Matan a tiros a dirigente izquierdista en sur de México

CIUDAD DE MÉXICO (AP) — Un alto funcionario estatal del Partido de la Revolución Democrática fue asesinado a tiros en el estado de Guerrero, en el sur de México, informaron el jueves las autoridades.

La Fiscalía General del Estado indicó que Demetrio Saldívar, quien era secretario general del PRD en Guerrero, fue asesinado la noche del miércoles en Chilpancingo, la capital estatal.

Debido al homicidio, el gobernador Héctor Astudillo interrumpió su visita a Estados Unidos en la que buscaba convencer a empresas de cruceros de que el principal centro turístico del estado —el puerto de Acapulco— es lo bastante seguro para que reanuden las escalas.

Según la fiscalía, testigos dijeron que dos hombres cerraron el paso al vehículo de Saldívar, le dispararon y huyeron. Medios locales reportaron que Saldívar había ocupado anteriormente un cargo en el gobierno estatal.

También el jueves, funcionarios de Chilpancingo reportaron el hallazgo de tres cuerpos desmembrados —de dos hombres y una mujer— en bolsas dejadas afuera de un restaurante en la capital del estado. Las autoridades no han dado a conocer sus identidades.

La violencia política asuela a Guerrero desde la década de 1990, aunque la que deriva de los grupos narcotraficantes se ha puesto peor en los últimos años.

Algunos cruceros dejaron de visitar la costa estatal en el Pacífico debido a continuos actos de violencia, como el asesinato de Saldívar.

La línea estadounidense de Cruceros Holland America anunció en marzo que había suspendido sus escalas en Acapulco y que buscaría otros destinos en el país "por cuestiones de seguridad".

Pocas líneas de cruceros continúan visitando Acapulco, pero la frecuencia con la que lo hacen ha disminuido considerablemente desde mediados de 2010.

El gobernador Astudillo viajó a Miami para tratar de convencer a las empresas de cruceros de que se establecieron perímetros de seguridad para los pasajeros en Acapulco y la vecina ciudad de Zihuatanejo.

Sin embargo, Astudillo dijo en un tuit que interrumpió su visita debido al asesinato de Saldívar.

"Estos lamentables acontecimientos obligan a que cancele la gira de trabajo programada y regrese lo antes posible al estado", afirmó el gobernador en Twitter.