Matthew McConaughey, el gran aliado de Jennifer Garner en un momento clave de su vida

Natalia Trzenko
·2  min de lectura

Matthew McConaughey está en plena campaña de promoción de su autobiografía Green Lights. y a pesar de las restricciones generadas por la emergencia sanitaria global el carismático actor hizo lo que pudo para dar a conocer el libro que contiene historias de su vida y sus reflexiones desde la adolescencia hasta hoy. Pero más allá de los esfuerzos de su equipo de relaciones públicas el ganador del Oscar cuenta con un mecanismo de promoción único: sus colegas.

Además del tour de presentación virtual en el que charló con el director Richard Linklater, realizador de su primera película Rebeldes y confundidos; Kate Hudson, su compañera de elenco en Cómo perder a un hombre en 10 días y Amor y tesoro y del encuentro que realizará mañana a través de las redes con Reese Witherspoon con la que trabajó en el film Mud, McConaughey fue el inesperado protagonista de una entrevista de Jennifer Garner con quién compartió elenco en Los fantasmas de mi ex y Dallas Buyers Club: el club de los desahuciados, el film por el que ganó el premio Oscar al mejor actor.

"Cuando me ofrecieron el papel en la película yo acababa de tener a mi hijo Samuel y mi agente me aconsejó que aceptara el trabajo porque me había tomado demasiado tiempo de licencia", contó Garner en una entrevista hace pocos días. Según la actriz el riguroso plan de filmación no le dejaba ni diez minutos para amamantar a su hijo.

"Estábamos rodando una escena nocturna y mis pechos estaban descontrolados. Se suponía que era una secuencia más bien liviana, pero yo empecé a llorar y a decir que tenía que renunciar, que necesitaba irme a casa para estar con mis hijos. "Ya no puedo hacer esto", repetía sin poder parar de llorar", recordó la actriz que señaló a su colega como su gran aliado en aquel momento.

"En medio de todo eso el dulce Matthew McConaughey me llevó a un costado y me preguntó qué me estaba pasando. Y desde ese momento cuando necesitaba tomarme unos minutos le hacía una señal y me daban el tiempo para ocuparme del tema. Él me dijo: "Podés hacer la dos cosas. Lo estás logrando". Así que si me preguntan cuánto amo a este tipo mi respuesta es: "Muchísimo".