Mavys Alvarez se reunió con Susanta Trimarco, la mujer que fundó una ONG contra la trata de personas

·4  min de lectura
Susana Trimarco junto a Mavys Alvarez
Susana Trimarco junto a Mavys Alvarez

Mavys Álvarez, la mujer cubana que declaró como testigo en el marco de una denuncia por presunta trata de personas que involucra al entorno de Diego Maradona, se reunió hoy con Susana Trimarco, madre de Marita Verón, la joven que desapareció en Tucumán víctima de una red de trata.

En el día de hoy almorzamos con Mavys Alvarez, a quien acompañamos y apoyamos en su búsqueda de Justicia. En ella encontré a una persona muy cálida y con mucha fuerza a pesar del dolor, nos contó sobre su vida, sus hijxs, y agradeció nuestro apoyo”, escribió en Twitter Trimarco, creadora de una ONG para asistir a las víctimas rescatadas.

El encuentro se dio luego de que la cubana declarara contra el astro del fútbol y su entorno. En la previa al encuentro con Trimarco, Álvarez había contado que su hija de 15 años fue la que la motivó a narrar lo vivido durante su relación con el Maradona y subrayó que su propósito es que otras mujeres no vivan una experiencia similar a la suya.

Yo ya cumplí. Quería que el mundo sepa lo que viví con el fin de evitar que otras muchachas lo pasen. Podemos denunciar, salir adelante. Ahora lo demás se lo dejo a la Justicia”, dijo la joven que ahora tiene 37 años, durante una conferencia de prensa en un hotel del centro porteño, luego de haber declarado el jueves pasado bajo el sistema de cámara Gesell.

La testimonial

Álvarez narró los hechos que ocurrieron cuando ella tenía 16 años, acompañada de sus abogados Gastón Marano y Marcela Carmen Scotti y del denunciante en la causa Fernando Míguez, presidente de la Fundación por la Paz y el Cambio Climático.

La denuncia está radicada en el juzgado de Daniel Rafecas y la fiscalía de Carlos Rívolo y pide investigar lo ocurrido durante un viaje a la Argentina de Maradona en 2001 junto a Álvarez, quien por entonces era menor de edad.

Durante la rueda de prensa ofrecida ayer a la mañana, la mujer dijo que conoció al exfutbolista en un momento “difícil de su vida” y que por ese entonces, cuando el astro residía en Cuba, personas de su entorno se le acercaron y le dijeron “si quería ir a conocerlo”.

Luego de destacar que su hija adolescente fue quien la motivó a narrar lo vivido en aquellos años, Álvarez reconoció que tenía una relación de amor y odio con Maradona: “Me deslumbré, me conquistó con las flores y fuimos a pasear. Y después todo empezó a cambiar”.

“Dejé de ser una niña, toda la inocencia me la robaron. Es difícil. Dejás de vivir las cosas inocentes que le toca vivir a una niña de esa edad”, lamentó.

Al hablar sobre la denuncia presentada en los tribunales, respecto del viaje que realizó Álvarez con Maradona cuando tenía 17 años, la abogada Scotti precisó que incluye los delitos de “privación ilegítima de la libertad y trata, reducción a la servidumbre, lesiones graves por haber hecho que se haga una cirugía de aumento de mamas sin su consentimiento e iniciación a las drogas”.

Ella hace un relato en un canal de Miami, a partir de eso la Fundación por la Paz y el Cambio Climático formula una denuncia ante la Protex (el ala de la Procuración que investiga delitos de trata) y ahora está como querellante. A partir de ello estamos viendo cómo vamos a formular las imputaciones, ya que la causa es una investigación con una denuncia de la víctima”, detalló, por su parte, Marano, también abogado de la mujer.

Sobre ese viaje, Álvarez narró que cuando llegó al aeropuerto no recuerda “haber pasado un proceso de aduana” y aclaró que se hospedaron en el hotel Hilton.

“No salía mucho, fui al zoológico y a la cancha de Boca por el partido homenaje de él”, rememoró.

Y agregó: “Al cabo de los días me hacen un chequeo de sangre para hacerme una operación de senos, algo que yo no estaba al tanto, tenía miedo”.

Finalmente, afirmó que estar de visita nuevamente en la Argentina le “revuelve muchas cosas” y añadió: “Es duro estar en su país, ver que está en todos lados, que es un ídolo. Se siente feo lo que recuerdo de él como persona. Tuve pequeños momentos bonitos, pero cuando conocí la droga todo cambió”.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.