Mayoría de jueces boicoteará referéndum egipcio

Más destacado

EL CAIRO, Egipto (AP) — La mayoría de los jueces egipcios se negaron a supervisar un referéndum nacional sobre un controvertido borrador de constitución, mientras decenas de miles de opositores y simpatizantes del presidente islamista participaron en protestas rivales en El Cairo el martes, cuatro días antes de la consulta popular.

Las protestas y el anuncio del boicot de los jueces surgieron horas después de que varios sujetos enmascarados y armados con rifles de balines, cuchillos y palos atacaron a opositores que protestaban sentados en la plaza Tahrir, de acuerdo con funcionarios de seguridad. Las autoridades añadieron que cinco "delincuentes despiadados" relacionados con el ataque fueron detenidos.

Once manifestantes resultaron heridos, agregó la agencia estatal de noticias MENA, que citó a un portavoz del Ministerio de Salud.

La violencia constituyó un recordatorio de los riesgos de la lucha política en Egipto por el tema del polémico borrador de la constitución, que será sometido el sábado al referéndum. El documento ha polarizado al país y ha provocado algunos de los hechos más graves de violencia callejera desde que el presidente Mohamed Morsi asumió el cargo en junio, como el primer mandatario elegido libremente.

En uno de los bandos está Morsi, junto con su Hermandad Musulmana y los conservadores salafitas. En el otro están liberales, izquierdistas y cristianos, quienes consideran que el borrador constitucional restringe las libertades y da a los islamistas una gran influencia sobre la forma en que se gobierna el país.

En medio de la alta tensión, los militares parecieron insertarse en la crisis. La agencia MENA informó que el ministro de la Defensa, Abdel-Fata el-Sissi había convocado a una serie de conversaciones el miércoles, con el objetivo de analizar la manera de resolver el conflicto.

Sin embargo, la agencia difundió después un segundo reporte, el cual citaba a un vocero no identificado de las fuerzas armadas, quien negó que el-Sissi hubiera instado a un diálogo.

Más tarde, la página oficial del portavoz de las fuerzas armadas en Facebook negó que se hubiera hecho esa invitación.

Independientemente de las declaraciones contradictorias, sería la segunda vez en la semana que los militares abordan temas relacionados con la crisis, lo que indicaría su regreso al ámbito político después de ceder en junio el poder a Morsi, el primer presidente civil de Egipto.

A comienzos de esta semana, los militares advirtieron de consecuencias desastrosas si no se resolvía la crisis en torno de la propuesta de constitución del país.

Las poderosas fuerzas castrenses se consideran a sí mismas garantes de los intereses y tradiciones laicas de Egipto.

El 90% de los jueces del país no supervisaría la votación del sábado, dijo el líder de una agrupación. La decisión, anunciada por Ahmed el-Zind, presidente del Club de Jueces, difícilmente impediría el referéndum, pero arrojó más dudas sobre la legitimidad del proceso para crear la nueva constitución y sobre la propia carta magna.

El principal colaborador del presidente Mohamed Morsi, Mahmud Meki, ha dicho que si no había jueces suficientes para supervisar el referéndum, la votación podía efectuarse de manera escalonada durante varios días. Una facción de jueces leales a Morsi ha asegurado que no boicoteará el referéndum.

En el distrito cairota de Nasr, un bastión de la Hermandad Musulmana, decenas de miles de simpatizantes del presidente, muchos de los cuales agitaron banderas egipcias, expresaron el martes su apoyo a la constitución durante un acto frente a una mezquita local.

Por su parte, los opositores protestaron en el cercano vecindario de Heliópolis. Decenas de miles de manifestantes se concentraron frente al palacio presidencial para exigir que Morsi cancele el referéndum.

La crisis política comenzó el 22 de noviembre, cuando Morsi emitió un decreto en el que se otorgó inmunidad respecto de impugnaciones o supervisión por parte del poder judicial. Esos decretos provocaron protestas multitudinarias, donde los opositores del mandatario lo acusaron de eximir el borrador de la constitución frente a cualquier recurso judicial.

Luego, la asamblea constituyente aprobó con celeridad el borrador, en una sesión maratónica que duró toda la noche. Cientos de miles de opositores llenaron las calles, en las mayores protestas desde el levantamiento que derrocó al presidente Hosni Mubarak el año pasado.

Los simpatizantes de Morsi respondieron con sus propias manifestaciones, lo que llevó a enfrentamientos callejeros que dejaron al menos seis muertos y cientos de heridos.

Cargando...