Mayores de 16 años podrán vacunarse en Illinois en abril; excepto los de Chicago

Dan Petrella and Gregory Pratt, Chicago Tribune
·6  min de lectura

El gobernador J.B. Pritzker reveló el jueves un plan renovado para reabrir gradualmente el estado y dijo que las vacunas contra el coronavirus estarán disponibles para todos los residentes mayores de 16 años a partir del 12 de abril, excepto para los que residen en Chicago.

La medida se produce cuando el estado recibe cada vez más dosis del gobierno federal y un porcentaje cada vez mayor de la población ha sido vacunada contra COVID-19.

El plan de reapertura revisado incluye límites de capacidad ligeramente mayores para tiendas minoristas, cines y lugares al aire libre, entre otros cambios. El estado se encuentra actualmente en la cuarta fase del plan de Pritzker, que había pedido una reapertura más amplia una vez que la vacuna estuviera ampliamente disponible. El nuevo plan moverá al estado hacia una reapertura completa de manera más gradual, con ajustes en las medidas utilizadas para determinar si se avanza.

El plan incluye una nueva “fase puente” para ampliar los límites de capacidad que comenzará cuando el 70% de los residentes de 65 años o más hayan recibido al menos una dosis de la vacuna. Pritzker dijo que el estado ahora tiene un 58% para ese grupo de edad.

La quinta fase, esencialmente una vuelta a la normalidad, comenzará cuando el 50% de las personas mayores de 16 años hayan recibido al menos una dosis de la vacuna. Ese número ahora es del 28%, dijo Pritzker.

Además del requisito de vacunación, habrá un período de seguimiento de 28 días durante la fase puente antes de la reapertura total.

Los requisitos de mascarilla permanecerán

Los requisitos de mascarilla permanecerán en su lugar hasta que los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades recomienden levantarlos, dijo Pritzker.

“Estamos en la milla 25 de este maratón, pero nos mantendremos motivados y seguiremos adelante porque la línea de meta está a la vista”, dijo la Dra. Ngozi Ezike, directora del Departamento de Salud Pública de Illinois.

La medida de vacunación del gobernador se produjo pocos días después de que el presidente demócrata Joe Biden pidiera a los gobernadores de todo el país que abrieran la elegibilidad para todos los adultos antes del 1 de mayo. Pritzker expresó la semana pasada su confianza en la capacidad del estado para cumplir con el plazo de Biden.

“Estoy seguro de que no solo para el 1 de mayo, sino tal vez incluso un poco antes, podríamos abrirnos a todos en el estado, a todos los que son elegibles”, dijo el gobernador el viernes.

Aunque Illinois amplió la elegibilidad para la vacuna a personas menores de 65 años con ciertas afecciones de salud el 25 de febrero, la mayoría de los departamentos de salud y hospitales del área de Chicago aún no están vacunando a las personas de ese grupo, y dicen que todavía se están enfocando en las personas mayores y los trabajadores esenciales debido al suministro limitado de vacunas.

Los residentes de Illinois menores de 65 años con problemas de salud se han visto obligados a buscar vacunas principalmente en farmacias minoristas, incluida Walgreens, que tiene más de 500 localidades que ofrecen vacunas en el estado. Walgreens sigue las pautas de elegibilidad federales, estatales y locales al administrar vacunas, dijo Kris Lathan, portavoz de Walgreens.

Chicago obtiene su propio grupo de vacunas directamente del gobierno federal y establece sus propias reglas. El miércoles, la alcaldesa Lori Lightfoot anunció que Chicago avanzaría a la fase 1c el 29 de marzo, lo que haría elegibles a los residentes de la ciudad que tienen afecciones médicas o son trabajadores esenciales pero que aún no han sido elegibles para la vacuna contra el coronavirus.

Los requisitos para las personas con problemas de salud se aplican a los habitantes de Chicago de 16 años o más, y seguirán las pautas del Departamento de Salud de Illinois que incluyen cáncer, enfermedades pulmonares, afecciones cardíacas y otras dolencias que ponen a las personas en mayor riesgo de enfermedad grave o muerte por COVID-19. .

Sin embargo, a diferencia del resto del estado, Chicago no incluirá a los fumadores en esa categoría y se expandirá a condiciones adicionales como el VIH / SIDA, la enfermedad hepática y la esquizofrenia. En los trabajos esenciales se incluye a industrias como restaurantes, construcción, finanzas, medios y otras categorías.

Se prevé que el proceso de vacunación del próximo grupo tome al menos dos meses y probablemente enfrentará la misma lucha por citas limitadas que los habitantes de Chicago en las etapas anteriores, dijo la comisionada de salud pública de Chicago, la Dra. Allison Arwady.

Aún así, dijo, la ciudad espera que el suministro de vacunas aumente con el tiempo y cree que tendrá suficiente para ampliar la elegibilidad de la vacuna.

Lightfoot hizo el anuncio cuando los funcionarios de la ciudad continuaron presionando para que las personas mayores se vacunen y la elegibilidad para las vacunas en el United Center sigue restringida a las personas en los códigos postales más afectados por el coronavirus.

También el miércoles, los funcionarios de salud pública del condado de Cook anunciaron que los residentes suburbanos que tienen 16 años o más y tienen condiciones de salud según lo definido por el estado, serán elegibles para la vacuna a partir del lunes. Los sitios de vacunación masiva administrados por Cook County Health en los suburbios también comenzarán a aceptar a esos residentes en ese momento.

Si bien las citas para vacunas han sido difíciles de conseguir en el área de Chicago, Pritzker dijo anteriormente que cree que el estado puede hacer que la vacuna sea accesible para una gama más amplia de personas porque la administración de Biden hasta ahora ha cumplido sus promesas de aumentar los envíos de dosis a los estados.

“Tengo la confianza en el aumento de suministros, de que el presidente está haciendo todo lo posible para ello”, dijo el gobernador.

Pritzker dijo el miércoles que trabajó con (representantes de) intereses comerciales y con profesionales de la salud en el desarrollo de un plan de reapertura gradual para Illinois.

“Estamos trabajando con líderes de la industria, (y) estamos trabajando con nuestros médicos en (el Departamento de Salud Pública de Illinois), así como con otros expertos en el estado para asegurarnos de que la reapertura gradual no solo sea saludable para todos, sino también lo sea para la economía a medida que avanzamos “, dijo Pritzker frente al Abraham Lincoln Memorial Hospital en el estado de Lincoln.

A principios de esta semana, una portavoz de Pritzker dijo que la administración está “trabajando en una reapertura gradual”. La directora estatal de salud pública, la Dra. Ngozi Ezike, le dijo a un comité del Senado estatal que para pasar “de donde estamos ahora a la fase cinco, tal vez no sea solo un interruptor de encendido y apagado, podría haber una fase más”.

dpetrella@chicagotribune.com

gpratt@chicagotribune.com

—To read this story in English, please click here

Este texto fue traducido por Leticia Espinosa/TCA