Mauro Viale, sobre Horacio Verbitsky y la vacunación vip: "No debió haber botoneado, es una canallada"

LA NACION
·2  min de lectura

Tras conocerse el escándalo de vacunación VIP que derivó en que el presidente Alberto Fernández le pidiera la renuncia al ministro de Salud, Ginés González García, el periodista y conductor Mauro Viale culpó a su colega Horacio Verbitsky y aseguró: "No debió haber botoneado; es una canallada que a los amigos no se les hace".

En el comienzo de su programa en la pantalla de América, Viale sostuvo que Verbitsky fue el responsable de "meter en un lío" al gobierno de Alberto Fernández luego de dar a conocer en declaraciones radiales cómo obtuvo una vacuna contra el coronavirus fuera de los esquemas establecidos.

"Si cometés la pillada de comprometer a un amigo tuyo que te está dando una mano -que está mal la mano que te da-, ¿vas a un programa de radio y lo contás?", se preguntó Viale, quien dijo: "Se puede haber equivocado el ministro [Ginés González García], es un tema de ellos. Ahora, nunca podría ser amigo de un tipo como [Horacio] Verbitsky, una amigo no hace esas cosas".

Viale contó que tiene una amistad de más de 40 años con González García, y dijo: "Hizo un macanón, tiene que pagarlo, hay que decírselo". "Ahora, ponerle que es imperdonable, mandarlo al frente, que después publiquen listas truchas... La verdad que me parece que es demasiado; lo echaron como un perro", añadió.

El caso vacunas vip

El viernes, en diálogo con radio El Destape, el periodista Horacio Verbitsky contó con detalles cómo le pidió al ministro de Salud Ginés González García que le consiguiera la vacuna contra el coronavirus. El dato terminó por revelar una ola de vacunaciones a personalidades y referentes de la política -principalmente afines al Gobierno- que accedieron a inoculaciones a pesar de no cumplir con los requisitos establecidos por autoridades.

Los vacunados de la política

El presidente Alberto Fernández resolvió pedir la renuncia de González García y otorgar la titularidad de la cartera sanitaria a nivel nacional a Carla Vizzotti, exsecretaria de Acceso a la Salud. "Alguien se equivocó, quizás de buena fe", consideró sobre lo sucedido en el ministerio de Salud el periodista Mauro Viale. "Le costó la cabeza a alguien que hizo cosas buenas", añadió.

Entre los nombres cercanos a González García que se inocularon sin respetar el esquema determinado figuraba también el del empresario hotelero y dueño del diario La Capital de Mar del Plata, Florencio Aldry Iglesias, junto al de dos miembros de su familia: Dolores Noya Aldrey y Lourdes Noya Aldrey. "Un millonario, dueño de un diario y de hoteles, un poderoso que reparte favores e invitaciones. Le otorgaron un privilegio desmedido, aunque las personas son de riesgo", consideró el Alberto Fernández.