Por ahora no hay mayoría en la Cámara de Casación para tratar los pedidos de renuncia al juez Hornos

·2  min de lectura
POLITICA - Gustavo Hornos, Juez de la Sala IV de la Cemara Federal de Casacion Penal. 18 de febrero de 2019. LA NACION/Daniel Jayo
Daniel Jayo

El pedido de los jueces de la Cámara de Casación Alejandro Slokar, Ana María Figueroa y Ángela Ledesma para que el presidnte de ese tribunal, el juez Gustavo Hornos, renuncie a la presidencia, difícilmente pueda prosperar.

Slokar, Ledesma y Figueroa insisten hace más de un mes para que Hornos convoque a un plenario a todos los jueces de la Casación. Le piden, además, que se aparte del cargo de presidente. Lo señalan por haber visitado a Mauricio Macri en la Casa Rosada y en la Quinta de Olivos .

POLITICA - Gustavo Hornos, Juez de la Sala IV de la Cemara Federal de Casacion Penal. 18 de febrero de 2019. LA NACION/Daniel Jayo
Daniel Jayo


POLITICA - Gustavo Hornos, Juez de la Sala IV de la Cemara Federal de Casacion Penal. 18 de febrero de 2019. LA NACION/Daniel Jayo (Daniel Jayo/)

Pero en el acuerdo de Superintendencia del máximo tribunal penal del país, que el martes pasado reunió de manera virtual a los cuatro titulares de las salas y a Hornos, se abordó, sin éxito, el pedido de Slokar. En ese acuerdo estuvieron los jueces Daniel Petrone (Sala I), Slokar (Sala 2) Liliana Catucci (Sala 3) y Javier Carbajo (Sala 4) y Hornos.

Según el acta de esa reunión, Hornos dijo que “se realizó una compulsa, en base a las notas presentadas [por Slokar], con el resto de los magistrados integrantes de la Cámara y no existía al momento la mayoría disponible para la celebración de un Acuerdo”. Es decir que no hay mayoría para celebrar un acuerdo con el temario propuesto por Slokar, y por ende tratar el pedido de renuncia.

Los reproches a Hornos se volvieron moneda corriente: no solo le pidieron explicaciones por sus visitas al expresidente Macri, sino que también le cuestionaron no haber accionado tras el mensaje machista que envió Gemignani al chat grupal por el Día de la Mujer.

También arrastra cuestionamientos el juez Mariano Borinsky por visitar Olivos en numerosas oportunidades.