May afronta una vergonzosa derrota sobre el Brexit en la Cámara Alta

Por Elizabeth Piper y William James
En la imagen, la primera ministra Theresa May en una reunión con líderes de países del Caribe, en Londres, el 17 de abril de 2018. Daniel Leal-Olivas/Pool via Reuters

Por Elizabeth Piper y William James

LONDRES (Reuters) - La Cámara Alta del Parlamento británico previsiblemente infligirá una vergonzosa derrota al Gobierno de Theresa May el miércoles, desafiando su negativa a permanecer en la unión aduanera con la Unión Europea tras el Brexit.

La primera ministra, que ha luchado para mantener unidos a los conservadores respecto al Brexit, dijo que Reino Unido abandonará el mercado único de la UE y la unión aduanera después de que deje el bloque el próximo marzo para que Londres pueda negociar sus propios acuerdos de libre comercio.

Esa postura ha ampliado las divisiones dentro del partido conservador y ha planteado la posibilidad de una derrota en la Cámara Alta de los Lores, donde los conservadores no tienen mayoría.

Algunos lores, de todos los partidos, mostraron su apoyo para una enmienda a su proyecto de Brexit que requeriría que los ministerios informen de los esfuerzos que han hecho para asegurar una unión aduanera para finales de octubre.

La enmienda no dice explícitamente que Reino Unido deba llegar a un acuerdo sobre la unión. El diputado conservador David Jones lo describió como un intento de "dar oxígeno" a los partidarios de la UE en la Cámara Baja.

"Es una enmienda muy extraña. Francamente, no impediría el Brexit y no nos obligaría a permanecer en la unión aduanera", dijo a Reuters, añadiendo que no estaba demasiado preocupado por el voto.

Se espera que el Gobierno sufra varias derrotas en la Cámara de los Lores durante las siguientes etapas del debate en las próximas semanas.

La líder del principal partido de la oposición de la Cámara de los Lores, Angela Smith, dijo que las enmiendas de la Cámara Alta ofrecían a May "la oportunidad de adelantar cambios considerables en respuesta a las preocupaciones planteadas anteriormente en la Cámara de los Lores".

"Sin embargo, no hacerlo sería posponerlo, lo que haría que el camino fuera muy duro", dijo en un comunicado.

Si el Gobierno es derrotado, el anteproyecto regresará a la Cámara de los Comunes, donde la primera ministra podría intentar conseguir apoyo para revocar la enmienda. Ambas cámaras han de acordar la redacción final del proyecto antes de que pueda convertirse en ley.