‘Mayday, Mayday ... perdió la potencia del motor’. Lo que dice el reporte de la NTSB sobre el accidente aéreo en Haulover

·4  min de lectura
Al Diaz/adiaz@miamiherald.com

Mientras un monomotor Cessna iniciaba un trágico descenso el 14 de mayo cerca del puente de Haulover Inlet, el piloto Narciso Torres dijo a sus compañeros controladores de tráfico aéreo en el Control de Aproximación de Miami: “Mayday-Mayday-Mayday ... 54Z, eh, perdió la potencia del motor. ... No sé dónde voy a bajar esto, pero voy a bajar aquí mismo”.

El avión bajó otros 700 pies. El Control de Aproximación de Miami le dijo a Torres la velocidad del viento (3 nudos), la dirección (180 grados) y le preguntó por el combustible y las personas que iban en el aparato Torres dijo: “Hay tres personas, hay, um, un camino justo aquí ... un pequeño puente, voy a hacer eso, 54Z”.

Eso es lo que dice el reporte preliminar de la Junta Nacional de Seguridad del Transporte (NTSB) sobre el accidente e incendio del avión en que murió Torres, resultaron gravemente heridos dos pasajeros y quedaron lesionadas cinco personas en tierra cuando el avión chocó con dos autos en el puente.

Como es habitual en los reportes preliminares sobre accidentes de la NTSB, se trata de un recuento de los acontecimientos y una declaración de lo que los investigadores vieron al examinar el avión o el vehículo. No se sacan conclusiones.

Un problema del motor

A las 11:45 a.m. del 14 de mayo, unos 66 minutos antes que se estrellara la avioneta Cessna 172H, declarada apta para el vuelo por primera vez en 1966, Torres voló desde el Aeropuerto de Aviación General de Miami Homestead al Aeropuerto North Perry de Pembroke Pines y repostó él mismo 11.2 galones de combustible. Uno de los pasajeros dijo a la NTSB que vio a Torres usar una lista de verificación antes del despegue.

A pesar de la antigüedad del avión, la NTSB señaló que todas las inspecciones estaban al día y que no había “evidencia de contaminación del combustible ni de ninguna anomalía en el sistema de suministro” en North Perry.

Los pasajeros subieron a bordo y Torres despegó de North Perry a las 12:38 p.m. con destino a Cayo Hueso. Dirigió el avión hacia el este, hacia la costa.

“Unos 15 o 20 minutos después, el piloto llamó a a torre y dijo que tenía un problema en el motor y que tenía que regresar”, dice el reporte. “El pasajero no escuchó nada mal en el motor y, aunque el piloto parecía preocupado, no se dejó llevar por el pánico”.

El reporte dice que los datos preliminares de control de tráfico aéreo de la FAA dicen que Torres pidió al Control de Aproximación de Miami que diera seguimiento al vuelo, pero usó el indicativo “N5545Z”, la señal de un Piper monomotor propiedad de un hombre de Dubin, Ohio, en lugar del “N8845Z” real del avión. Aun así, el Control de Aproximación de Miami detectó el Cessna en el radar y le dijo a Torres que se mantuviera a menos de 2,000 pies.

El avión se dirigía hacia el sur a lo largo de la costa a unos 1,200 pies cuando Torres dijo: Control de Aproximación de Miami ... Mayday-Mayday-Mayday ... 54Z, eh, perdió la potencia del motor. ... No sé dónde voy a poner esto, pero voy a bajar aquí”.

El reporte dice que Torres giró el avión hacia el norte mientras seguía descendiendo. A 500 pies, el Control de Aproximación de Miami le dio la velocidad y la dirección del viento y le preguntó a Torres si tenía tiempo para proporcionar el número de personas a bordo y su combustible. Torres respondió: “Hay tres almas, hay, um, un camino justo aquí ... un pequeño puente, voy a hacer eso, 54Z”.

El reporte decía: “Esta fue la última transmisión del piloto”.

La NTSB dijo que las fotos del avión mientras descendía hacia el puente mostraban que “la hélice giraba, los alerones estaban levantados y no había señales de humo o fuego”.

Tras aterrizar en el puente con las ruedas a ambos lados del camellón, el avión golpeó un vehículo que iba hacia el norte, cruzó completamente la línea media y golpeó otro vehículo que iba hacia el sur antes de inclinarse sobre la nariz.

El reporte dice que la avioneta recorrió 318 pies desde que chocó con el primer vehículo hasta que se detuvo.

“Después que el avión se detuvo, se produjo un incendio que consumió la mayor parte de la cabina y el fuselaje”.

El reporte de la NTSB dice que “no hubo evidencia de un incendio en vuelo”. Las bujías eran de color normal, excepto tres que se mancharon de aceite después que el avión se volcó. La cubeta del colador de combustible no tenía ninguna corrosión. La bomba de aceleración del carburador funcionaba normalmente y la rejilla de entrada no estaba sucia. La cubeta del carburador tenía “una pequeña cantidad de corrosión visible”.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.