Algunos sospechosos colombianos tenían "conocimiento detallado" de complot en Haití: Duque

·3  min de lectura
Imagen de archivo. El presidente de Colombia, Iván Duque, habla durante la llegada de un cargamento de 2,5 millones de vacunas contra el COVID-19 de Jhonson & Jhonson donadas por Estados Unidos en Bogotá

PUERTO PRÍNCIPE/BOGOTÁ, 15 jul (Reuters) -Muchos de los exsoldados colombianos acusados ​​de participar en el asesinato del mandatario de Haití Jovenel Moise fueron a ese país a trabajar como guardaespaldas, pero otros sabían que se estaba planeando el crimen, dijo el jueves el presidente de Colombia, Iván Duque.

Las autoridades haitianas dicen que Moise fue asesinado a tiros en su casa el 7 de julio por un grupo de asesinos que incluía a 26 colombianos y dos haitianos-estadounidenses.

Dieciocho colombianos fueron detenidos y otros tres fueron asesinados por la policía.

"Hay un grupo importante que fueron llevados con una supuesta misión de protección, pero dentro del grupo, hay un grupo más reducido, que eran los que aparentemente tenían el conocimiento detallado de lo que sería una operación criminal", dijo Duque a la radio local La FM.

"¿Eso excusa al resto del grupo?", preguntó el mandatario. "Tristemente no porque también están participando de esta situación".

La revista colombiana Semana reportó el miércoles que uno de los colombianos detenidos confesó a las autoridades haitianas que siete de sus compatriotas participaron en el asesinato de Moise. Reuters no pudo verificar de forma independiente el informe.

Los familiares y colegas de algunos de los detenidos han afirmado a medios en Colombia que los sospechosos fueron contratados para trabajar como guardaespaldas y son inocentes.

El director de la Policía Nacional de Colombia dijo más temprano el jueves que buscan a tres nacionales que habían estado en Haití y la vecina República Dominicana, al tiempo que destacó que las autoridades haitianas lideran la investigación.

A su turno, el portavoz del Pentágono, teniente coronel Ken Hoffman, dijo el jueves que un "pequeño número" de los detenidos había recibido entrenamiento militar estadounidense en el pasado mientras se desempeñaban como miembros activos del ejército colombiano, sin ofrecer más detalles.

Colombia es uno de los socios militares estadounidenses más fuertes en América Latina y recibe miles de millones de dólares en ayuda de seguridad y capacitación, enfocada en contrarrestar a los grupos guerrilleros de izquierda financiados por el narcotráfico, la extorsión y el secuestro.

Una fuente del gobierno de Estados Unidos dijo que un comité del Senado está investigando el entrenamiento por parte del ejército norteamericano a algunos de los colombianos detenidos bajo sospecha del asesinato de Moise.

"Si se pueden presentar cargos en Estados Unidos, se presentarán", dijo el funcionario de la administración estadounidense.

El crimen ha sumido en el caos a la ya atribulada nación caribeña, en medio de un aumento de la violencia causada por las pandillas en los últimos meses que ha desplazado a miles y obstaculizado la actividad económica en el país más pobre de América.

The New York Times informó el jueves que el jefe de seguridad del palacio presidencial, Dimitri Herard, fue detenido y está siendo interrogado sobre por qué los atacantes no encontraron más resistencia en la casa del presidente.

(Reporte de David Alire Garcia en Puerto Príncipe, Oliver Griffin y Carlos Vargas en Bogota, Idrees Ali y Mark Hosenball en Washington; escrito por Laura Gottesdiener, traducido por Nelson Bocanegra)

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.