Maximiliano Abad: “En 2023 la Argentina va a tener un presidente de la Unión Cívica Radical”

·9  min de lectura
Maximiliano Abad
Twitter @MaxiAbad

La figura del presidente del bloque de Juntos por el Cambio en la Cámara de Diputados de la provincia de Buenos Aires, Maximiliano Abad se posicionó como un pilar central en la disputa por el poder en la legislatura bonaerense en contra del oficialismo, y la restructuración de la Unión Cívica Radical que pretende disputar el liderazgo de la coalición, rumbo a las presidenciales de 2023, al sector del Pro de Horacio Rodríguez Larreta y Patricia Bullrich. “El radicalismo ha vuelto a ser un partido de poder que quiere gobernar la Argentina”, dice en una entrevista con LA NACION.

Protagonista durante el tratamiento de la re-reelección de intendentes en las sesiones extraordinarias celebradas a fines de diciembre, Maxi Abad insiste en que se debía evitar el modelo de relección indefinida porque “al kirchnerismo no le queremos dar ninguna ventaja”, expresó. Además remarcó la necesidad de unión que debe mostrar la oposición y no fomentar “proyectos individuales” en un momento donde se debe dar “certidumbre” a la sociedad.

- En las sesiones extraordinarias del 28 de diciembre su bloque en la Legislatura provincial aprobó el presupuesto de Axel Kicillof, ¿está de acuerdo con el presupuesto acordado?

- El orden de prioridades del Kicillof no es el que yo tendría, porque mi presupuesto era muy distinto al de él, pero se trata de una herramienta de gestión del Poder Ejecutivo y por lo tanto íbamos dispuesto a darle esa herramienta.

- En la misma sesión se acordó una deuda de 90 mil millones de pesos para la provincia

- La deuda acordada está por debajo de lo que se venía dando en los últimos 15 años. Pero en el marco de esa aprobación donde le dimos una herramienta de gestión al gobierno, logramos quitarle la discrecionalidad en el manejo de la obra pública de 25 mil millones de pesos que van a poderse distribuir equitativamente a los 135 municipios sin importar el color del intendente.

- También se acordaron más de 25 mil cargos provinciales nuevos, ¿a qué se debe?

- De esos 25.450, casi 23 mil son cargos para docentes, fuerzas de seguridad y trabajadores de la salud en el marco de la pandemia. Sin embargo, vamos a controlar que se cumpla eso y que no sean empleos a cargos políticos.

- ¿Existe una intención de colaborar con el Gobierno en la Legislatura?

- El presupuesto es una herramienta del gobierno. Por ejemplo el presupuesto nacional si no hubiera sido por la torpeza del oficialismo cuando se pidió un cuarto intermedio, el espíritu de la oposición era acompañarlo. Nosotros le dimos la herramienta de gestión, pero logramos quitarle discusiones en el manejo de la obra pública.

Fuerte retroceso de la Argentina en un ranking mundial anticorrupción: las razones

Re-reeelección de intendentes

- El tema de diciembre fue el debate por la re-relección, ¿al final se consiguió lo que planteaba su bloque?

- Muchos intendentes peronistas del conurbano encontraron una trampa de la ley con el pedido de licencias o renuncias. Para evitar la concentración de los “barones del conurbano” teníamos tres alternativas: en primer lugar derogar la ley, que era lo que quería el frente oficialista y por lo tanto que haya reelección indefinida en la provincia. Segundo, dejar todo como está. Eso implicaba que haya 6 años de gobierno mas dos de licencia y la vuelta a gobernar; esto traía de nuevo la concentración de los barones del conurbano. Y en tercer lugar actuar en función de lo que nosotros consideramos que es ponerle un límite a las reelecciones indefinidas en la provincia. Y eso fue lo que hicimos. Ahora la ley tiene una cláusula cerrojo que dice que si el ejercicio del cargo se hace un solo día, se computa como mandato.

- ¿Es una declaración de intenciones?

- Fue una decisión de poder. Porque al kirchnerismo no queremos darle ningún tipo de ventaja bajo ningún aspecto, y si la ley continuaba como estaba, los intendentes peronistas iban a poder presentarse en 2023 y los de Juntos no.

- Sin embargo, algunos intendentes de Juntos como Jorge Macri también pidieron licencias

- La ley habilitaba a que se puedan ir antes y presentarse en el 2023. Quizás algunos lo iban a hacer y otros no, pero entendemos que había cancha inclinada a favor del kirchnerismo. Creo que Jorge fue el único de los que tomaron licencia que dijo que no iba a ser candidato a intendente. Sino que se fue para ayudar al gobierno de Larreta. De todos los demás no escuchamos nada y en off decían que se iban a volver a presentar.

- ¿Les molestó la intervención de María Eugenia Vidal en el asunto, siendo que cambió de distrito en las legislativas?

- Todos tienen derecho a opinar. Provenimos de un partido democrático, pero por supuesto que no coincidimos en la opinión que tenía María Eugenia sobre el tema. Ella y Martín Lousteau dijeron que había que derogar el decreto, pero el decreto lo deroga el gobernador. Es su facultad, y por lo tanto eso no podía ocurrir.

- ¿Se sintieron respaldados por los presidentes de los partidos nacionales?

- Fue una decisión que tomó la mesa de Juntos de la provincia de buenos aires en la que solo la Coalición Cívica se manifiesto en desacuerdo, pero que contó con el apoyo de los presidentes de los partidos nacionales de Juntos: Gerardo Morales, presidente de UCR ; Patricia Bullrich, presidenta del Pro y Miguel Ángel Pichetto, presidente de Peronismo Republicano.

- ¿De dónde provino el inconveniente en la ley 14836?

- El problema lo tenemos en la reglamentación de la ley en 2019. Sin esa no había problema. Y al kirchnerismo no queremos darle ninguna ventaja, porque queremos ganarle. Hay que terminar con este modelo populista.

Camino a 2023

- Con las elecciones de 2023 a la vuelta de la esquina, la UCR tiene diferentes candidatos cómo Facundo Manes o el propio Gerardo Morales, ¿existe una disputa interna?

- Que el radicalismo tenga varios candidatos a presidente, es un activo no solo en nuestro partido sino también de la coalición opositora. El radicalismo va a tener un candidato a presidente, y el que esté en mejores condiciones de poder liderar ese proceso va a ser acompañado por el conjunto del partido. Gerardo Morales con toda su experiencia partidaria y una gran gestión como Gobernador de Jujuy. Alfredo Cornejo que inició un modelo muy exitoso en Mendoza que hoy continúa Rodolfo Suárez. El propio Gustavo Valdés, una figura joven y renovadora del radicalismo con una gran gestión en Corrientes. Y por supuesto la figura de Facundo Manes, que dio el paso y que es un emergente de una sociedad que demanda liderazgos modernos son todos muy buenos candidatos. Estoy convencido que en 2023 la Argentina tendrá un presidente de la Unión Cívica Radical.

Abad y Manes, durante un acto de campaña en Tigre
Abad y Manes, durante un acto de campaña en Tigre


Abad y Manes, durante un acto de campaña en Tigre

- Facundo Manes se presenta como un outsider de la política, ¿esto lo beneficia o lo diferencia con respecto al resto?

- El radicalismo es un partido de poder que quiere ser gobierno y que involucra a todos aquellos hombres y mujeres de nuestra sociedad que conmutan con nuestras ideas y valores. Facundo es un hombre de la sociedad civil comprometido desde siempre con la Argentina y que decidió dar el paso e involucrarse.

- ¿Es lo que ustedes buscaban al convocarlo desde la UCR?

- Vemos en Manes una persona que trabaja y piensa cómo construir la Argentina del futuro, con progreso, modernidad y llevando adelante un conjunto de ideas que se adaptan al siglo 21: apostar a la ciencia, la tecnología, la innovación, a la educación pública de calidad y asociado a la producción.

- ¿Acompañarías en una fórmula a Facundo Manes?

- Yo estoy para acompañar ideas que busquen transformar la Argentina.

- Deberán dialogar con el Pro para la presidencia, ¿Cómo es el dialogo con el sector de Rodríguez Larreta?

- Creo que en la oposición debe haber menos proyectos individuales y más proyectos colectivos. La oposición tiene que darse cuenta cuales son las prioridades del momento: la unidad y dar certidumbre. Hay que trabajar en un programa para ofrecerle a la sociedad. Pero dialogamos entre los dirigentes de nuestro espacio porque estamos construyendo una alternativa a la actual concentración de poder y el radicalismo ha vuelto a ser un Partido de poder que quiere gobernar nuevamente la Argentina.

- Diego Santilli le ganó la pulseada a Manes en la provincia, ¿hay más coincidencias o diferencias con el exvicejefe de gobierno porteño?

- Nosotros tenemos coincidencias en que la Argentina debe abrirse al mundo, que debemos defender la institucionalidad, el federalismo y la república. Tenemos que construir una Argentina más libre e igualitaria, y esas son premisas.

- Emilio Monzó parece alejarse de su espacio y acercarse al Pro ¿Cómo está la relación con el expresidente de la cámara de diputados?

- Emilio es un buen dirigente y nosotros estamos trabajando firmemente en construir una Argentina que salga de la decadencia y que se coloque en el desarrollo.

Los cónclaves secretos de Patricia Bullrich con el “círculo rojo” en Punta del Este y un mensaje: “No hay espacio para tibios”

Acuerdo con el FMI

- ¿Juntos por el Cambio debería reunirse con Martín Guzmán o insistir en que se trate el acuerdo con el FMI en el congreso?

- La oposición no quiere que el gobierno entre en default y por eso aceptó asistir a una reunión -la semana pasada- para que el gobierno contara cuál era el plan económico y por dónde pasaba el acuerdo con el fondo. Pero el gobierno decidió no llevar a cabo la reunión y por lo tanto es un tema terminado y todo el debate se debe dar en el congreso.

- Morales dijo durante el zoom con gobernadores que Juntos debía hacerse cargo de contraer la deuda ¿Esto cayó mal en JxC?

-Se toman títulos que no explican la cuestión de fondo. Todos los gobiernos fueron contrayendo deuda, pero de los últimos 20 años, 16 fueron gobernados por el kirchnerismo. Y contrajeron deuda. La deuda externa no tiene propietario, tiene una historia de más de 40 años y responsabilidades compartidas. Mauricio Macri tomó deudas para pagar la deuda anterior y hay que decirlo, pero la simplificación del debate actual fija títulos que no explican el trasfondo y el Frente de Todos aprovechó basó parte de su comunicación en eso, simplificaciones para bancar un discurso falso.

- ¿Qué opina sobre los dichos de Wado de Pedro sobre la libertad de Milagro Sala, a los que se sumaron las críticas de Eugenio Raúl Zaffaroni sobre el actuar del radicalismo y el gobernador Morales en Jujuy’?

- Son dichos inadmisibles que deben ser repudiados con contundencia. Hay una narrativa que pretende poner en víctima a quienes por años acorralaron a los jujeños con hechos de violencia y corrupción, y por lo tanto es lamentable que un ministro de la corte recurra a expresiones de ese tipo.

- ¿Van a mantener la misma postura en el pedido de juicio político al procurador Conte Grand?

- No hay ningún fundamento jurídico ilegal que amerite la apertura de un juicio político. Hay dichos de un tercero sobre supuestas declaraciones de un procurador. Eso de ninguna manera puede permitir que nosotros habilitamos un juicio político en la legislatura.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.