Mayorkas y congresistas visitan la frontera para informarse de la situación

Agencia EFE
·3  min de lectura

Washington, 19 mar (EFE News).- El secretario de Seguridad Nacional, Alejandro Mayorkas, y el senador republicano Bob Portman encabezan una delegación bipartidista que visitará este viernes El Paso, en Texas, mientras continúa el creciente arribo de migrantes.

"Allí estaremos", dijo Portman, de Ohio, en declaraciones a la cadena FOX News. "Veremos algunos de los problemas, incluido el mayor que es el de los menores de edad, sin compañía, que cruzan la frontera".

El número de estos migrantes "ha aumentado sustancialmente, al punto de que ahora tenemos una verdadera crisis en los sitios de detención. Visitaremos algunas de esas instalaciones y tendremos la oportunidad de hablar acerca de lo que veamos".

La visita se hará sin la presencia de medios debido a consideraciones de privacidad y las precauciones por la pandemia de la covid-19, según el Departamento de Seguridad Nacional (DHS, en inglés).

El Paso también fue destino esta semana de una docena de congresistas republicanos, encabezados por el jefe de la minoría conservadora en la Cámara de Representantes, Kevin McCarthy, quienes aseguraron que la "crisis" que se vive en la frontera se debe a las políticas migratorias que han resultado del cambio de Gobierno y la llegada del presidente, Joe Biden, a la Casa Blanca.

El viaje de Mayorkas a la frontera se suma a otro que este mismo viernes realizarán el senador Rick Scott, republicano de Florida, y el gobernador de Arizona, Dough Ducey.

Por su parte los senadores republicanos de Texas, John Cornyn y Ted Cruz, indicaron que visitarán la región del Valle del Río Grande en la frontera de Estados Unidos con México el 26 de marzo para informarse de la situación.

La cifra de migrantes indocumentados que llegan a la frontera sur de Estados Unidos ha estado aumentando mes a mes desde mayo de 2020, y en febrero superó los 100.000, con un incremento del 28 % sobre el mes anterior.

El gobierno del presidente Joe Biden ha continuado la política del expresidente Donald Trump por la cual los migrantes adultos que viajan solos y parte de los grupos familiares son devueltos inmediatamente a México o quedan a la espera de ser trasladados a sus países de origen.

La Administración Biden, sin embargo, ha modificado el tratamiento de los menores que llegan sin compañía de padre, madre o un custodio legal, y da alojamiento a los niños a la espera del contacto con familiares que ya estén en EE.UU. o de personas que los patrocinen.

Según las cifras más recientes, las autoridades de inmigración tienen bajo su custodia más de 14.000 menores de edad y encaran la dificultad para alojarlos en instalaciones con capacidad limitada.

Funcionarios del gobierno han dicho a los medios que hasta ayer, jueves, había más de 9.500 niños bajo custodia del Departamento de salud, y unos 4.500 bajo custodia de la Patrulla de Frontera.

La cadena ABC de televisión citó a un funcionario, no identificado, según el cual el promedio de estancia de los menores de edad en custodia del Departamento de Salud es de unos 34 días, cuando lo máximo permitido es de 72 horas.

(c) Agencia EFE