratamiento tiene más probabilidades de ser exitoso.

Fuentes consultadas: Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU., Clínica Mayo, Sociedad Estadounidense Contra el Cáncer, The New York Times.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO

Qué son los algoritmos y para qué los usas a diario


Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.