Mayoría de inquilinos no protegidos por propuesta de Trump

KEN SWEET
El secretario de Viviendas de Estados Unidos Ben Carson habla sobre el coronavirus en la sala de prensa de la Casa Blanca el sábado, 14 de mafrzo del 2020. (AP Foto/Alex Brandon)

NUEVA YORK (AP) — La mayoría de los estadounidenses que alquilan sus viviendas, muchos de los cuales han perdido sus empleos en la crisis causada por la pandemia de coronavirus, no gozarán de protección contra el desalojo, pese a lo que dijo esta semana el presidente Donald Trump.

Bajo el plan del Departamento de Viviendas (HUD) dado a conocer el miércoles, los desalojos y ejecuciones hipotecarias serían suspendidos por 60 días para las viviendas de una sola familia con préstamos obtenidos a través de la Administración Federal de Viviendas (FHA). Eso se aplicaría a unos 8 millones de unidades, de acuerdo con el Departamento. Solamente las viviendas de FHA que han sido habitadas por al menos un año pueden ser alquiladas a otros.

Eso es una pequeña porción del alrededor de 43 millones de viviendas alquiladas en el 2019, de acuerdo con el Buró del Censo. La mitad de los inquilinos alquilan de un inversionista individual, mientras que la otra mitad lo hacen de un negocio o de un dueño de varias propiedades. Quienes alquilan de negocios no recibirán protección, de acuerdo con la propuesta.

"Ése es el problema con la propuesta. Solamente tiene impacto en una cantidad muy pequeña de personas. Necesitamos soluciones a gran escala”, dijo Andrea Shapiro, del Consejo Metropolitano de Viviendas, un grupo de activismo basado en Nueva York.

Además, el Departamento de Viviendas no tiene autoridad para proteger a inquilinos en edificios de autoridades locales de viviendas en todo el país. El secretario de Viviendas Ben Carson dijo esta semana que la agencia está trabajando con el Congreso para recibir la autoridad para proteger a esos inquilinos.

“HUD ha estado en contacto con cada agencia de viviendas públicas en el país para garantizar que los millones de estadounidenses de bajos ingresos a quienes servimos sigan teniendo un techo sobre sus cabezas”, dijo Carson.

Las reglas contrastan con los comentarios hechos por Trump esta semana, cuando dijo que los inquilinos recibirían “ayuda inmediata” como parte del plan de su gobierno.

Los activistas de viviendas dijeron que la propuesta de la Casa Blanca era un importante primer paso, pero recalcaron que la política tiene límites que deben ser resueltos.

“Los inquilinos de bajos ingresos en Estados Unidos ya estaban pasando trabajos para pagar sus alquileres y ganarse el sustento antes de este último desastre y la gente está sufriendo desamparo. El Congreso debe implementar una moratoria nacional sobre los desalojos y ejecuciones hipotecarias”, dijo Diane Yentel, presidenta de la Coalición Nacional de Viviendas de Bajos Ingresos.