La mayoría de países de la ONU prometen más solidaridad con las vacunas

Agencia EFE
·2  min de lectura

Naciones Unidas, 26 mar (EFE).- Una inmensa mayoría de los países de la ONU se comprometieron este viernes a tratar las vacunas contra la covid-19 como un “bien público global” y a ser más solidarios en el reparto de los sueros.

Lo hicieron en una declaración política presentada ante la Asamblea General de Naciones Unidas y que hasta ahora han firmado más de 180 países de los 193 Estados miembros de la organización.

En el texto, los países prometen "tratar la vacunación contra la covid-19 como un bien público global asegurando para todos un acceso asequible, equitativo y justo a las vacunas" y señalan la plataforma COVAX como la herramienta adecuada para ello.

"Estamos muy preocupados por la poca disponibilidad de vacunas contra la covid-19 en países de ingresos bajos y medios", señalan los firmantes, que se comprometen a una mayor solidaridad y cooperación internacional para remediar esa situación.

Entre los países que rubrican el documento se encuentran todas las grandes potencias, entre ellos EE.UU., China y los países de la Unión Europea, así como todas las naciones latinoamericanos.

Para la mañana del viernes de Nueva York, sin embargo, no figuraban entre los firmantes países como Corea del Norte, Siria, Birmania o Bielorrusia.

El documento anima a hacer más aportaciones a los mecanismos globales creados para financiar vacunas para los países con menos recursos y a expandir rápidamente la capacidad de producción de vacunas, compartiendo tecnología y experiencias.

"Nos comprometemos a evitar la desigualdad de vacunas entre países mientras trabajamos juntos en un espíritu de solidaridad y cooperación. También nos comprometemos a prevenir la especulación y el acaparamiento indebido que puede minar el acceso a vacunas seguras y efectivas", apunta.

El presidente de la Asamblea General de la ONU, Volkan Bozkir, destacó en un discurso que el mundo puede salir junto de la pandemia, pero sólo si hay un "acceso justo y equitativo a las vacunas".

"El futuro de la pandemia está en nuestras manos y las decisiones que tomemos ahora se harán sentir durante muchos años", recalcó Bozkir, que recalcó la necesidad de que haya "vacunas para todos".

Los impulsores de la iniciativa, un grupo de una veintena de miembros entre los que figuran la Unión Europea, Brasil, México o el Reino Unido, destacaron hoy que mientras algunos países están en trayectoria de completar sus vacunaciones en un plazo de dos meses, otros aún no han podido administrar ni una dosis.

Según subrayaron, si esta situación no se remedia no se podrá acabar realmente con la pandemia y se dispararán las desigualdades entre países ricos y naciones en vías de desarrollo.

(c) Agencia EFE