MC cuestiona reunión para firmar Acuerdo Nacional por la Democracia

·2  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, marzo 23 (EL UNIVERSAL).- Luego de la reunión que tuvo el presidente Andrés Manuel López Obrador con gobernadores para firmar el Acuerdo Nacional por la Democracia, Clemente Castañeda Hoeflich, coordinador nacional de Movimiento Ciudadano (MC) mando un comunicado en el que pregunta ¿Para cuándo los acuerdos que sí urgen al país?

En un comunicado, Castañeda Hoeflich menciona que para MC, los compromisos democráticos y republicanos van más allá de una convocatoria y la firma de un "acuerdo nacional" porque de poco sirven esas firmas si al mismo tiempo, desde lo más alto del poder, se amedrenta sistemáticamente a otras instituciones, a los propios gobiernos estatales y a quienes discrepan con el Gobierno Federal.

Además, resaltó que lo que establece este supuesto acuerdo no es nada extraordinario; de hecho, está dispuesto en la Constitución y en la legislación electoral mexicana, de manera que todos los actores políticos están obligados a cumplirlas.

Y menciona: "En primer lugar, en Movimiento Ciudadano no necesitamos firmar un Acuerdo para reivindicar nuestra posición a favor de la democracia, ya que siempre hemos tenido la firme convicción de defenderla, fortalecerla y de oxigenar la participación ciudadana".

El coordinador nacional de MC, dice que lo que más les llama la atención es el interés selectivo del Presidente por los asuntos públicos, resaltando que hoy convoca a este supuesto "acuerdo nacional", pero en MC se preguntan por qué no ha convocado a las siguientes acciones:

Construir un acuerdo nacional para corregir la estrategia contra el Covid-19 y enderezar la política de vacunación, construir un acuerdo nacional para atender la crisis económica que cerró más de un millón de empresas, llevó a 10 millones de personas a la pobreza laboral, y donde 5.2 millones de niñas, niños y jóvenes no han podido continuar sus estudios.

Castañeda Hoeflich finaliza el comunicado diciendo que México necesita voluntad política, apertura y verdadera vocación democrática de su Poder Ejecutivo para convocar a acuerdos nacionales que realmente atiendan y resuelvan los grandes problemas del país y no más actos de simulación que solo construyen distractores.