Los mayores riesgos de contraer COVID-19 y cómo evitarlos

HolaDoctor



Los mayores riesgos de contraer COVID-19 y cómo evitarlos

El hemisferio ya lleva más de cuatro meses en medio de la pandemia de COVID-19, la enfermedad causada por un nuevo coronavirus que se presentó en sociedad en China en diciembre de 2019.

En este tiempo, se han establecido cuarentenas duras para frenar la propagación, que ya se están comenzando a suavizar. Pero expertos alertan que el riesgo de contagiarse el coronavirus está lejos de ser una pesadilla del pasado.

De hecho, con las aperturas y la relajación del aislamiento social, muchos países del continente están viendo un aumento de casos y muertes.

Según lo que se sabe hasta ahora sobre el virus y los patrones de contagio,  el riesgo mayor  es proporcional al tiempo de exposición y a la carga viral que pueda trasmitir una persona. 

¿Cuándo y dónde nos contagiamos?

Erin Bromage, profesor asociado de biología en la Universidad Darmouth, quien tiene un blog con información sobre el curso de la investigación sobre el coronavirus, ha estado monitoreando las acciones grupales, como la cuarentena, el uso de máscaras y el aislamiento social, y ofrece recomendaciones muy útiles para medir el riesgo de contraerlo en distintos medioambientes.

Bromage explica que gran parte de los contagios ocurren dentro del hogar, cuando un miembro de la familia contrajo el coronavirus afuera y lo disemina puertas adentro de la casa, en donde, por supuesto, hay un contacto sostenido entre personas, sin máscaras de por medio.

Pero, la gran pregunta es ¿en dónde se está contagiando la gente fuera, en su comunidad?

Naturalmente, las personas piensan que un lugar de alto riesgo es, por ejemplo, el supermercado. Sin embargo, en estas tiendas las reglas son muy estrictas: no puedes entrar si no tienes máscara. Muchas personas utilizan guantes. Y dificilmente te pongas a charlar, menos en estos tiempos, con otro cliente.

Por lo que sabe la ciencia hasta ahora, para que una persona se contagie debe exponerse a una carga viral de al menos 1,000 partículas infecciosas para contagiarse.

Estas partículas pueden diseminarse a través de un estornudo, una tos o simple al hablar.

Por eso la importancia de mantener el distanciamiento social, cuanto más lejos se está de una persona, menor es el riesgo de infección.

¿Qué lugares o acciones pueden ser de alto riesgo?

  • Baños públicos. Estos baños tienen muchas superficies de alto contacto, manijas, grifos, puertas. Por lo tanto, el riesgo en este entorno puede ser alto. Todavía no sabemos si una persona libera material infeccioso en las heces o simplemente virus fragmentados, dice Bromage, pero sí sabemos que la descarga del inodoro pulveriza muchas gotas. 
  • La tos. Una sola tos libera alrededor de 3,000 gotas, que, créase o no viajan a 50 millas por hora. La mayoría de las gotas son grandes y caen rápidamente (por gravedad), pero muchas permanecen en el aire y pueden atravesar una habitación en unos pocos segundos.
  • Un estornudo. Un solo estornudo libera alrededor de 30,000 gotas, que viajan a hasta 200 millas por hora. La mayoría de las gotas son pequeñas y recorren grandes distancias (fácilmente a través de una habitación). Si una persona está infectada, las gotas en una sola tos o estornudo pueden contener hasta 200 millones de partículas de virus que se pueden dispersar en el ambiente.
  • Respirar. Una sola inhalación libera de 50 a 5,000 gotas. La mayoría de estas gotas son de baja velocidad y caen al suelo rápidamente. Incluso se liberan menos gotas por la respiración nasal. Es importante destacar que, debido a la falta de fuerza de exhalación con la respiración, las partículas virales de las áreas respiratorias inferiores no se expulsan.

Si una persona tose o estornuda, esas partículas virales van a todas partes. Algunos virus flotan en el aire, otros caen en las superficies, la mayoría cae al suelo, explica Bromage. Entonces, si estás cara a cara con una persona, tienes una conversación y esa persona estornuda o tose en tu dirección, es bastante fácil ver cómo es posible inhalar 1,000 partículas de virus e infectarse.

Pero incluso si esa tos o estornudo no apuntó hacia ti, algunas gotas infectadas, la más pequeña de las más pequeñas, pueden permanecer en el aire durante unos minutos, llenando cada rincón de una habitación de tamaño medio con partículas virales infecciosas.


Hablar aumenta la liberación de gotas respiratorias aproximadamente 10 veces. Suponiendo que cada virus se inhale, tomaría aproximadamente 5 minutos de hablar cara a cara con una persona que porte el coronavirus para recibir la dosis de virus suficiente para infectarse.

Por eso también es fundamental que las personas sintomáticas se queden en casa. Sus estornudos y su tos expulsan tanto virus que pueden infectar a toda una sala llena de personas.

¿Cuál es el papel de las personas asintomáticas en la propagación del virus?

Desde el comienzo de la propagación del coronavirus en China, varios estudios han comprobado que muchas personas que lo contraen no presentan síntomas. Hoy se cree que al menos el 44% no desarrolla COVID-19 y transita la etapa infecciosa sin siquiera saberlo.

Pero, aunque no muestren síntomas, las personas asintomáticas pueden contagiar.

La mayoría de las transmisiones adquiridas en la comunidad, ocurren en personas sin ningún síntoma (personas asintomáticas o pre-sintomáticas). Pueden transmitir el virus al medio ambiente hasta 5 días antes de que comiencen los síntomas, y aún si no se presentan.

La cantidad de virus liberada por una persona infectada cambia durante el curso de la infección y también es diferente de persona a persona. 

¿Dónde están los riesgos personales de la reapertura?

Aunque se piense casi de inmediato en cruceros porque fueron los que hicieron noticia al principio de la pandemia, estos entornos ahora no son preocupantes: casi no hay barcos de turismo navegando mares y océanos.

Sin contar los brotes en hogares de adultos mayores (han sido dramáticos por ser entornos cerrados pero también por la población de riesgo), los sitios que sí pueden ser focos de contagio son:

  • Cárceles
  • Sitios de congregación religiosa (iglesias, templos, mezquitas)
  • Bodas, funerales (especialmente en los primeros tiempos de la pandemia, hasta que las ceremonias se volvieron digitales)
  • Lugares de trabajo (especialmente aquellos que reúnen a muchas personas por ejemplo un centro de atención telefónica al cliente)
  • Instalaciones como fábricas, empacadoras de carne
  • Restaurantes, cuando se vuelva a poder comer dentro.

El problema en estos lugares es la aglomeración de personas y la circulación cerrada del aire.

Aunque son al aire libre, las marchas en protesta por la muerte de George Floyd a manos de la policía de Minneapolis han generado una agrupación de personas inesperada. 

El uso por parte de la policía de balas de goma y gases lacrimógeno ha aumentado el riesgo de la propagación del coronavirus.

Cinco tips para prevenir la infección

En los espacios grandes y abiertos, como las playas o los parques nacionales, la concentración del virus se diluye en un mayor volumen de aire. Cuanto más baja es la carga viral en el aire, menor es el riesgo de contagio.

Pero, de nuevo, todo depende de los cuidados preventivos que asumas y del contacto con otras personas.

Los planes de vacaciones o de recreación de fin de semana están totalmente alterados, pero muchas personas todavía piensan en hacer un viaje a una playa o parque cercano. Si es tu caso, te proveemos de algunos consejos, una lista de acciones para minimizar cualquier riesgo.

1. Desinfecta tu hogar temporal. Ya sea la habitación de un hotel, una renta particular, o una cabaña en medio de un bosque, debes asegurarte que tu casa por las vacaciones esté bien higienizada. Y no está de más que hagas tu propia limpieza al llegar.

2. Infórmate sobre el brote en tu destino. Si viajas a otro estado, o incluso a una parte distinta de tu propio estado, averigua sobre el status del brote de COVID-19 en esa área. También infórmate si tu seguro de salud tiene cobertura en esa localidad. Prepara una lista con los centros de salud cercanos a tu lugar de vacaciones, en caso de necesidad.

3. Mantén la diversión en tu grupo familiar. El doctor Ryan Westergaard, oficial médico del Departamento de Servicios de Salud de Wisconsin, dijo que es mejor mantener pequeño el círculo de contactos.

"Hasta que sintamos que tenemos contenido al virus y confiemos en que la mayoría de los casos nuevos están relacionados con brotes conocidos, limitar el contacto cercano entre personas de diferentes hogares es una estrategia importante para prevenir las cadenas de transmisión", agregó.

Por eso, considera toda la información y decide en base a acciones con las que te sientas confortable. No sucumbas a presiones de amigos que te dicen "no va a pasar nada". Sigue las normas de protección, y no bajes los brazos... a menos que sea para lavarte las manos.

4. Conoce la influencia del clima en los virus. Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) informan que. en general, los coronavirus sobreviven por períodos más cortos a temperaturas más altas y mayor humedad que en ambientes más fríos o secos.

Sin embargo, agregan que no se tienen datos directos para este virus, y tampoco sobre las condiciones de supervivencia del coronavirus en distinto medio amientes.

Por eso, valdría la pena consultar con tu médico sobre la exposición por ejemplo a la arena, al agua. Hacer una evaluación general para tomar decisiones sabias.

5. No bajes la guardia con las medidas de prevención.Aunque estés frente al mar en una noche de luna llena, o en una plaza llena de verde que te haga olvidar de la pandemia, recuerda que el nuevo coronavirus llegó para quedarse. Siempre usa una máscara facial al salir, en lugares públicos ya sea abiertos o cerrados. Si es necesario, utiliza guantes de látex. Y nunca dejes de lavarte las manos, la medida sanitaria más sencilla, eficaz y económica para luchar contra los gérmenes.