Matrimonio igualitario en México: la conquista de un derecho que tomó más de 16 años

© Guillermo Arias / AFP

El matrimonio igualitario ya es legal en todo México. Esta semana, Guerrero y Tamaulipas se convirtieron en los dos últimos de los 32 estados del país en aprobarlo. La conquista plena de este derecho en la nación latinoamericana se da tras un largo camino que tomó más de 16 años. Así, el país se convirtió en el número 34 del mundo en legalizar las uniones entre personas del mismo sexo, pero algunos activistas reclaman que aún falta un largo camino para reivindicar los derechos de las personas de la comunidad LGBTIQ+.

Más de una década pasó para que México diera el Sí de forma integral al matrimonio igualitario.

En 2006, la capital del país reconoció a las parejas del mismo sexo bajo la figura de sociedades de convivencia y en 2009 dio el paso al frente como la primera urbe de América Latina en legalizar las uniones entre personas del mismo sexo.

Pero había quedado atrás como país en reconocerlo de forma plena. En el largo proceso y en medio de la autonomía legislativa de sus estados en esta materia, otras naciones de la región se adelantaron en el reconocimiento: Uruguay, Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Ecuador y Cuba.

Desde 2012 y de forma progresiva se sumaron otras regiones mexicanas, empezando por Quintana Roo. El gran espaldarazo legal llegó en 2015 cuando la Suprema Corte de Justicia de la Nación determinó que establecer el matrimonio como exclusivo entre un hombre y una mujer viola derechos humanos.

Finalmente, México puso la última pieza en la edificación de ese derecho el miércoles 26 de octubre, cuando el Congreso de Tamaulipas, en el norte del país, aprobó la medida con 23 votos a favor, 12 en contra y una abstención.

Con Reuters y medios locales


Leer más sobre FRANCE24

Leer tambien:
Pareja de activistas evangélicos protagoniza matrimonio igualitario en Cuba
Cuba aprueba en referendo el ‘Código de Familia’, que incorpora nuevos derechos inclusivos
Por primera vez, parejas del mismo sexo se dan el sí en Chile