Mayra Rojas revela que a su hija la drogaron en un antro

CIUDAD DE MÉXICO, noviembre 22 (EL UNIVERSAL).- La actriz Mayra Rojas habló de una difícil situación que vivió a lado de su hija, pues recordó la ocasión en que la joven fue drogada en un antro, luego de que le pusieran algo a su bebida, motivo por el cual, tuvo que ir hasta el lugar donde se encontraba su primogénita y asistirla. Estos son los detalles.

Hace una semana, Leticia Calderón habló públicamente de los peligros que puede suponer ingerir alcohol adulterado, al recordar que había sido víctima de sus efectos hace algunos años, cuando en un restaurante había consumido un vaso de tequila con refresco, sin embargo, luego de acabar con su trago, la actriz se sintió tan mal, a tal grado que no recuerda como volvió a su casa.

Ahora, es Mayra Rojas la que comparte una experiencia similar a la de Calderón, pero en el caso de la actriz de "Como tú no hay dos", la afectada fue su hija mayor, Ivanna Burgueño, quien fue drogada en un antro, razón por la que la actriz ya hablado abiertamente con sus hijos de los peligros del alcohol y las drogas.

"Yo ya he tenido que sentarme a hablar con mis hijos acerca de las drogas, del alcohol, dónde ellos pueden ser vulnerables, pero no los puedes controlar del todo porque, entonces, dejan de ser independientes", dijo a "Ventaneando".

"Ya me tocó que, una vez, le pusieran algo en la bebida a mi hija en una discoteca", detalló.

En ese momento, la actriz tuvo que salir apresurada a buscar a Ivanna al antro en el que se encontraba, pues luego de comenzarse a sentir mal, su hija se comunicó rápidamente con su madre para contarle lo que había sucedido.

Luego del trago amargo, la actriz cuenta que habló con su hija, indicándole que, al visitar un lugar, tenía que cerciorarse de que la botella de la que le sirvan un trago estuviera sellada. Además, le recomendó no dejar el vaso del que esté tomando en la mesa cuando vaya al baño y, de hacerlo, debe solicitar un nuevo vaso a su regreso.

"Pero, al final de cuentas, todos los seres humanos debemos vivir nuestras propias experiencias", consideró.

De quien también se encuentra muy pendiente es de Lucía, su hija adoptiva, quien recientemente cumplió nueve años, casi el mismo tiempo que ha transcurrido desde que su madre y hermana de Mayra, Lorena Rojas falleció, por lo que la actriz ha procurado normalizar el tema de la muerte dentro de su casa.

"La única certeza que tenemos (es que) algún día nos vamos a morir", destacó. "Incluso he hablado con mis hijos sobre mi muerte. El día que yo me muera quiero me incineren, donar todos mis órganos…", pues expuso que ella cree que la muerte debe ser desestigmatizada, quitándole "ese rollo dramático".

Además, agregó que con el paso de los años, el tiempo los ha ayudado como familia a sanar el dolor y la ausencia de su hermana.