Mauricio Macri: “No estoy de acuerdo con la decisión de Rodríguez Simón, pero lo entiendo”

·5  min de lectura
Santos y Macri grabaron el "mano a mano" en Córdoba para la presentación del libro.
Santos y Macri grabaron el "mano a mano" en Córdoba para la presentación del libro.

CÓRDOBA.- “Hay claramente una persecución hacia mi persona, hacia mi familia y hacia mis exfuncionarios. Particularmente en esta causa que inventó Cristóbal López, en la que acusa a exfuncionarios por intentar recuperar los impuestos de los argentinos que él se apropió ilegítimamente”, dijo Mauricio Macri en Córdoba, donde también se refirió a la decisión de Fabián “Pepín” Rodríguez Simón de pedir asilo como refugiado político en Uruguay. Aunque aclaró que su exasesor le había anticipado esa acción, manifestó: “Me sorprendió, no estoy de acuerdo, pero lo entiendo. Yo escucho a (Estela de) Carlotto que dice que tengo que ir preso, es algo que afecta. Aunque haya jueces que oscilan en el sistema institucional argentino, confío en el final del camino”.

Las expresiones fueron en una entrevista con La Voz del Interior, antes de la presentación de su libro. La llegada del expresidente, que aprovechará su estancia para activar la campaña local, coincidió con decisión de la jueza federal María Servini de declarar en rebeldía y pedir la captura internacional de Rodríguez Simón.

La excusa para su visita a Córdoba es presentar Primer Tiempo en un diálogo –mechado con videos de preguntas de “gente común”– con el exministro de Turismo Gustavo Santos, para muchos su elegido para encabezar la lista al Senado en la provincia. En ese espacio no habló de Rodríguez Simón pero sí afirmó que “ningún juez se sintió amenazado” en su gestión. “Jamás llamé a un periodista para cuestionarle lo que estaba diciendo. El rol de la libertad de expresión es algo fundamental”.

En ese espacio de conversación, que no tuvo ningún sobresalto para el expresidente, afirmó: “Vienen 20 años de crecimiento con Juntos por el Cambio en el Gobierno. La alternancia será sin populismo, habrá otro peronismo, no el kirchnerismo que hoy tiene secuestrado al peronismo”. Se mostró convencido de que en el 2023 su fuerza volverá a ganar.

Amado Boudou construye: el Gobierno le adjudicó un crédito hipotecario a 30 años a tasa cero

Cuando llegó a la Universidad Siglo 21 –allí, al aire libre fue el “mano a mano” con Santos– Macri saludó a estudiantes de Abogacía que estaban en clase. “Futuros abogados, procuradores de ingenieros”, dijo al ingresar al aula.

En el diálogo -que siguió el mismo esquema que el que realizó Macri con Pablo Avelluto- dedicó, como lo hace habitualmente, párrafos elogiosos a los cordobeses y a su rol en el país (es el distrito donde Juntos por el Cambio más diferencia de votos hizo históricamente).

Reconoció que se equivocó en la campaña por no haber dicho todo lo que debía -”había que contar que había que escalar una montaña”- y que, en parte por eso, un muchos votantes “decidieron tentarse con el asado gratis y hoy no hay asado, estamos en el consumo más bajo del último siglo. El populismo sin plata ha quedado en evidencia, nada funciona, todo se caotiza, hasta el velorio de nuestro gran ídolo Diego Maradona. No pueden organizar ni una campaña de vacunación sin privilegios”.

“Hay que retomar el rumbo anterior con un aprendizaje, con un liderazgo joven –continuó–. El 2023 no tendrá nada que ver con el 2015 cuando ganamos por 1,8 puntos porcentuales. La gente va a percibir con mucho dolor la profundización de la crisis, percibirá que el camino es el trabajo”.

Insistió en sus planteos que “el populismo destruye el valor de la palabra” y, ante la consulta de una mujer –grabada– reiteró que el actual Gobierno es “el último ciclo del populismo porque el 65% de los argentinos” lo rechaza. Convocó a “batallar” en las elecciones de setiembre.

En ese tramo del encuentro, Macri reiteró que el populismo “no aceptar hablar sobre hechos reales, termina en la nada, confunde”. Santos le respondió que le constaba que el expresidente, en su gestión, “hizo de la búsqueda de la verdad casi un dogma”.

Errores

Para Macri el mayor logro de su gestión fue “haber demostrado que los argentinos podemos mostrarnos otra cultura del poder”, respondió a Santos. “No agredíamos, no nos hacíamos los cancheros con el resto del mundo”, agregó, para aventurar que si conservaba la presidencia hubiesen llegado “todas las vacunas que necesitábamos”.

Cuando intentó repasar sus equivocaciones, señaló la “actitud defensiva”. Y agregó: “Perdí la capacidad de explicarle a la gente que valía la pena”. También dedicó una frase a la decisión del Gobierno de suspender la exportación de carnes por 30 días. “Cómo vas a suspender la exportación de carne, no entendimos nada. Va a aumentar el precio, vamos a perder trabajo, los dólares y la carne va a estar mucho más cara. Porque no pude encontrar las palabras que evitasen esta vuelta atrás”.

Coronavirus: la Ciudad de Buenos Aires evalúa un confinamiento “total” durante los fines de semana

Para mañana su agenda incluye una visita a los empresarios de 3D Construcciones, un grupo de jóvenes a quienes apoya desde que era candidato y con quienes construyó una casa con esa tecnología en la quinta de Olivos durante su presidencia. También le llevará personalmente y conversará con quien gane el sorteo de su libro.

Al mediodía almorzará con dirigentes y legisladores de Juntos por el Cambio para regresar a Buenos Aires a media tarde. Aprovechará el paso por Córdoba para dar entrevistas a medios de comunicación locales.

Hace apenas dos semanas Macri estuvo varios días en esta provincia, pero lo hizo con una agenda familiar; se alojó en la estancia Potrerillo de Larreta en Alta Gracia y compartió un asado con el PRO y se reunió con Luis Juez. No hubo definiciones sobre qué pasará con las listas; los dirigentes tampoco creen que las haya ahora.