Tras un mayo de horror, junio trae esperanzas con buena labor de Edward Cabrera y una ofensiva caliente

·2  min de lectura

Quizá la llegada de un nuevo jugador y del primer día de otro mes sean signos de un mejor futuro. Después de un mayo para el olvido, los Marlins comenzaron junio de la mejor manera posible y de la mano de un Edward Cabrera que mostró brillantez y problemas en su debut del 2022.

Aunque su dominio se vio en apuros, Cabrera impuso una marca personal en ponches y no permitió carreras en el primer choque de una doble jornada en Colorado para que los peces vencieran 14-1 a los Rockies, con una explosión ofensiva como hacía rato no se veía en una alineación necesitada de mostrar vida en los bates.

Considerado el cuarto mejor prospecto de Miami, Cabrera debió ser parte de la rotación del Día Inaugural de la temporada, pero una lesión en el bíceps derecho lo llevó a las Menores y a una rehabilitación que lo vio ir de Clase A baja al Triple A de Jacksonville.

El dominicano había debutado la temporada pasada en la gran carpa, pero sus resultados habían sido mixtos, sin perder la promesa que le auguraba un futuro brillante, pero nada como lo realizado frente a los Rockies, a los cuales dejó en un solo hit a lo largo de seis entradas.

El segunda base de los Marlins Jazz Chisholm Jr. batea un jonrón en el cuarto inning del partido ante los Rockies, celebrado el 1ro de junio de 2022 en Colorado.
El segunda base de los Marlins Jazz Chisholm Jr. batea un jonrón en el cuarto inning del partido ante los Rockies, celebrado el 1ro de junio de 2022 en Colorado.

Dentro de los confines de un parque en extremo complicado para los lanzadores por la altura de Colorado, Cabrera se convirtió en el noveno abridor visitante en la historia del Coors Field que lanza seis episodios en blanco y permite un hit o menos.

Por la mayor parte, Cabrera exhibió buenas secuencias de pitcheo, mezclando una recta de 99 millas por hora con un cambio de 94 que le llevó a fijar una marca personal de nueve ponches e inundar con toneladas de frustración a los bateadores de Colorado.

Sin embargo, esos momentos de brillantez se vieron acompañados por otros donde Cabrera laboró intensamente y sin el control deseado, como bien lo demuestran esas cuatro bases por bolas y dos pelotazos, aunque sin permitir que le hicieran daño ni abrir la puerta a las anotaciones.

El receptor de los Marlins Nick Fortes toca a Ryan McMahon, de los Rockies, tras poncharse en el tercer inning del partido celebrado el 1ro de junio de 2022 en Colorado.
El receptor de los Marlins Nick Fortes toca a Ryan McMahon, de los Rockies, tras poncharse en el tercer inning del partido celebrado el 1ro de junio de 2022 en Colorado.

Más allá de la actuación de Cabrera, la ofensiva de Miami carburó a un ritmo impresionante con 21 indiscutibles para superar la veintena por vigésima tercera ocasión en la historia de la organización, que esta contienda ha sufrido mucho no tanto con el promedio sino con la oportunidad del bateo.

En esta ocasión no hubo que preocuparse ni por una cosa ni por la otra, al punto que Garrett Cooper, Jorge Soler, Avisail García y Bryan De La Cruz se fueron cada uno con tres hits en su cuenta, mientras que cada jugador de posición alcanzó base al menos en dos oportunidades.

Un nuevo lanzador y una mejor cara ofensiva, dos buenos signos para un junio que ojalá sea mejor que un mayo con marca de 7-19, la peor de las Mayores.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.