Maximiliano Abad: el elegido por los jefes de la UCR que negocia las leyes de Áxel Kicillof

·3  min de lectura
Maximiliano Abad
Twitter @MaxiAbad

El nuevo titular de la Unión Cívica Radical bonaerense, Maximiliano Abad, es un dirigente radical que tuvo el respaldo de las autoridades del partido en la pelea por la conducción, que se definió a su favor por unos 4600 votos. De sintonía fina con la exgobernadora María Eugenia Vidal desde su rol de aliado en Juntos por el Cambio, preside el bloque de diputados de la Legislatura bonaerense.

Esa posición en la Cámara de Diputados provincial lo convierte en un interlocutor ineludible para la administración del gobernador Axel Kicillof. Abad fue uno de los dos representantes de la oposición que se sentaron a la mesa de negociaciones con el oficialismo bonaerense para destrabar el presupuesto 2021 del gobernador (el otro fue el jefe del bloque de senadores de Juntos por el Cambio, Roberto Costa).

“Vidal lo aprecia mucho, es un radical con mucha sintonía”, lo definió un diputado que lo conoce bien. Abad conduce un bloque que tiene nueve diputados radicales, dos de la Coalición Cívica y 27 de Pro.

Juntos por el Cambio lanzó una nueva apuesta territorial para competir en el conurbano

La pelea por el radicalismo bonaerense tenía un correlato en el interior del bloque de Juntos por el Cambio, que Abad preside. Esa bancada se partió a finales de 2019 con la salida de cinco diputados, entre los que están los possistas Walter Carusso y Fernando Pérez, que integran un bloque en el que pesa Emilio Monzó, denominado Cambio Federal. Presidirá el radicalismo bonaerense el presidente del bloque alineado con Vidal.

Maximiliano Abad, durante un acto de campaña junto a Luis Naidenoff y Mario Negri
Maximiliano Abad, durante un acto de campaña junto a Luis Naidenoff y Mario Negri


Maximiliano Abad, durante un acto de campaña junto a Luis Naidenoff y Mario Negri

Los líderes del partido apostaron por él abiertamente en la pelea interna contra Posse. El presidente de la UCR, Alfredo Cornejo; gobernadores como Gerardo Morales (Jujuy) y Gustavo Valdés (Corrientes); jefes legislativos como Mario Negri y Luis Naidenoff, fueron algunos de sus principales respaldos en una disputa que lo puso en la vereda de enfrente de Martín Lousteau, el principal dirigente que apoyó a Posse.

Abad defiende el legado en el partido del actual titular bonaerense, el exvicegobernador Daniel Salvador. Junto a él y Elisa Carrió posó para la foto en enero, en otra imagen que se leyó en clave política, como una bendición de la líder de la Coalición Cívica a su candidatura en el radicalismo.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Desarrolló su militancia y carrera política en Mar del Plata. Fue concejal por dos períodos en el partido de General Pueyrredón, y militó en la Franja Morada en la Universidad de Mar del Plata, donde se recibió de abogado.

En su distrito apostó por la victoria, finalmente consumada en 2019, de Guillermo Montenegro. Fue crítico del exintendente Carlos Arroyo, quien se alejó de Juntos por el Cambio y se despegó de Vidal. El radicalismo marplatense apoyó a Abad, que basó sus expectativas electorales en la interna en su desempeño en los distritos del interior bonaerense.